Plantas que pueden prevenir y curar enfermedades en mascotas

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker

Historia en Breve -

  • El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina, que se encuentra en las raíces y los bulbos de la planta
  • Una evidencia demuestra los beneficios de la cúrcuma para apoyar la función saludable de los órganos tanto en humanos como en animales
  • El M.D. Anderson Cancer Center concluyó que la curcumina tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales, antibacterianas, antifúngicas y anticancerígenas
  • Los estudios demuestran que la curcumina puede tener un efecto potencial muy significativo contra una variedad de enfermedades malignas, diabetes, alergias, artritis y otras afecciones crónicas
  • La Moringa es otra planta con propiedades antiinflamatorias que es segura para perros y gatos

Cúrcuma - nombre científico: Curcuma longa - es una planta de especias perennes de color amarillo brillante en la familia del jengibre. Crece alrededor de 5 a 6 pies de altura, tiene una flor amarilla en forma de trompeta, piel marrón dura y carne de color naranja intenso.

 La Cúrcuma tiene un aroma fragante y un sabor amargo, ligeramente intenso. Crece en muchas regiones tropicales, pero la mayoría se cultiva en la India, donde se usa en curry. La curcumina es el ingrediente activo que se encuentra en las raíces y los bulbos. Normalmente se hierve y luego se seca, lo que da como resultado el polvo amarillo con el que la mayoría de nosotros estamos familiarizados.

Un excelente combatiente de la inflamación

La cúrcuma es una planta segura, poderosa y antiinflamatoria, que se ha utilizado durante miles de años en la medicina ayurvédica y tradicional china (TCM por sus siglas en inglés). La evidencia de la medicina occidental y holística apunta a los beneficios de la cúrcuma para apoyar la función saludable de los órganos en humanos y animales debido a sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales, antibacterianas, antifúngicas y anticancerígenas.

Los científicos creen que la curcumina puede tener un efecto potencial contra una variedad de enfermedades malignas, diabetes, alergias, artritis y otras afecciones crónicas.

Tanto en humanos como en animales, se ha demostrado que la cúrcuma:

Mejora la protección antioxidante contra los radicales libres

Apoya la digestión saludable

Promueve una piel y ojos saludables

Promueve la circulación saludable

Apoya un sistema inmunológico saludable

Mantiene niveles normales de colesterol

Promueve la salud de las articulaciones

Mejora la tolerancia al estrés

Fomenta la función saludable del hígado

Mantiene niveles normales de azúcar en la sangre

La investigación demuestra que la curcumina ayuda a prevenir y curar enfermedades

La lista de propiedades preventivas y curativas de la curcumina es larga. Según un estudio realizado por el Departamento de terapéutica experimental del M.D Anderson Cancer Center:

"Se ha demostrado que la curcumina tiene actividades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales, antibacterianas, antifúngicas y anticancerígenas y, por lo tanto, tiene un efecto potencial contra diversas enfermedades malignas, diabetes, alergias, artritis, enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades crónicas".

En 2007, el etnobotánico James Duke publicó un resumen completo de los estudios sobre la cúrcuma en Terapias Alternativas y Complementarias. Duke revisó alrededor de 700 estudios que concluyeron: "... la cúrcuma parece superar a muchos productos farmacéuticos con sus efectos contra varias enfermedades crónicas, y lo hace prácticamente sin efectos secundarios adversos".

Se descubrió que la artritis es una de las condiciones para las que la cúrcuma es beneficiosa. La cúrcuma contiene más de dos docenas de compuestos antiinflamatorios, incluidos seis inhibidores diferentes de la COX-2. La enzima COX-2 promueve el dolor, la hinchazón y la inflamación, por lo que los inhibidores bloquean esa enzima. Los estudios sobre la utilidad de la curcumina demostraron cambios positivos en los síntomas artríticos.

Duke también encontró más de 700 referencias para la curcumina y el cáncer. Señaló que en el manual Fitoquímicos: Mecanismos de acción, la curcumina o la cúrcuma fueron efectivas en modelos animales en la prevención y tratamiento del cáncer de colon, cáncer de mama, cáncer de próstata y cáncer de hígado en ratas.

Los investigadores del Animal Cancer Center de la Universidad Estatal de Colorado evalúan el potencial de la curcumina para tratar el cáncer felino, específicamente el sarcoma relacionado a la vacuna felina.

Investigadores de la Universidad de Vanderbilt encontraron que la curcumina es muy beneficiosa para retrasar la progresión de enfermedades autoinmunes en el modelo animal.

Complementa la dieta de tu mascota con cúrcuma

Todos los mamíferos pueden beneficiarse de esta especia curativa. La mayoría de los perros y gatos aceptan muy fácil un poco de condimento de cúrcuma en sus comidas. También he encontrado que a la mayoría de las mascotas, incluidas las aves, se benefician con la raíz fresca rallada sobre su comida.

Si deseas aumentar la cantidad de curcumina biológicamente disponible en la alimentación de tu mascota, necesitas un suplemento. Te recomiendo que busques un producto de cúrcuma orgánica de grado humano de alta calidad, tal como se indica a continuación:

  • Gatos: 100 miligramos dos veces al día
  • Perros pequeños a medianos: 250 miligramos dos veces al día
  • Razas grandes a gigantes: 500 miligramos dos o tres veces al día

Si consideras suplementos dietéticos para tu perro o gato, como siempre, te recomiendo que hables con tu veterinario integrador sobre qué productos serían más beneficiosos para las necesidades individuales de tu mascota. También recomiendo comprar suplementos que están hechos con materias primas de grado humano en una instalación certificada por GMP, o que son probados por terceros por el Consejo Nacional de Suplementos Animales (NASC).

Otra opción para agregar cúrcuma a la alimentación de tu mascota es la pasta de oro. La pasta de oro tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y se usa en la medicina humana para prevenir la artritis y el cáncer. En la medicina veterinaria, los médicos holísticos e integradores la usan para tratar mascotas con artritis, cáncer y otras enfermedades inflamatorias crónicas.

La pasta dorada es sabrosa para la mayoría de los perros. La receta (incluidos mis ajustes) es:

Ingredientes

  • ½ taza de cúrcuma orgánica en polvo
  • 1 taza de agua filtrada
  • 1/3 taza de aceite de coco orgánico de una fuente sustentable
  • ½ - 1½ cucharadita de pimienta negra recién molida (aumenta la biodisponibilidad)

La dosis generalmente varía de ¼ de cucharadita a 1 cucharada al día, dependiendo del tamaño del animal y la condición a tratar. Las mascotas a las que no se les debe administrar la cúrcuma incluyen aquellas programadas para cirugía, aquellas con enfermedad de la vesícula biliar, diabetes, enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés), tumores sensibles a las hormonas y problemas para absorber el hierro.

Otro potente antiinflamatorio natural: Moringa

Moringa oleifera es un árbol de rápido crecimiento nativo del sur de Asia y ahora se encuentra en todo el trópico. Sus hojas se han utilizado como parte de la medicina tradicional durante siglos, y el sistema de medicina ayurvédica la relaciona con la cura o prevención de unas 300 enfermedades.

 La Moringa, a veces denominada "árbol milagroso", "árbol de baquetas" o "árbol de rábano picante", tiene hojas pequeñas y redondeadas que están repletas de una increíble cantidad de nutrientes: proteínas, calcio, betacaroteno, vitamina C, potasio ... lo que sea, la moringa lo tiene.

Los isotiocianatos, flavonoides y ácidos fenólicos en las hojas, vainas y semillas de moringa tienen poderosas propiedades antiinflamatorias. De acuerdo con Epoch Times:

"La fuerte acción antiinflamatoria del árbol se usa de forma tradicional para tratar las úlceras estomacales. Se ha demostrado que el aceite de moringa (a veces llamado aceite de Ben) protege el hígado contra la inflamación crónica. El aceite es único ya que, a diferencia de la mayoría de los aceites vegetales, la moringa resiste la ranciedad.

"Esta calidad lo convierte en un buen conservador para los alimentos que se pueden echar a perder rápidamente. Este aceite dulce se usa para freír o como aderezos para ensaladas. También se usa de forma tópica para tratar problemas antimicóticos, artritis, y es un excelente humectante para la piel".

Descubrí que la moringa es una planta diversificada con muchos beneficios sorprendentes para la salud, todos los cuales se aplican a los animales. Debido a su densidad de nutrientes, he usado esta hierba como un suplemento alimenticio de hierro para ayudar a los animales anémicos a producir más glóbulos rojos.

También lo he usado como un suplemento alimenticio para mascotas que no llevan buena alimentación (animales de los refugios) para reforzar rápidamente la nutrición celular.

Debido a que el cuerpo ve a la moringa como un alimento, descubrí que es excepcionalmente beneficioso para pacientes sensibles que no pueden tolerar otros suplementos y lo he administrado a gatos de edad avanzada con problemas hipertiroideos y hurones diabéticos, y lo he mezclado en una fórmula de alimentación manual para loros neonatos.

He descubierto que la moringa es una de las hierbas más diversas del planeta y tú puedes decidir si dárselo a tu mascota para ayudarla a controlar una condición de salud o solo como un superalimento completo.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario