¿Es buena idea darle a tu mascota las sobras de comida? La respuesta podría sorprenderte

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
sobras de comida

Historia en Breve -

  • A pesar de todas las advertencias sobre alimentar a tu mascota con sobras de comida, si es buena idea o no hacerlo de forma ocasional, depende de diferentes factores
  • Si tus sobras de comida son seguras y apropiadas según la especie de tu mascota, las sobras pueden ser uno de los alimentos más saludables que puedes poner en el tazón de comida de tu perro o gato, ya que es posible que sea el alimento de grado humano y de mejor calidad que van a comer jamás
  • De hecho, si lo comparamos con el alimento para mascotas procesado de grado animal, disponible en el mercado, el alimento de grado humano, fresco y nutricionalmente apropiado para la especie de tu mascota es el alimento de la mejor calidad para tu compañero animal

¿Alguna vez has notado que los veterinarios convencionales y muchos otros presuntos expertos en nutrición de mascotas no recomiendan que le des a tu mascota las "sobras de comida"? La mayoría también generalizan esta recomendación para cualquier tipo de alimento de grado humano. En cambio, quieren que solo le des a tu perro o gato alimentos procesados para mascotas, provenientes de una bolsa o lata dos veces al día, todos los días, durante toda su vida.

Sin embargo, como lectores regulares de este sitio bien saben que, en mi experiencia, el alimento fresco apropiado para la especie, nutricionalmente equilibrado, apto para humanos (es decir, alimentos reales, de grado humano), y no el alimento procesado para mascotas, es la mejor forma de nutrir a tu perro o gato para promover una salud óptima y una vida larga.

Pero volviendo al tema principal por un minuto, según Free Dictionary, sobras de comida se define como "una pieza que no se consume durante una comida". Me parece que si la comida que comes es segura y apropiada según la especie de tu mascota y si tu perro o gato no tiene sobrepeso y cuentas esas calorías como parte de su consumo diario de calorías óptimo, entonces darle las "sobras de comida" de vez en cuando no representa un problema.

De hecho, puede ser la comida más saludable que jamás haya consumido. Soy gran defensora de compartir todas las sobras frescas (una vez más, siempre que sean seguras y apropiadas para la especie de tu mascota) con tu perro o gato, ¡ya que eso mejorará su salud!

¿Compartir o no compartir?

Si compartes o no tu comida con tu mascota en realidad depende del tipo y los ingredientes de la comida. Obviamente, no es buena idea compartir con tu mascota alimentos fritos, grasos, azucarados, altamente condimentados y procesados.

Los ejemplos de alimentos de grado humano que debes evitar darle a tu mascota incluyen aderezo, pan, panecillos y otros granos almidonados, alimentos procesados o azucarados; platillos que contienen pasas, uvas, cebollas, puerros o cebollín, así como cualquier tipo de postre.

Es importante considerar que, en lugar de darle a tu mascota las sobras de comida, una mejor idea es reemplazar hasta el 15 % de su consumo de croquetas con alimento fresco de grado humano en su tazón. Darle comida de la mesa o en la cocina mientras la preparas o limpias, puede provocar que tu mascota se convierta en un mendigo incurable.

Alimento de grado humano y grado animal: polos opuestos del espectro de calidad

Debes suponer que el alimento procesado para mascotas está compuesto de materia prima de grado animal, a menos que su sitio web o la bolsa afirme que "contiene ingredientes de grado humano". La mayoría de los alimentos para mascotas están hechos de materia prima que no es apta para el consumo humano.

Las diferencias entre el alimento de "grado animal" (lo que hay en el tazón de tu mascota) y el alimento de "grado humano" son la calidad de las materias primas, la inspección y lo que se permite usar.

La FDA ha permitido "políticas de cumplimiento" (esencialmente un pase para violar la ley) para que las compañías de alimentos para mascotas utilicen materias primas contaminadas, incluidos ingredientes contaminados por pesticidas, productos químicos industriales, suciedad, microbios y residuos de medicamentos no permitidos.

Aquí hay una captura de pantalla del sitio web de la FDA sobre el uso de animales enfermos permitidos en los alimentos para mascotas (cortesía de TruthAboutPetFood.com):

animales enfermos en comida para mascotas
"Los alimentos para mascotas que utilizan materia prima proveniente de animales enfermos o animales que han muerto de otro modo que no sea por matanza, se considerarán aptos para el consumo animal"

Asqueroso. A medida que más y más dueños de mascotas se están dando cuenta de que la mayoría de las marcas de alimento para mascotas (excepto por Intelligent Design Veterinary Meal de Darwin) que se vende en hospitales veterinarios, la mayoría de los minoristas de alimentos para mascotas en línea y las grandes tiendas de mascotas, comienzan a entender por qué soy gran defensora de la comida balanceada y casera para mascotas o compro marcas de grado humano (menos del 1 % del alimento para mascotas disponible en el mercado hoy en día).

¡Mientras más sobras de comida saludable compartas con tu mascota, mejor! Por supuesto, si optas por reemplazar toda la comida del tazón de tu perro o gato por un alimento real de grado humano, recuerda que debe ser nutricionalmente balanceado y apropiado según la especie de tu mascota. Si decides reemplazar solo una porción del alimento procesado para mascotas con las sobras de comida, entonces debes eliminar las calorías añadidas al intercambiarlas (no agregarlas), para que tu mascota no suba de peso.

Puedes reemplazar de forma segura hasta un 15 % de alimentos biológicamente apropiados y saludables de grado humano (carnes y verduras frescas) sin alterar el equilibrio nutricional del tazón de tu mascota. Si optas por reemplazar una mayor cantidad de alimento, busca una receta nutricionalmente equilibrada para asegurarte de proporcionarle a tu mascota todos los micronutrientes necesarios para mantener una salud óptima.

Más alimentos y botanas para compartir con tu perro o gato de forma segura

La mayoría de los siguientes alimentos serán más populares entre los perros que los gatos, pero son seguros para ambos; asegúrate de servirlos sin azúcar, sal o especias, mantequilla u otros aditivos, con moderación y en pequeñas porciones. Los alimentos orgánicos reducen la exposición a contaminantes y residuos.

1. Manzanas: Las manzanas contienen poderosos antioxidantes y vitamina C. Puedes darle a tu mascota rebanadas de manzana, pero jamás le des la parte del corazón o las semillas.

2. Espárragos: Los espárragos son una excelente fuente de vitamina K, A, B1, B2, C y E, así como ácido fólico, hierro, cobre, fibra, manganeso y potasio.

3. Mora azul: Frescas o congeladas, las moras azules están cargadas de fitoquímicos, y su tono azul profundo es el resultado de las antocianidinas, que son poderosos antioxidantes. Las moras azules también son una buena fuente de fibra saludable, manganeso y vitaminas C y E. Si vas a darle mora azul a tu mascota, debes hacerlo poco a poco, ya que darle demasiadas de golpe puede causar malestar estomacal.

Las moras azules están disponibles todo el año y son excelentes premios para el entrenamiento. Una buena regla general es de 2 a 4 moras azules al día en forma de premio por cada 10 libras de peso corporal de tu perro. Reemplazar alguno de los premios procesados que le das a tu mascota cada día con moras azules frescas o congeladas es una excelente manera de aumentar el contenido de antioxidantes en la alimentación de tu mascota.

4. Brócoli: El brócoli refuerza los procesos de desintoxicación en el cuerpo de tu mascota; contiene fibra saludable para ayudar a la digestión; es rico en nutrientes beneficiosos como potasio, calcio, proteínas y vitamina C, tiene propiedades antiinflamatorias; mejora la salud ocular; ayuda a reparar el daño de la piel y refuerza la salud del corazón.

Aunque siempre recomiendo comprar los productos orgánicos locales, en el caso del brócoli cultivado convencionalmente es uno de los alimentos más limpios (libres de pesticidas) que puedes comprar, ¡así que a comer! Tal vez tu mascota prefiera el brócoli al vapor, aunque muchos perros se comen las flores frescas sin ningún problema. Los tallos picados de brócoli también son excelentes para usarlos como premios y además promueven la desintoxicación

5. Zanahorias: Las zanahorias son bajas en calorías y ricas en fibra y vitaminas. Muchos perros disfrutan comer una zanahoria fresca y crujiente, y algunos incluso se comen los tallos.

6. Chía: La chía es una semilla derivada de la planta del desierto Salvia hispánica que crece de manera abundante en el sur de México. Es una fuente de ácidos grasos omega-3 de origen vegetal y también de antioxidantes. Y a diferencia de las semillas de linaza, las semillas de chía no necesitan molerse.

Las semillas de chía también proporcionan fibra, calcio, fósforo, magnesio, manganeso, cobre, hierro, molibdeno, niacina y zinc. Puedes espolvorear algunas semillas de chía en las comidas de tu perro o mezclarlas con un poco de aceite de coco para obtener una botana llena de nutrientes para antes de ir a dormir.

7. Queso Cottage: El queso cottage orgánico es rico en calcio y proteínas.

8. Vegetales fermentados: Los alimentos fermentados son potentes desintoxicantes y contienen niveles muy altos de probióticos y vitaminas. Las bacterias intestinales beneficiosas proporcionadas por los probióticos se descomponen y eliminan metales pesados y otras toxinas del cuerpo, además realizan muchas otras funciones importantes.

Agrega 1-3 cucharaditas de vegetales fermentados a la comida de tu mascota cada día (dependiendo del peso corporal) es una excelente manera de proporcionarle probióticos a base de alimentos y nutrientes naturales. Obtén más información sobre este poderoso complemento para la alimentación de tu mascota.

9. Ejotes: Los ejotes cultivados localmente son una fuente de vitaminas A, C y K. También proporcionan calcio, cobre, fibra, ácido fólico, hierro, niacina, manganeso, potasio, riboflavina y tiamina, así como betacaroteno.

10. Col rizada: Este vegetal crucífero está cargado de vitaminas (especialmente vitaminas K, A y C), hierro y antioxidantes. Ayuda con la desintoxicación del hígado y también tiene propiedades antiinflamatorias. Agrega 1-3 cucharadas de col rizada picada a la comida de tu mascota diariamente, dependiendo del peso corporal, como una gran fuente de fibra, nutriente y antioxidante de alimentos integrales.

11. Kéfir: El kéfir es una bebida de leche fermentada que contiene probióticos beneficiosos que refuerzan el sistema inmunológico. Aunque la leche de vaca pasteurizada normal puede ser irritante para el tracto gastrointestinal de tu perro, la leche fermentada es diferente. Una de las mejores formas y menos costosas de agregar bacterias saludables a la alimentación de tu mascota es convertir la leche cruda en kéfir y es algo que puedes hacer con tus propias manos.

Todo lo que necesitas es medio paquete de gránulos iniciadores de kéfir en un litro de leche cruda (preferiblemente orgánica) y dejar reposar a temperatura ambiente durante la noche. Agrega 1-3 cucharaditas de este súper probiótico a la comida de tu perro 1-2 veces al día para mejorar sus defensas gastrointestinales en general.

12. Hongos: Hay una gran variedad de hongos, algunos beneficiosos y otros venenosos, por lo que obviamente solo debes elegir hongos medicinales. Las variedades beneficiosas incluyen shiitake, reishi, maitake, melena de león, trompeta real, cola de pavo y hongos himematsutake. Todos los hongos que son seguros para las personas son seguros para las mascotas.

Los hongos pueden ayudar a regular la función intestinal, pero aún mejor, también contienen potentes propiedades anticancerígenas y potenciadores del sistema inmunológico. Puedes cocinar los hongos un poco con aceite de oliva o de coco antes de agregarlos a la comida de tu perro o probar mi receta de caldo de hongos.

13. Calabaza: La calabaza fresca, ya sea al vapor o hervida (o calabaza enlatada 100 % natural), es relativamente baja en calorías y alta en fibra soluble. La calabaza ayuda a regular la función intestinal, que alivia la diarrea y el estreñimiento. También es una excelente fuente de potasio, vitamina A y antioxidantes.

14. Semillas de calabaza (crudas): Las pepitas o semillas de calabaza crudas son una fuente rica en minerales, vitamina K y fitosteroles. También contienen L-triptófano y son una buena fuente de zinc, vitamina E y vitaminas B. La investigación sugiere que las semillas de calabaza pueden prevenir los cálculos renales de oxalato de calcio, reducir la inflamación causada por la artritis y reforzar la salud de la próstata.

15. Frutos secos crudos (almendras y nueces de Brasil): Estos frutos secos, servidos con moderación y en porciones muy pequeñas, son seguras para los perros. Muchos otros frutos secos no lo son, especialmente las nueces comunes, así que use solo estas dos variedades.

16. Sardinas: El pescado es una fuente rica de ácidos grasos omega-3, que son esenciales para el bienestar de tu perro. Si complementas la alimentación de tu mascota con pescado, te sugiero que uses sardinas empacadas en agua. Las sardinas no viven lo suficiente como para almacenar toxinas en sus cuerpos y son una excelente fuente de omega-3.

17. Espinacas: Esta verdura de hoja verde tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a mantener la salud del corazón.

18. Batata: La batata al vapor es rica en betacaroteno y antioxidantes, así como en vitaminas A y C. La batata morada tiene potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que pueden reducir el riesgo de metales pesados y radicales de oxígeno.

19. Yogurt: El yogurt orgánico simple es rico en proteínas y calcio, y a la mayoría de las mascotas les encanta.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario