Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

Causas del incremento de la enfermedad cardíaca en perros

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
problemas cardiacos en perros

Historia en Breve -

  • Aunque es probable que existan numerosos factores alimenticios involucrados en los casos de DCM investigados actualmente, probablemente la deficiencia de proteínas sea el principal factor contribuyente
  • La deficiencia de proteínas en los alimentos para mascotas puede ser causada por cantidades excesivas de carbohidratos o grasas, suplementos sintéticos, así como por los métodos de procesamiento y mala calidad de los ingredientes sin procesar
  • Las medidas para proteger a tu mascota de esta enfermedad relacionada con la alimentación incluyen añadir alimentos frescos con un bajo contenido de carbohidratos y grasas moderadas, rotar los alimentos y ofrecer alimentos ricos en taurina

Si eres dueño de un perro, es posible que sepas que la comunidad veterinaria ha observado un incremento repentino en las cifras de miocardiopatía dilatada relacionada con la alimentación (DCM, por sus siglas en inglés [un tipo de enfermedad cardíaca]) en perros, y al parecer existe un vínculo entre las croquetas sin granos, deficiencia de taurina y esta mini epidemia.

Si has seguido las noticias sobre este tema, ya sabrás lo confuso que puede llegar a ser, razón por la cual las personas no saben en quién confiar. En lo personal, recibo más de una docena de peticiones diariamente para publicar una actualización que pueda aclarar esta situación, lo cual espero hacer por medio de este artículo.

Compartiré mi opinión sobre lo que considero que podría causar el DCM en tantos perros, junto con algunas sugerencias y recomendaciones para prevenir la enfermedad. Sin embargo, como acostumbro hacer en el boletín de Mascotas Saludables de Mercola, nunca recomiendo marcas ni fórmulas específicas de alimentos procesados para mascotas. En cambio, mi objetivo es proporcionar información sobre cómo elegir los mejores alimentos para las necesidades particulares de las mascotas.

Qué aprendimos de la reciente actualización de la FDA sobre esta enfermedad canina relacionada con la alimentación

El año pasado, la FDA junto con cardiólogos y nutriólogos veterinarios, comenzó a investigar el problema, y hace algunas semanas la agencia publicó una actualización sobre dicha investigación, la cual incluía los siguientes puntos:

Entre el 1 de enero del 2014 y 30 de abril del 2019, se presentaron informes sobre 560 perros afectados y 119 muertes

El número de casos reportados (que también incluyó un pequeño número de gatos) aumentó de 3 a 320 entre el 2017 y 2018, mientras que se reportaron 197 casos adicionales para el 30 de abril del 2019

Las razas más frecuentemente reportadas fueron el golden retriever, razas mixtas y labrador retriever

La gran mayoría de estos perros afectados fueron alimentados con croquetas

El 91 % de los tipos de alimentación no contenía granos, mientras que el 93 % contenía chícharos o lentejas

Las proteínas más comunes fueron el pollo, cordero y pescado

También, es muy importante considerar que algunos han realizado una campaña en la comunidad veterinaria y en la industria de alimentos para mascotas para culpar a la alimentación "BEG" (boutique de alimentos exóticos y libres de granos). Algunas de estas personas insinúan o recomiendan que las personas utilicen una marca de alimentos para perros a base de granos que contenga una fuente de proteínas no exótica.

Sin embargo, el informe de la FDA exonera tanto los alimentos disponibles en las boutiques para mascotas (la "B" en BEG) como las fuentes de proteínas exóticas (la "E").

Muchos de los alimentos proporcionados a los perros que desarrollaron DCM fueron muy diferentes a los alimentos de estas marcas de "boutique", lo cual incluye fórmulas producidas por las empresas de alimentos más importantes de los Estados Unidos, tal como las siguientes: Mars Petcare/Royal Canin (propietaria de Nutro, California Natural y Evo), Nestle Purina Petcare (Merrick), Hill's Pet Nutrition, Smuckers (Rachael Ray y Natural Balance) y General Mills/Blue Buffalo.

Además, como señalé anteriormente, las proteínas más utilizadas en los tipos de alimentación fueron el pollo, cordero y pescado, ninguna de ellas se considera como exótica. Por desgracia, pese a la clara evidencia de la FDA que prueba lo contrario, los "expertos" continúan insistiendo que parte del problema son las fuentes exóticas de proteína.

Lo que resta después de desacreditar el mito de que las marcas boutique y que las proteínas exóticas son el problema, es lo que se refiere a libres de granos ("G" de BEG) y, de hecho, la gran mayoría de los alimentos proporcionados a estos perros eran croquetas sin granos.

Hace poco, me percaté de que algunas empresas alimenticias intentaban convencer a las personas de que realmente el problema del DCM no era tan importante. Estoy en completo desacuerdo, especialmente si tu perro consume croquetas. La verdad es que los veterinarios subestiman la mayoría de los problemas que deberían informarse de manera rutinaria, incluyendo las reacciones adversas producidas por las vacunas y pesticidas (preventivos de plagas), así como los casos de DCM.

Por esta razón considero que los estimados de la FDA solo son una pequeña representación del número real de casos que ocurren en todo el país. Ingresar rápidamente a los grupos de apoyo para el DCM en línea resalta diariamente docenas de nuevos testimonios realmente desgarradores, muchos probablemente no han sido reportados a la FDA.

Deficiencia de proteínas y miocardiopatía dilatada

El DCM es multifactorial, lo que significa que tiene múltiples causas. La genética y alimentación son realmente importantes, mientras que el factor nutricional también es multifactorial. Por ejemplo, las lectinas y otros antinutrientes de las croquetas sin granos pueden ser otros factores. Además, los niveles tóxicos de metales (hierro, cobre y cobalto) se han relacionado con el DCM en seres humanos.

Sin embargo, el problema es la deficiencia de proteínas, que al sumarse con niveles elevados de ciertos minerales provoca el DCM en los seres humanos, el cual es reversible al añadir proteínas en la alimentación.

El estudio del 2016 que cité anteriormente menciona lo siguiente:

"la hipótesis es congruente con las observaciones en animales, las cuales no mostraron cardiomiopatía únicamente con la exposición al cobalto, sino una cardiomiopatía severa cuando la exposición al cobalto fue precedida por una deficiencia proteica".

Para las mascotas, la AAFCO establece los requisitos mínimos de minerales sin incluir los máximos, y algunas empresas pueden suministrar nutrientes sintéticos de manera excesiva a través de las mezclas utilizadas en diferentes formulaciones. Esta es una razón por la que se recomienda la rotación de proteínas y marcas con frecuencia.

Por qué los alimentos para mascotas presentan deficiencias de proteínas

Todos los alimentos para mascotas contienen tres fuentes de calorías y nutrientes: Grasas, proteínas y carbohidratos, que se producen en diferentes cantidades según la fórmula. La cantidad de cada uno de estos compuestos crea la diferencia entre la salud y enfermedad, y también define qué tan apropiado es el alimento para la especie.

1. Exceso de carbohidratos — En la gran mayoría de las croquetas disponibles en el mercado, las cantidades excesivas de carbohidratos compensan la proteína animal, lo que crea deficiencias de aminoácidos. La comida enlatada generalmente contiene menores cantidades de carbohidratos que las croquetas, por lo que más del 90 % de los informes del DCM han involucrado a estos dos productos.

Además, si una persona proporciona una menor cantidad de alimento de la que se necesita (como los perros que necesitan perder peso), esto reduce aún más el consumo crítico de aminoácidos provenientes de las proteínas a base de carne. En mi opinión, la alimentación vegana, alta en carbohidratos (como la mayoría de las croquetas libres de grano), alta en fibra (fórmulas para perder peso) y baja en proteína (fórmulas "superiores") también pueden causar una predisposición al DCM alimenticio con el tiempo.

Este tipo de alimentación carece de suficientes cantidades de proteína a base de carne, acompañadas de un exceso de minerales, así como problemas digestivos y de absorción creados por trastornos alimenticios durante su procesamiento.

2. Exceso de grasas — En el caso de la alimentación sin procesar, si se encuentra mal formulada, el exceso de grasas puede neutralizar las proteínas animales. Los alimentos sin procesar a base de cordero (son ricos en grasas) han estado involucrados en algunos casos de DCM. Al formular alimentos caseros para mis clientes, es extremadamente complicado cumplir con los requisitos mínimos de aminoácidos con cualquier tipo de carne que tenga un 80 % menos de grasa (lo que significa que contiene un 20 % de grasa).

La carne magra es costosa, por lo que algunos productores de alimentos frescos utilizan carnes grasas y añaden grasa animal adicional a las fórmulas, lo que crea alimentos a base de carne fresca con deficiencias extremas de aminoácidos debido a que toda esa grasa neutraliza la proteína de la carne. Esta es otra razón por la cual a los perros no se les debe dar una alimentación cetogénica de alta proporción de manera indefinida, ya que, si se les proporciona a largo plazo, se vuelven deficientes en aminoácidos y pueden desarrollar enfermedades relacionadas con la deficiencia de proteínas.

Los tipos de alimentación desbalanceados a base de presas también han causado DCM en los gatos. Recuerde, los animales domésticos (en este caso, las presas) no contienen los mismos macronutrientes que sus contrapartes silvestres.

La carne de un pato domesticado provee el doble de grasa que la carne de un pato silvestre. Si los fabricantes de alimentos no cumplen con su deber, es fácil percatarse la forma como estas diferencias pueden causar problemas médicos a largo plazo.

Los alimentos caseros mal formulados también pueden causar DCM. Mi amigo y maestro formulador de alimentos para mascotas, Steve Brown, le ha comentado a la comunidad de alimentos frescos durante años que las recetas caseras que no establecen la falta de grasa en la carne no deben utilizarse como alimento, salvo que se roten con carnes súper magras. Por ejemplo, esto se debe a que el 60 % de la carne molida magra no es igual al 90 % de la carne molida magra, en términos de aminoácidos proporcionados.

A menudo, la carne de cordero es más alta en grasas y contiene menor cantidad de metionina, en comparación con otros tipos de carne; es fácil observar como las deficiencias de aminoácidos pueden ocurrir a lo largo del tiempo si las fuentes proteicas no se rotan y los alimentos sin procesar no son formulados con una cantidad abundante de proteína magra.

Como le recuerdo constantemente a las personas, una alimentación cargada de alimentos frescos o sin procesar puede ser el mejor o peor alimento que puede proporcionarle a su mascota, en función de qué tan nutricionalmente completa sea. Una alimentación baja en grasas y bien formulada es la mejor manera de evitar esta enfermedad en las mascotas, ya que proporciona nutrientes biodisponibles en su estado sin procesar, la cual es la forma más natural de consumo animal. La clave es no tratar de adivinar cuales son los requisitos de los macro y micronutrientes; las investigaciones demuestran que rara vez ocurre un "equilibrio con el tiempo".

3. Métodos de procesamiento — El uso de métodos de procesamiento extremos para producir alimentos comerciales para mascotas también puede agotar los niveles de colina y aminoácidos más importantes. Los ingredientes disponibles en las croquetas promedio han sido procesados a altas temperaturas casi cuatro veces. Cada vez que los alimentos son expuestos al calor, se agotan sus niveles de aminoácidos.

Además, la congelación puede degradar los aminoácidos con el tiempo, y la manera en la que se prepara la carne casera también influye en la cantidad de taurina residual en los alimentos.

La extrusión de alimentos para mascotas evita su digestión y asimilación adecuadas, así como la capacidad del microbioma para procesar ciertos nutrientes. En teoría, los niveles de colina, cisteína, lisina y metionina antes del procesamiento no es realmente una medida objetiva de la cantidad nutricional o de aminoácidos viables que permanecen después del procesamiento.

Esta es una de las muchas razones por las que recomiendo proporcionar alimentos mínimamente procesados; la digestión, absorción y capacidad corporal para extraer los nutrientes puede mejorar con las fuentes de alimentos enteros, que con fuentes sintéticas.

4. Ingredientes sin procesar de mala calidad y complementos sintéticos — Las políticas de cumplimiento de la FDA permiten a las empresas de alimentos para mascotas infringir la ley federal al utilizar animales en descomposición y enfermos (animales que han muerto por medios distintos al sacrificio) como ingredientes en los alimentos para mascotas que no declaran su estatus de materia apta para consumo humano.

La calidad de la proteína utilizada en muchos de los alimentos procesados disponibles en el mercado (incluyendo algunas empresas de alimentos sin procesar) es terrible, y no se requieren estudios sobre su digestión o absorción. Estos estudios deberían ser de carácter obligatorio para los ensayos de alimentación de la AAFCO, pero ocurre lo contrario. En mi opinión, dichos ensayos son ridículos, y los veterinarios mal informados comentan que deben utilizarse como una guía para alimentar a las mascotas y evitar el DCM.

Algunas empresas añaden aminoácidos sintéticos en sus fórmulas después del procesamiento, y tales empresas se encuentran relacionadas con una menor cantidad de casos reportados de DCM. Los nutrientes sintéticos (principalmente importados de China) son mejores que nada, pero pueden causar su propia lista de consecuencias.

En mi opinión, el enfoque de la gran industria de alimentos para mascotas sobre los complementos sintéticos es como consumir un multivitamínico después de comer en McDonald’s. La lógica nos recomienda que obtener nutrientes de alimentos reales (en lugar de polvos creados en laboratorio) es más seguro a largo plazo, por lo que se recomienda añadir alimentos frescos, magros y a base de carne real para mascotas.

Ya que resulta que las fórmulas libres de materia sintética han estado involucradas en más casos de DCM, es posible que los fabricantes de dichas fórmulas, al tratar de actuar correctamente sin utilizar complementos sintéticos (utilizando grandes cantidades de carbohidratos), hayan creado profundas deficiencias de aminoácidos.

En pocas palabras, la respuesta al problema del DCM no es añadir nuevamente granos a las fórmulas sin granos, ni tampoco añadir aminoácidos sintéticos en alimentos básicamente veganos. La respuesta es proporcionar carne real y apropiada biológicamente, como base de cualquier fórmula o receta con cantidades adecuadas de nutrientes.

Recomendaciones adicionales para prevenir el DCM relacionado con la alimentación

La siguiente lista se encuentra diseñada para ayudarte a elegir las mejores opciones alimenticias para tu mascota.

1. Calcular los macronutrientes de los alimentos — Los carbohidratos no deben exceder el 20 % en cualquier alimento para mascota, para evitar las deficiencias de aminoácidos a base de carne que se desarrollan con el tiempo. La alimentación ancestral canina proporciona alrededor del 50 % de calorías de grasa y 50 % de calorías de proteína (carne magra, fresca y apta para consumo humano).

2. Rotar alimentos, marcas y proteínas — Rotar los sabores de una sola marca de alimentos significa que, si existen niveles excesivos de cobalto o hierro, tu mascota aún se encuentra en riesgo. Todos los tipos de carne cuentan con un perfil de aminoácidos diferente, por lo que proporcionar una variedad de proteínas provee diversidad nutricional.

En caso de preparar alimentos caseros, lo recomendable es seguir una receta que cumpla con los requisitos mínimos de nutrientes y utilice únicamente el 85 % de carnes magras. El hecho de suponer mete a las personas en muchos problemas, mientras que aplicar la rotación a lo largo del tiempo no funciona en términos estadísticos. Proporciónale alimentos congelados en los primeros tres meses de su preparación o fabricación.

Si tu perro necesita consumir una proteína exótica debido a reacciones adversas a otras proteínas, es importante que su alimentación contenga suficientes cantidades de proteína de carne magra para obtener todos los aminoácidos esenciales de manera abundante.

Parte de las razones por las que las proteínas exóticas estuvieron involucradas en casos de DCM, fue por los pocos volúmenes de carne real añadida en la alimentación de proteínas exóticas, debido al costo. Si los formuladores confían en una gran cantidad de leguminosas u otras proteínas vegetales para proporcionar los aminoácidos faltantes en alimentos deficientes en proteínas cárnicas, entonces en teoría dichos tipos de alimentación "exótica" pueden parecer nutricionalmente adecuados, pero deficientes en la vida real. Eso no significa que la fuente de carne sea deficiente, sino que los formuladores han escatimado en la cantidad cárnica necesaria para mantener una buena salud.

En la actualidad, no se conocen los niveles de nutrientes que permanecen en el fondo de una bolsa abierta, o el nivel de ranciedad que pueden tener las grasas.

3. Añadir alimentos ricos en aminoácidos a una alimentación equilibrada y diversificada — La clave para evitar esta enfermedad inducida por la deficiencia es proporcionar una variedad de alimentos frescos bien formulados y disponibles comercialmente o preparar alimentos con niveles adecuados de nutrientes.

Los mariscos son especialmente ricos en taurina y otros aminoácidos, al igual que el corazón de los animales. Una manera fácil de suministrar aminoácidos adicionales a los alimentos de tu mascota es simplemente al proveer una lata de sardinas (envasadas en agua) a la semana, por cada 30 libras de peso. (Entonces, si tienes un perro que pesa 60 libras, es necesario utilizar dos latas a la semana, y así sucesivamente).

Cambia los premios a base de carbohidratos y "galletas" por corazones liofilizados o deshidratados, así como otro tipo de vísceras.

4. Acudir con el veterinario para verificar los niveles de taurina en las razas predispuestas — Si no conoces la raza de tu mascota, lo recomendable es realizar una prueba de ADN, para determinar si tu perro puede tener una predisposición genética desconocida.

5. Incluir suplementos para abordar los bajos niveles de taurina — Si tu perro presenta niveles bajos de taurina en la sangre, el primer paso es cambiar su alimentación. Como mencioné antes, no es recomendable suplementar una alimentación nutricionalmente inadecuada. Recomiendo rotar una variedad de alimentos cárnicos de mejor calidad y suplementarlos con alimentos ricos en taurina, como los siguientes:

Taurina — Consulta con tu veterinario si es adecuado comenzar la suplementación con 500 mg por cada 25 libras de peso corporal dos veces al día.

Ubiquinol — La forma reducida de la CoQ10 es muy útil para apoyar a los animales en riesgo, sin provocar efectos secundarios. Consulta con tu veterinario para comenzar con 1 mg por libra de peso corporal de 1 a 2 veces al día.

L-carnitina — Consulta con el veterinario si es adecuado comenzar la suplementación con 500 mg por cada 25 libras de peso corporal dos veces al día.

6. Programar un examen de bienestar anual que incluya un CardioPet, la prueba cardiaca proBNP para razas predispuestas — Después de los 6 años de edad, lo recomendable es realizar un examen físico completo cada 6 meses.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario