Lo que debes saber antes de usar cualquier producto contra pulgas y garrapatas

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
pulgas y garrapatas en perros

Historia en Breve -

  • Las pulgas y las garrapatas son diferentes tipos de insectos, por lo que es importante hacer esa distinción al considerar la mejor manera de proteger a tu perro
  • La principal diferencia entre los dos es que, en la mayoría de los casos, las pulgas son una molestia, mientras que las garrapatas son portadoras de varias enfermedades graves
  • Antes de usar un preventivo químico para proteger a tu perro de las pulgas y garrapatas, considera alternativas que sean efectivas y no tóxicas
  • Si sientes la necesidad de usar un preventivo químico, toma precauciones para proteger a tu mascota de las reacciones adversas y la toxicidad
  • El riesgo de exposición a pulgas y garrapatas disminuye drásticamente durante el invierno en muchas partes del mundo, por lo que suspender los pesticidas químicos cuando sea posible y ofrecer desintoxicación periódica es una buena idea

Cuando se trata de protección contra pulgas y garrapatas, muchos veterinarios recomiendan los productos químicos preventivos como solución (algunos incluso los recomiendan a las mascotas durante todo el año), pero no estoy de acuerdo con el uso instintivo de productos químicos como un medio para controlar la naturaleza, especialmente en los meses fríos de invierno en muchas partes del mundo.

Al decidir cómo proteger mejor a tu perro de las pulgas y las garrapatas, debes tener en cuenta cuándo comienza la temporada de insectos y el riesgo individual de tu mascota (por ejemplo, si da largos paseos por el bosque o hace mucho senderismo), así como el nivel de riesgo de enfermedad en su área.

Información básica sobre las pulgas

Las pulgas y las garrapatas son tipos muy diferentes de insectos. Las pulgas están relacionadas con hormigas y escarabajos, se alimentan de sangre y sus picaduras pueden provocar irritación y alergias en la piel.

La dermatitis por alergia a las pulgas (FAD), que en realidad es sensibilidad (alergia) a la saliva de las pulgas, es una afección muy común en los perros. No es la picadura de la pulga lo que causa la picazón en los perros con FAD, sino la saliva. La saliva causa una irritación fuera de proporción con el número real de pulgas en el cachorro.

Muchos padres de perros creen que, si su mascota no está infestada de pulgas, la picazón no es por las pulgas. Pero si tu perro tiene FAD, la saliva de solo una o dos pulgas puede provocarle picazón e incomodidad durante muchas semanas, incluso después de que las pulgas hayan desaparecido.

Las pulgas también pueden transmitir tenias y pueden causar anemia severa, especialmente en animales jóvenes. Sin embargo, las pulgas son una molestia, y si vives en un área donde prosperan, mantenerlas bajo control puede parecer una batalla constante.

Las pulgas florecen en temperaturas entre 65°F y 80°F con humedad en el rango de 75 % a 85 %. En algunos lugares, la temporada de pulgas es durante todo el año, pero en otros los tipos de pulgas que molestan a las mascotas y personas no se consideran un gran problema.

Es importante tener en cuenta que las pulgas no se sienten atraídas por las mascotas sanas. Se sienten atraídas por los animales más débiles que pueden encontrar, primero, por lo que una de las mejores defensas contra las infestaciones de pulgas es alimentar a tu perro con una dieta nutricionalmente equilibrada y apropiada para las especies que ayude a mantener su sistema inmunológico funcionando de manera óptima.

Además de la dieta, es importante eliminar los factores ambientales que pueden afectar negativamente el sistema inmunológico de tu perro, que incluyen:

  • Mala calidad del agua: asegúrate de proporcionar agua potable libre de flúor y cloro
  • Demasiadas vacunas: insiste en que tu veterinario realice pruebas de titulación en lugar de administrar vacunas innecesarias
  • Carga química tóxica para el hogar: elimina camas para perros tratadas con PBDE (retardantes de llama) y limpiadores tóxicos para el hogar
  • Productos químicos para el jardín: elimina los pesticidas, herbicidas y fertilizantes en tu hogar
  • EMF: proporciona a tu perro una zona segura sin niveles tóxicos de campos electromagnéticos de los dispositivos eléctricos en el hogar

Enfermedad transmitida por garrapatas

Las garrapatas son un tipo de arácnido relacionado con ácaros, arañas y escorpiones. Son resistentes y cada vez más resistentes a los pesticidas, además se encuentran en todo Estados Unidos. Debido a que las garrapatas se alimentan de muchos animales diferentes (humanos, perros, gatos, ardillas, ratones, zarigüeyas, ciervos y más), y se alimentan durante largos períodos de tiempo, son muy buenas para adquirir y transmitir enfermedades, algunas pueden ser mortales.

Las enfermedades transmitidas por garrapatas incluyen:

Enfermedad de Lyme

Citauxzoonosis

Fiebre Maculosa de las Montañas Rocosas

Ehrlichiosis

Anaplasmosis

Hepatozoonosis

Babesiosis

Tularemia

Desafortunadamente, una sola picadura de garrapata puede exponer a tu mascota a múltiples enfermedades, pero la exposición no es lo mismo que la infección. En muchos casos, tu mascota podrá combatir las enfermedades transmitidas por garrapatas sin necesidad de tratamiento. La mayoría de los sistemas inmunológicos de los perros hacen exactamente lo que se supone que deben hacer cuando una bacteria extraña ingresa a sus cuerpos: crean una respuesta inmune efectiva.

La única forma de saber si un perro ha eliminado la bacteria (estuvo expuesto, pero no infectado) o si actualmente está infectado, es mediante un segundo examen llamado QC6 (C6 cuantitativo) que diferencia la exposición de la infección. Lamentablemente, cada año se tratan innecesariamente un gran número de perros con una extensa terapia con antibióticos porque sus veterinarios entran en pánico después de ver una exposición positiva. ¡No dejes que tu veterinario haga esto!

Hasta el 90 % de los perros pueden haber estado expuestos a patógenos transmitidos por garrapatas, pero la mayoría puede combatir las infecciones por su cuenta. En aquellos que no lo hacen, identificar rápidamente el problema y crear un plan de tratamiento apropiado es crucial. Recomiendo a mis clientes que viven en áreas endémicas de garrapatas o que tienen perros que reciben múltiples picaduras de garrapatas cada año que les hagan pruebas a sus mascotas cada seis meses.

¿Cómo puedes proteger a tu mascota contra una infección transmitida por garrapatas? Pídele a tu veterinario que reemplace la prueba estándar del parásito del corazón con una prueba de sangre anual más completa que identifique varios patógenos potenciales transmitidos por garrapatas mucho antes de que los perros muestren síntomas.

En mi opinión el SNAP 4Dx Plus (de Idexx Labs) y las pruebas Accuplex4 (Antech Diagnostics) que detectan el parásito del corazón, la enfermedad de Lyme y dos cepas, cada una de ehrlichia y anaplasma, deben ser pruebas de detección para perros en áreas endémicas de garrapatas. Completar uno de estos análisis de sangre simples cada 6 a 12 meses es la mejor manera de:

  • Evitar la aplicación innecesaria de productos químicos preventivos
  • Identificar infecciones antes de que ocurra una enfermedad crónica
  • Capturar casos de perros infectados como resultado de la resistencia a los pesticidas (un problema creciente)

También recomiendo que las mascotas que viven en áreas infestadas de garrapatas que den positivo en el SNAP 4Dx Plus o el Accuplex4 también se examinen para detectar exposición a babesia. La mejor manera de detectar la exposición a este parásito es con una prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) que verifica la presencia de ADN de babesia.

Antes de optar por un preventivo químico contra insectos

No aconsejo a los padres de mascotas que apliquen automáticamente agentes químicos potencialmente tóxicos a sus perros o alrededor de su hogar para repeler o matar los insectos. El uso de productos tópicos puede causar irritación de la piel, parálisis, convulsiones e incluso la muerte si se usa de forma incorrecta. Existen alternativas naturales efectivas que son mucho más seguras.

Además, las garrapatas son cada vez más resistentes a los pesticidas químicos, lo que significa que tu perro aún puede estar expuesto a enfermedades transmitidas por garrapatas. Veo a muchos pacientes caninos que han recibido dosis mensuales de pesticidas durante años, pero que dan positivo por enfermedades transmitidas por garrapatas, incluidos muchos perros con enfermedad de Lyme que han sido vacunados contra ella.

Suspende los pesticidas durante el invierno, si vives donde hay temperaturas de congelación.

Sin embargo, si eliges usar estos productos químicos, sigue estas precauciones:

Asegúrate de seguir las instrucciones de dosificación en la etiqueta, y si tu mascota está en el extremo inferior de un rango de dosis, usa la dosis más baja. Ten mucho cuidado con los perros pequeños y bajo ninguna circunstancia apliques productos para perros a tu gato.

Vigila a tu mascota para detectar reacciones adversas después de aplicar un producto químico, especialmente cuando usa uno por primera vez.

No dependas exclusivamente de tratamientos químicos. Combina constantemente los preventivos naturales con productos químicos, que incluyen tierra de diatomeas, productos de aceites esenciales aptos para mascotas y collares disuasivos naturales. A muchos padres de mascotas les han funcionado cuando los cambian constantemente. En muchas partes del país, las personas descubrieron que pueden controlar con éxito las garrapatas con dos dosis al año: una en la primavera y otra a finales del verano.

Dado que el hígado de tu mascota tendrá la tarea de procesar los productos químicos que llegan al torrente sanguíneo, puede ser muy beneficioso darle un suplemento para ayudarlo a desintoxicar su hígado. Recomiendo el cardo mariano, que es un agente de desintoxicación y también ayuda a regenerar las células del hígado. Otro producto que recomiendo es la Chlorella, un alimento súper verde que es un desintoxicante muy potente.

Trabaja con tu veterinario integrador para determinar cuánto le darás a tu mascota dependiendo de su edad, peso y los medicamentos que está tomando. Recomiendo una dosis diaria durante siete días después de cualquier preventivo químico contra pulgas, garrapatas o gusanos.

Alternativas seguras y atóxicas a los productos químicos

Existen alternativas seguras y atóxicas para el control de pulgas y garrapatas en perros, que no tienen efectos secundarios, a diferencia de prácticamente todas las formas de pesticidas químicos. Las alternativas que recomiendo incluyen:

Un disuasivo seguro y natural contra insectos (ver la receta a continuación)

Aceite de cedro (fabricado específicamente para la salud de las mascotas)

Tierra de diatomeas natural de grado alimenticio, tópica

Ajo fresco (¼ cucharadita de ajo recién picado por cada 15 libras de peso corporal)

Alimentar con una dieta nutricionalmente óptima, apropiada para cada especie y alimentos frescos

Baña y cepilla a tu mascota con regularidad y revisa todo el cuerpo para verificar la actividad del parásito (si pasa mucho tiempo al aire libre, es importante que revises a tu mascota en busca de garrapatas todas las noches durante la temporada de garrapatas)

Usa un peine para pulgas y garrapatas para exfoliar naturalmente la piel de tu mascota mientras eliminas o expones los insectos (absolutamente nada reemplaza el control físico de las garrapatas)

Asegúrate de que tu casa no atraiga a estos insectos

Disuasivo casero contra insectos

Puedes hacer un disuasivo casero y natural contra insectos. Te ayudará a evitar un buen porcentaje de los insectos, aunque no todos. La receta: mezcla 8 onzas de agua pura con 4 onzas de vinagre de sidra de manzana orgánico sin filtrar y 10 gotas de aceite de neem.

El aceite de neem no es un aceite esencial. Es aceite prensado y es efectivo porque ahuyenta a las pulgas y garrapatas. También es ideal para mascotas que son muy sensibles a los olores. El aceite de hierba gatera también se puede usar como un disuasivo de insectos, ya que ha demostrado ser tan efectivo como la dietiltoluamida (DEET), el aerosol para mosquitos y garrapatas que usan los humanos y que además tiene una serie de efectos secundarios tóxicos.

Si deseas agregar un extra a la receta, agrega 5 gotas de aceite de limón, hierba de limón, eucalipto o geranio. Uso bastante el aceite de geranio porque me parece muy efectivo. De hecho, lo uso en mis productos naturales contra pulgas y garrapatas del Dr. Mercola. Si tienes un perro que entra en contacto con las garrapatas, agrega uno de los aceites esenciales que mencioné, ya que puede ser muy beneficioso.

Puedes colocar tu disuasivo de plagas casero en el refrigerador, que es lo que yo hago. Antes de que tu perro salga, rocíalo con cuidado, evitando los ojos. Los ingredientes activos, especialmente los aceites en la receta, se disipan en aproximadamente cuatro horas, por lo que es posible que tengas que volver a aplicarlo varias veces durante el día.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario