Perros alrededor del mundo Perros alrededor del mundo

PUBLICIDAD

A los perros grandes también les afecta el frío

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
perro con abrigo

Historia en Breve -

  • Es un error pensar que todos los perros pueden soportar temperaturas frías en los meses de invierno
  • Los perros de raza pequeña y toy pueden enfriarse más rápido que las razas grandes o gigantes, debido a que se encuentran más cerca del suelo y tienen una mayor proporción superficie a volumen
  • Las razas más grandes con pelaje grueso, como el san bernardo, malamute, samoyedo y husky siberiano, rara vez necesitan un suéter cuando están al aire libre, mientras que los perros con un pelaje corto o delgado podrían enfriarse con bastante facilidad, independientemente de su tamaño
  • Los cachorros o perros de edad avanzada podrían tener dificultad para regular su temperatura corporal, lo que puede causar un enfriamiento mucho más acelerado que en los perros jóvenes y adultos
  • El gran danés, galgos y algunos pit bulls tienen un pelaje corto que no les protege mucho, por lo que podría ser de gran ayuda proporcionarles un suéter, a pesar de su gran tamaño
  • Los chihuahuas, junto con muchas razas terrier y pinscher, a menudo necesitan un suéter cálido durante el invierno, tal como sucede con el poodle toy, crestado chino y bichón havanés

Cuando las temperaturas disminuyen y te abrigas para salir, quizás te preguntes si tu perro también necesita un abrigo. No existe una recomendación única para todos cuando se trata de suéteres para perros, ya que la tolerancia de una mascota al frío varía según su tamaño, edad, tipo de pelaje, estado de salud y más.

Sin embargo, es un error pensar que todos los perros pueden soportar temperaturas frías durante los meses de invierno. Del mismo modo, incluso los perros grandes pueden sentir frio y beneficiarse de un suéter o abrigo. A continuación, se muestran algunos factores importantes sobre los suéteres para perros.

Evalúa el tamaño y pelaje de tu perro

En términos generales, los perros de raza pequeña y toy pueden enfriarse más rápido que las razas grandes o gigantes, debido a que se encuentran más cerca del suelo. Si tu perro tiene patas cortas, como un perro salchicha, su vientre estará en contacto con el suelo, lo que le causará dificultades incluso en los paseos cortos al aire libre para hacer sus deposiciones.

Los perros pequeños también tienen una mayor proporción superficie a volumen, por lo que hay una mayor porción de piel que puede perder calor, en comparación con los perros más grandes. Sin embargo, el tamaño no es el único factor determinante. También es importante el tipo de pelaje. Los perros con un pelaje corto o delgado pueden enfriarse con bastante facilidad, independientemente de su tamaño.

El gran danés, galgos y algunos pit bulls tienen un pelaje corto que no les protege mucho, por lo que podría ser de gran ayuda proporcionarles un suéter, a pesar de su gran tamaño. Los chihuahuas, junto con muchas razas terrier y pinscher, a menudo necesitan de un suéter cálido durante el invierno, tal como sucede con el poodle toy, crestado chino y bichón havanés.

Las razas más grandes con pelaje grueso, como el san bernardo, malamute, samoyedo y husky siberiano, rara vez necesitan un suéter cuando están al aire libre. Estas razas y la mayoría de los perros criados para climas fríos pueden sobrecalentarse si llevan un suéter o abrigo, salvo que estén mojados. Las razas pequeñas con pelo más largo, como los Shih Tzus, pueden tolerar cómodamente un suéter ligero, en lugar de un abrigo más pesado.

Considera la edad y estado de salud

La edad de un perro también puede influir en su tolerancia al frío, ya que los perros muy jóvenes y viejos requieren estar más protegidos de los elementos. Los cachorros o perros de edad avanzada pueden tener problemas para regular la temperatura de su cuerpo y masa muscular, lo que puede causar un enfriamiento mucho más acelerado que en los perros jóvenes y adultos.

El estado de salud también es importante, ya que los perros con problemas de salud crónicos o de movilidad tienen mayor riesgo de hipotermia. Los perros con sobrepeso no necesitan ninguna protección adicional, mientras que los perros delgados o bajos de peso se enfriarán más rápido y pueden necesitar una capa adicional de calor.

Incluso el color del pelaje puede marcar la diferencia, ya que aquellos de pelaje oscuro son capaces de absorber más el calor del sol, lo que les provee una mayor cantidad de calor en los días soleados que los pelajes blancos o claros. Con estos factores, es posible suponer si un perro necesita o no un suéter cálido durante el invierno, pero también es necesario observar su lenguaje corporal.

Publicidad
Clic aquí para conoce a perros de todo el mundoClic aquí para conoce a perros de todo el mundo

Señales de que tiene frío

Si consideras que tu perro no necesita un abrigo, pero observas cualquiera de las siguientes señales, es posible que estés equivocado. Las siguientes señales pueden indicar que un perro siente frío, y esto no solo significa que es momento de regresar a casa, sino que es necesario ofrecerle un suéter para sus paseos, especialmente si es por un período más prolongado.

Temblores

Levantar una pata

Ansiedad

Búsqueda de calor

Gimoteos

Debilidad o cojera

Disminuir el paso

Falta de agilidad mental

Si las temperaturas son muy frías en el exterior, es posible que tu perro necesite un suéter incluso para un breve paseo para hacer sus evacuaciones. Los perros que no toleran el frio adecuadamente comienzan a incomodarse cuando la temperatura disminuye por debajo de los 45 °F.

Por debajo de los 32 °F, es necesario monitorear a las razas pequeñas, así como a los perros con pelaje delgado y los perros adultos, jóvenes y enfermos para detectar señales de incomodidad. Por debajo de los 20 °F, la hipotermia y la congelación se convierten en un riesgo para todos los perros. Sin embargo, dependiendo de la temperatura, es posible que tu perro solo necesite un suéter al principio, pero puede calentarse y preferir no utilizarlo durante sus paseos, especialmente si es muy activo.

Otros factores que influyen en la tolerancia al frío incluyen el sol, la sensación térmica y la lluvia. La lluvia y la nieve pueden hacer que un perro se enfríe rápidamente cuando se moja.

Mientras tanto, algunos perros, especialmente los de tamaño pequeño con pelaje muy delgado, pueden beneficiarse de llevar un suéter ligero o abrigo, incluso cuando están en el interior de la casa (pero, no lo dejes solo cuando traiga un suéter). Es necesario verificar la comodidad de un perro cada ciertas horas y quitárselo si tiene calor o parece incómodo.

Recuerda que algunos perros desprecian la sensación de la ropa, independientemente del clima. Si este es el caso y tu perro parece incomodo al llevar un suéter, no lo obligues a utilizarlo.

Tipos de abrigos o suéteres

Cuando se trata de ropa para mascotas, se recomienda buscar materiales orgánicos y naturales, incluyendo a los abrigos y suéteres. Busca materiales blandos sin cierres, botones, corbatas, capuchas u otros adornos que una mascota pueda masticar y tragar o que representen una molestia.

El tamaño es importante, por lo que es necesario medir su cuello, torso y longitud para obtener la talla adecuada. Incluso entonces, es posible que necesites probar varios estilos diferentes antes de encontrar el adecuado.

El suéter debe ser fácil de poner y quitar, así como permitirle moverse con libertad. Evita los suéteres que restringen el movimiento de tu perro, así como los que son demasiado grandes, ya que podría enredarse o tropezarse. Kelsey Dickerson, portavoz de la Sociedad Protectora de Animales de Arizona, dijo para PetMD:

"Es importante que el suéter o abrigo no este demasiado flojo o ajustado, ya que puede ser peligroso para la mascota. Es especialmente importante verificar la talla alrededor del cuello y axilas, para asegurarse de que no roce o cause irritación".

En general, los suéteres más delgados son los mejores, ya que los suéteres voluminosos pueden dificultar el rango de movimiento natural. Recuerda el propósito del suéter. Si su propósito son los paseos rápidos en el jardín, la mejor opción es un suéter liviano, mientras que para las caminatas o paseos más largos se recomienda una versión impermeable o resistente al agua.

Incluso con un suéter cálido, el perro puede enfriarse o congelarse (especialmente sus patas), por lo que es necesario estar atento a las señales, para regresar a casa. Muchos perros con pelaje grueso que no necesitan suéteres aún necesitan de un calzado protector para los paseos largos. Presta atención a las señales de que un perro se está sobrecalentando, como jadeo o babeo excesivo.

Al estar atento al comportamiento de tu perro, sabrás rápidamente el momento en el que está cómodo con el frío, así como si prefiere o no usar un suéter al aire libre. Los perros que disfruten de usar suéteres o abrigos se acercaran cuando sea el momento de usarlos, la cual es una señal de que valoran esa capa adicional de calor.