Perros alrededor del mundo Perros alrededor del mundo

PUBLICIDAD

Infecciones persistentes de la vejiga, esta podría ser la causa

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
sindrome de pandora en gato

Historia en Breve -

  • Los gatos con cistitis idiopática/intersticial felina (CIF) podrían padecer el síndrome de pandora, que es causado por la ansiedad crónica
  • El síndrome de pandora puede presentarse cuando se activa el sistema central de respuesta al estrés de un gato; este sistema responde "cuando la percepción de amenaza de un animal es mayor que su percepción de control"
  • Para ayudar a un gato con CIF puedes establecer un refugio en tu casa, promover visitas veterinarias seguras y tomar medidas para evitar el agotamiento del cuidador
  • Si tu gato padece CIF recurrente, sería una buena idea tener a la mano remedios naturales específicos para comenzar a utilizarlos en cuanto se presente el problema
  • En este tipo de gatos también es importante promover la limpieza y ubicación adecuada de la caja de arena, resolver problemas en hogares donde hay más de un gato, proporcionar una alimentación correcta y mantenerlos hidratados

Si tienes uno o más familiares felinos, es posible que ya conozcas el término enfermedad del tracto urinario inferior felino, o FLUTD, que consiste en un conjunto de padecimientos que afectan la vejiga y uretra de los gatos.

El más común de los padecimientos que forman parte del FLUTD, es la cistitis idiopática felina (CIF). Alrededor de dos tercios de los gatitos con FLUTD presentan esta forma de la enfermedad. La cistitis idiopática felina es el término técnico para denominar a la inflamación de la vejiga (cistitis) sin causa determinada (idiopática).

Tu gatito podría desarrollar CIF por una ansiedad crónica

Muchos gatitos pueden presentar CIF u otras enfermedades crónicas como padecemientos secundarios debido a un patrón de enfermedad multisistémica causada por una ansiedad crónica.

En 2011, el Dr. Tony Buffington, profesor clínico de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de California en Davis y profesor emérito de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Ohio, publicó un estudio en el Journal of Internal Veterinary Medicine donde indicaba que la CIF constituía un trastorno mayor, que denominó como síndrome de pandora.

De acuerdo con Buffington, el trastorno llamado cistitis idiopática felina no puede evaluarse exactamente como la simple inflamación de un solo órgano (vejiga) sin causa definida. En cambio, al parecer podría ser el resultado de muy amplia variedad de padecimientos adicionales a los problemas de la vejiga y tracto urinario inferior.

Los gatos que presentan estos padecimientos pueden exhibir síntomas relacionados con diversos órganos, por ejemplo:

Enfermedad del tracto urinario inferior

Vómito

Melindrosos para comer

Diarrea

Aseo excesivo

Ocultamiento

Agresividad

Otro trastorno médico o del comportamiento

Cuando se activa el sistema central de respuesta al estrés de un gatito, podría derivar en el síndrome de pandora.

"Este sistema, que incluye elementos del sistema nervioso endocrino, inmunológico y autónomo, responde cuando la percepción de amenaza de un animal supera a su percepción de control", escribe la Dra. Laurie Anne Walden en un artículo para la revista veterinaria dvm360.

"Los animales responden a los factores de estrés crónico de diversas formas debido a factores genéticos y eventos traumáticos (incluyendo circunstancias prenatales) que podrían sensibilizar el sistema central de respuesta al estrés hacia el medio ambiente".

Cómo diagnosticar el síndrome de pandora

Los gatos sospechosos de padecer el síndrome de pandora deben tener un examen físico completo, así como pruebas de diagnóstico, para descartar otras enfermedades. Buffington recomienda que los veterinarios investiguen la molestia principal para reducir la posibilidad de omitir un problema de salud adicional al padecimiento preexistente.

Asimismo, recurre a cuestionarios para evaluar el historial de salud y entorno familiar de dicho gato, y así incluir experiencias tempranas adversas, comportamientos relacionados con el estrés y factores ambientales estresantes. Además, ha desarrollado una lista de cuatro criterios que respaldan el diagnóstico del síndrome de pandora:

  1. Historial de experiencias adversas (por ejemplo, quedar huérfano o ser alimentado con biberón, traumas e inestabilidad ambiental).
  2. Evidencia de comorbilidades o síntomas de enfermedad adicionales.
  3. Signos clínicos que se exacerban y atenúan en función de los cambios en el medio ambiente.
  4. Síntomas clínicos que podrían mejorar por una modificación ambiental multimodal.

Se puede confirmar el diagnóstico si todos los síntomas responden de forma favorable al enriquecimiento ambiental.

Publicidad
Clic aquí para conoce a perros de todo el mundoClic aquí para conoce a perros de todo el mundo

¿Cuáles son los cuidados que deben recibir los gatos con CIF/síndrome de pandora?

Una de las características principales de los protocolos de tratamiento para los gatitos con CIF es disminuir el estrés y promover el enriquecimiento ambiental. La Dra. Sarah Wooten indica para la revista veterinaria dvm360 que, "lo que este tipo de gatos necesitan más que nada, es MEMO (modificación ambiental multimodal), junto con una mayor cantidad de agua y cambios en su alimentación".

Wooten diseñó un folleto para ayudar a los dueños a abordar el estrés que podrían sentir sus gatitos cuando están enfermos. Y propone implementar los siguientes tres pasos:

1. Establecer un refugio en casa. Los gatitos que están convalecientes requieren un lugar para esconderse y descansar que sea tranquilo, seguro y cálido. Esta área debe localizarse lejos de las zonas con mucho movimiento (las habitaciones son una buena opción) y contar con todo lo que un gato necesita, como una cama, sus juguetes favoritos, alimento, agua y su caja de arena. Proporciónale la oportunidad de moverse con libertad, pero si tienes niños u otros animales, debes mantenerlos alejados de esta área para que el gatito pueda dormir con tranquilidad.

Te recomiendo que en estas vacaciones alejes los enrutadores wifi, humo de segunda mano, aerosoles sintéticos u otros olores fuertes, así como luces LED/fluorescente. Un espacio silencioso, oscuro y tranquilo puede establecer el ambiente idóneo para que los gatitos empiecen a sentir seguridad en su entorno.

Si tu gato no utiliza este espacio, puedes mejorar su nivel de comodidad al rociar una feromona felina como Feliway en su refugio, o agregar algunos premios, catnip o una prenda con tu olor.

2. También, es importante que las visitas al veterinario sean agradables. Si tu gato presenta una enfermedad que requiere de visitas veterinarias constantes, debes hacer todo lo posible para colaborar con tu veterinario y generar el mínimo de estrés en cada cita. Si la visita incluye agujas, no hay mucho que puedes hacer para controlar la ansiedad de tu gatito, pero enseguida enlisto algunas recomendaciones básicas:

Deja su transportadora abierta en casa para que pueda inspeccionarla y familiarizarse

Llévalo a pasear dentro de su transportadora en el automóvil a otros lugares que no involucren un hospital

Proporciónale premios especiales o juguetes destinados a visitas de hospital

Trata de programar citas en el hospital en las horas menos concurridas

Evita los ladridos de perros o zonas ruidosas de la recepción al esperar con tu gato en el automóvil (si la temperatura ambiental es favorable) y solicita que te llamen o envíen algún mensaje de texto en cuanto se desocupe una sala de examinación

Si tu gatito presenta mucho estrés, pregúntale a tu veterinario acerca de los medicamentos contra la ansiedad o si su equipo hace visitas a domicilio. Recomendaciones adicionales para que tu gatito no tenga miedo durante las visitas veterinarias.

3. Evita el cansancio por cuidar a tu mascota. Cuidar de una mascota enferma puede generar estrés. Además, tu gato enfermo podría captar tu estrés, lo que no es saludable para ninguno de los dos. Si tu gatito requiere cuidados de forma continua, es aún más importante que cuides tu cuerpo. Los sobrecargos de los aviones siempre indican ponerse la máscara de oxígeno antes de ayudar a los demás.

Así que, si te sientes estresado al cuidar a tu gato, debes hablar con alguien al respecto. Tómate el tiempo para hacer otras actividades que te agraden, trata de no estresarte por tu gatito, respira y duerme lo suficiente. Enseguida enlisto otras recomendaciones para mantenerte emocionalmente saludable mientras cuidas una mascota convaleciente.

Recomendaciones adicionales para disminuir el estrés y enriquecer el ambiente

Si tu gatito es propenso a episodios recurrentes de CIF, lo más recomendable es tener a la mano un acónito homeopático y, en cuanto se manifieste el problema, comenzar a aplicar la intervención homeopática (los remedios pueden variar según los síntomas específicos del gato); también puedes proporcionar esencias florales para abordar el estrés y como apoyo para la vejiga. Las hierbas relajantes, como la ashwagandha y valeriana, pueden ser muy beneficiosas, al igual que colaborar con un terapeuta especialista en zoofarmacognosia aplicada, quien puede ayudarte a proporcionarle a tu gato lo que necesita durante su proceso de sanación.

El enriquecimiento ambiental para reducir el estrés es una herramienta de gestión eficaz para todos los gatitos, en especial los que padecen CIF, y realizar la limpieza de la caja de arena es una de las partes más esenciales de todo el proceso. Las cajas de arena deben limpiarse con mucha frecuencia (al menos una vez al día y desinfectarse por completo al menos una vez por semana).

Deben colocarse lejos de áreas ruidosas, y deben ser de fácil acceso para que los gatitos no se sientan atrapados o incapaces de escapar. De igual manera, es importante tener la cantidad correcta de cajas (debe haber una para cada gato en el hogar y una adicional), así como el tamaño y tipo de arena que más le guste a tu gato.

En un hogar con varios gatos, el acceso a más de una fuente de agua dulce y alimentos frescos puede disminuir el estrés, evitar la agresión entre los felinos y aumentar su consumo de agua. También, es importante que los tazones de alimento y agua estén en espacios seguros y protegidos.

Una mayor interacción entre tú y tu gatito con CIF también puede disminuir su estrés. Asimismo, pueden ser de utilidad las caricias, tiempo de aseo y sesiones de juego que estimulen los comportamientos de caza.

Como el Dr. Wooten ha recomendado, es de suma importancia que tu gato tenga mayor acceso a un área privada, en especial si hay otras mascotas en el hogar. Tu gato necesita su propio lugar de descanso y un lugar para esconderse (que a veces son el mismo lugar) donde se sienta seguro.

Establecer un santuario seguro y al aire libre (por medio de un catio) podría disminuir drásticamente el nivel de estrés de los gatos al proporcionarles enriquecimiento ambiental natural, aire fresco y la capacidad tener contacto con la tierra.

Del mismo modo, es importante comprender que presentar un nuevo felino es uno de los mayores factores de estrés para otros gatitos que habitan el hogar, y podría desencadenar o exacerbar la CIF. Si tus felinos no se llevan bien, es importante que actúes de inmediato.

Por último, también es muy importante que, si aún le proporcionas croquetas, te recomiendo encarecidamente que empieces a proporcionarle alimentos enlatados de alta calidad, y enseguida hagas la transición a una alimentación fresca y bien balanceada.

Los estudios demuestran que los tipos de alimentación con alto grado de humedad pueden ayudar atenuar los síntomas de CIF. A menudo, esta es una de las partes fundamentales de este complicado enigma, junto con suplementos como apoyo para desarrollar las defensas de la vejiga, incluyendo al MSM y glucosamina, así como enzimas proteolíticas y diversas mezclas de hierbas, para reducir la inflamación de forma natural.

En mi experiencia, una alimentación a base de alimentos frescos, balanceada en nutrientes y adecuada para cada especie, puede prevenir muchos casos de enfermedades del tracto urinario inferior en los gatitos, porque puede solucionar el estrés metabólico y alimenticio.

Así que, optar por alimentos sin nutrientes sintéticos, colorantes, aditivos procesados ni OGM, así como alimentos mínimamente procesados (para evitar los productos finales de glicación y acrilamidas presentes en todas las croquetas extruidas), también puede ayudar a disminuir el estrés digestivo e inmunológico.

Proporciónale agua fresca, filtrada sin fluoruro ni cloro, en tazones de vidrio o acero inoxidable. Y considera establecer un área tranquila, con muy bajo nivel de estrés, para tu amigo felino, que le permita el acceso a los rayos del sol naturales (sin luces LED), sin equipos eléctricos ni enrutadores que emitan campos electromagnéticos, con un escondite oscuro opcional para que pueda dormir durante las horas diurnas.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario