Convierte el Tracto Gastrointestinal de Tu Gato en Verdadero Desorden, Lo Hace Sentir Pésimo

sindrome de intestino en gatos

Historia en Breve -

  • El síndrome del intestino irritable (IBS) en gatos se diagnóstica por exclusión, lo que significa que se diagnostica después de que se descartan todas las demás posibles causas de los síntomas digestivos del gato
  • Los síntomas más comunes del IBS son los episodios repetitivos de diarrea y/o estreñimiento, otros síntomas pueden incluir dolor abdominal y vómito
  • El tratamiento eficaz del IBS en gatos requiere de un protocolo completo para tratar los problemas alimenticios y en caso de ser necesaria, una suplementación apropiada que incluye probióticos y fibra
  • El control del estrés y el enriquecimiento ambiental también son componentes cruciales para un gato con síndrome de intestino irritable

Por la Dra. Becker

Por lo general, la denominación síndrome de intestino irritable (IBS por sus siglas en inglés) se emplea de forma intercambiable con la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD por sus siglas en inglés), sin embargo, son problemas de salud algo diferentes. Cuando los gatos con IBS no reciben tratamiento, su problema de salud puede progresar a IBD completamente desarrollada.

La IBD es una inflamación crónica de los intestinos. Sin embargo, los gatitos con IBS suelen tener lo que llamo inflamación “consistentemente intermitente”, es decir, aparece y desaparece, pero de forma constante.

El síndrome de intestino irritable, también conocido como “estómago sensible”, en realidad es menos común en gatos que la IBD y otras enfermedades GI (gastrointestinales), pero cuando los problemas digestivos de un gato no se diagnostican por completo o con precisión, por lo general se clasifican dentro de la categoría de IBS.

Causas Potenciales y Síntomas de IBS en Gatos

Existe un gran número de posibles causas del “verdadero” síndrome del intestino irritable, incluyendo:

  • Actividad mioeléctrica y motilidad colónica anormal
  • Cambios en la regulación neural o neuroquímica de la función colónica
  • Estrés
  • Intolerancias alimenticias
  • Falta de fibra alimenticia

Los síntomas más comunes del síndrome de intestino irritable en gatos involucran los episodios intermitentes pero constantes de diarrea, visitas frecuentes a la caja de arena para evacuar pequeñas cantidades de heces y moco, así como estreñimiento. Algunos gatos también sufren dolor abdominal, hinchazón, náuseas y vómito.

Diagnóstico de Síndrome de Intestino Irritable

El IBS se diagnóstica por exclusión, lo que significa que se diagnostica después de que se descartan otros problemas de salud con síntomas similares. La mayoría de los trastornos gastrointestinales comparten una larga lista de síntomas, por lo que hay mucho que descartar antes de decidir sobre un diagnóstico de IBS felino.

Algunos de los problemas de salud que podrían descartarse, incluyen:

  • Lombrices intestinales (por ejemplo, tricocéfalos) o parásitos (por ejemplo, giardia, coccidia)
  • Colitis inflamatoria
  • Tumores en el colon
  • Desvío anómalo del intestino (inversión cecal)

Dado a que la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) es la causa principal de los problemas gastrointestinales en gatos y a que la diarrea es un síntoma tanto de IBS como de IBD, cuando me traen a un gatito con problemas gastrointestinales, siempre reviso si sufre de IBD.

La falta de digestión saludable es una causa común de infecciones secundarias. Debido a que más de la mitad de la función inmunológica de tu gato se encuentra en su tracto GI, tener intestinos dañados puede afectar su sistema inmunológico. La disfunción orgánica secundaria es común en pacientes con IBD.

Las deficiencias nutricionales también son un factor de riesgo significativo porque la inflamación gastrointestinal interfiere en gran medida con la capacidad de tu gato para procesar y absorber los nutrientes de su alimentación. En el caso de los gatos, también existe una correlación entre el linfoma del tracto GI y la IBD crónica.

Para saber si tu gato tiene IBD se requiere de una prueba GI funcional, al menos. Estos análisis de sangre ofrecen información sobre qué tanto folato (una vitamina B soluble en agua) y cobalamina, otra vitamina B que se une a las proteínas, está absorbiendo tu gatito.

Un nivel bajo en folato indica una o dos cosas – la capacidad del gato para absorber nutrientes está comprometida o padece una enfermedad en el intestino delgado. Si el nivel de folato es demasiado alto, puede indicar otro problema conocido como SIBO –Crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado.

Si el nivel de cobalamina es bajo, es otro indicador de que hay algún problema con el intestino delgado. Los niveles de cobalamina son una medida de la digestión. También realizo otras dos pruebas funcionales – TLI y PLI – que evalúan la función pancreática.

Hay otra prueba que se conoce como prueba “de confirmación” de la IBD, que involucra una biopsia para observar los cambios en la arquitectura del tracto GI, los cuales son característicos de este problema de salud. Esta no es mi primera opción porque es un tratamiento invasivo, costoso e involucra anestesia, pero es la única opción para diferenciar un linfoma de IBD.

Recomendaciones Alimenticias Para Gatos con IBS

Si tu gato es diagnosticado con síndrome de intestino irritable, te recomiendo consultar a un veterinario integral para que te ayude a crear un protocolo completo con el fin de tratar los problemas alimenticios y brindarle suplementos apropiados que incluyen probióticos para mascotas de alta calidad para curar y repoblar el intestino con bacterias saludables.

Cuando el tracto digestivo está sano, tiene un equilibrio saludable de bacterias que lo protegen de los invasores extraños, partículas de alimento sin digerir, toxinas y parásitos. Las bacterias intestinales amigables sirven como un antibiótico natural y también contienen propiedades antifúngicas y antivirales. Además, promueven una respuesta inmunológica apropiada contra los invasores.

Cuando las bacterias intestinales (el microbioma de tu gato) están fuera de control, las paredes intestinales están esencialmente desprotegidas y desnutridas. Un equilibrio saludable de bacterias proporciona una fuente de energía y nutrición para el revestimiento del tracto GI. La terapia restauradora del microbioma también puede ser una herramienta económica y muy eficaz para reequilibrar el microbioma de tu gato.

Dependiendo de los síntomas, tu veterinario podría recomendar una dieta blanda. La dieta blanda de mi preferencia, es una alimentación libre de granos a base de pavo molido cocido y calabaza enlatada (calabaza pura, no el relleno que se utiliza para pasteles) o batata cocida. Y al mismo tiempo debes asegurarte de eliminar todos los premios comestibles que adquiriste en el supermercado.

Cuando sea seguro que tu gato haga la transición de la dieta blanda, te recomiendo consultar a tu veterinario integral para que te ayude a crear una alimentación a base de proteína nueva. Esto le dará un buen descanso al tracto GI y sistema digestivo de tu gato.

Las dietas a base de proteínas nuevas están compuestas por alimentos que tu gato no había comido antes. También recomiendo darles a los gatos con IBS un descanso de todas las fuentes de contaminantes alimenticios, tales como los AGEs creados por el procesamiento a altas temperaturas, alimentos transgénicos, colorantes y saborizantes, así como vitaminas sintéticas.

Después de 3 meses de una dieta a base de proteína nueva, tu gato podrá hacer la transición a una alimentación balanceada, apropiada para su especie, a base de alimentos frescos, incluyendo recompensas comestibles saludables.

También debes consultar con tu veterinario si es necesario darle a tu gato un suplemento apropiado, por ejemplo, además de los probióticos para mascota de alta calidad, también puede recomendarte enzimas digestivas. También hay productos homeopáticos y nutracéuticos que pueden ser muy beneficiosos para ayudar a reducir la inflamación GI y los síntomas de IBS.

No recomiendo en absoluto que se administren esteroides a los gatos con IBS como único plan de tratamiento, que actualmente es la forma de controlar este problema de salud en la mayoría de los gatos.

También debes darle a tu gatito agua filtrada, libre de fluoruro y cloro. Debes de dejar de utilizar productos químicos de limpieza para el hogar, así como aerosoles, plug-ins y desodorantes para telas.

Añade Fibra a la Alimentación de Tu Gato

El síndrome de intestino irritable puede causar diarrea o estreñimiento y la suplementación con fibra puede ayudar a tratar ambos síntomas.

Si tu gato vive libre en la naturaleza, su presa natural le proporcionara una gran cantidad de fibra en forma de pelaje, plumas y contenido intestinal predigerido. Pero debido a que los gatos domésticos no comen fibra de origen animal de su presa, puede ser muy beneficiosos añadir fibra a la alimentación de tu gato con el fin de ayudar a que las cosas se mantengan en un suave movimiento en todo el tracto digestivo – ni muy rápido, ni muy lento. Algunas opciones incluyen:

Cáscara de psilio en polvo: ½ cucharadita por 10 libras de peso corporal de 1 a 2 veces al día, con su alimento.

Vegetales de hoja verde oscura molidos: 1 cucharadita por 10 libras de peso corporal de 1 a 2 veces al día, en el alimento.

Aceite de coco: ½ cucharadita por 10 libras de masa corporal de 1 a 2 veces al día.

Calabaza pura enlatada: 1 cucharadita por 10 libras de peso corporal de 1 a 2 veces al día, en el alimento.

Vinagre de sidra de manzana orgánico, sin pasteurizar y sin filtrar: 1/8 cucharadita por 10 libras de masa corporal de 1 a 2 veces al día (no todos los gatos consumen esto)

Jugo de aloe (no gel tópico): ¼ cucharadita por 10 libras de peso corporal de 1 a 2 veces al día, en el alimento.

Fibra de acacia: 1/8 cucharadita por 10 libras de masa corporal de 1 a 2 veces al día como fibra prebiótica.

También es muy importante que los gatos con IBS se mantengan bien hidratados. Como lo mencioné anteriormente, debes asegurarte de que tu gato siempre tenga acceso a agua limpia, fresca y filtrada.

Coloca varios tazones alrededor de tu casa, especialmente en las áreas que frecuenta. También deberías considerar una fuente de agua para mascotas, ya que a la mayoría de los gatos les gusta tomar de fuentes de agua en movimiento. Considera incorporar caldo de huesos en su alimentación.

Cómo Controlar el Estrés en Gatos con Síndrome de Intestino Irritable

Ya que el estrés desempeña un papel muy importante en muchos trastornos felinos y es un problema importante para los gatitos con IBS, una de las mejores maneras de ayudar a un gato con síndrome de intestino irritable es asegurarte de que tenga un entorno y estilo de vida tan libre de estrés como sea posible.

Enriquecer el entorno de tu gato significa mejorar su situación de vida con el fin de optimizar su salud y calidad de vida. Mientras más cómodo se sienta tu gato en casa, menor será su nivel de estrés.

Enriquecer el entorno de tu gato significa crear espacios mínimamente estresantes y reducir o eliminar los cambios en su vida que pueden provocarle ansiedad. Cualquier cambio en la rutina de tu gato puede ser estresante. Los gatos necesitan sentir que tienen el control de su entorno.

El enriquecimiento también puede significar añadir o cambiar cosas en el entorno de tu mascota con el fin de que se sienta cómodo y pueda disfrutar de actividades felinas naturales como escalar hasta un punto en lo alto o cazar una presa en forma de juguete.

Debido a que el cambio puede ser desconcertante para un gato, no debes forzarlos a nada. Por ejemplo, si decides comprar un árbol para gatos, colócalo en un lugar de la casa en el que tu gato pase mucho tiempo y deja que lo descubra bajo sus propios términos.

También debes considerar los estresores eléctricos en el entorno de tu gato. Tendemos a subestimar el efecto de la radiación doméstica y EMFs en los animales sensibles. Las mascotas necesitan estar al aire libre para entrar en contacto con la tierra y a muchos gatos jamás se les da la oportunidad de hacerlo.

Enriquece el Ambiente Interno de Tu Gato

Hay varios componentes diferentes para el ambiente de un gato y cada uno debe considerarse desde la perspectiva de tu gatito. Estas incluyen:

Comida, agua y lugares para cajas de arena. Los gatos se sienten muy vulnerables mientras comen, beben agua o hacen sus necesidades. Esta vulnerabilidad es lo que causa una respuesta de miedo cuando el tazón de comida o su caja de arena están en un lugar ruidoso o con mucha gente.

Lo esencial en la vida de tu gatito es su comida, agua y caja de arena; deben estar ubicados en un lugar seguro, lejos de cualquier área ruidosa que lo pueda asustar o hacerlo sentir atrapado e incapaz de escapar. También deben mantenerse en un mismo lugar.

Lugares para escalar, rascarse, descansar y esconderse. Los gatos son escaladores naturales y les gusta rascarse, tu gato también puede necesitar su propio lugar para descansar y un lugar para esconderse.

Jackson Galaxy ha escrito varios libros que recomiendo bastante sobre cómo enriquecer el ambiente felino en tu hogar. También cuenta con una línea de esencias florales que pueden ser beneficiosas para los gatos con IBS.

Constancia en las interacciones con los humanos. Tu gato se siente más cómodo cuando su rutina diaria es predecible. Los gatos prefieren interactuar con otras criaturas (incluyendo seres humanos) bajos sus propios términos y de acuerdo a su horario. Recuerda siempre: los gatitos que tienen un entorno bien equilibrado son los que tienen la oportunidad de sentirse en control de su entorno.

Estimulación sensorial. Estimulación visual: Algunos gatos se quedan observando por la ventana durante horas. Otros son cautivados por peces en un acuario. Incluso algunos disfrutan viendo videos de otros gatitos.

Estimulación auditiva: Cuando estés fuera de casa, ponle sonido de fondo a tu gatito que sea similar a los sonidos del ambiente que escucha cuando estás en casa; por ejemplo, música o la TV a bajo volumen.

Estimulación olfativa: Puedes estimular el agudo sentido del olfato de tu gato con plantas seguras para gatos o feromonas felinas sintéticas.

Amigos de la misma especie. Esta puede ser un área delicada. La forma en la que los gatos interactúan uno con el otro es diferente a la de la mayoría de los animales. Tratar de predecir cómo se llevarán dos gatos que viven bajo el mismo techo es casi imposible.

Pueden surgir problemas de agresión entre los gatos cuando uno nuevo llega a casa, cuando dos dueños de gatos combinan sus familias felinas, e incluso entre gatos que han vivido juntos en paz durante años.

Por la compleja naturaleza de las estructuras sociales felinas, si tienes varios gatos en casa y hay problemas y quieres añadir un gato más a la familia, te recomiendo que lo hables con tu veterinario o especialista del comportamiento animal.

Cuando Hay Buen Clima ¿Permites Que Tu Gato Tenga Acceso al Aire Libre?

Otra forma de aliviar el estrés de tu gato y enriquecer su estilo de vida es asegurándote que pase más tiempo al aire libre, siempre y cuando el clima lo permita y bajo situaciones controladas como caminata con correa o dentro de un lugar protegido como un “catio” (patio para gatos). La idea es darle acceso seguro al aire libre, así como la oportunidad de entrar en contacto con la tierra.

La clave está en el acceso seguro. Darle a tu gato libre acceso al exterior jamás es una buena idea. Es más riesgoso para su salud y longevidad que mantenerlo en el interior.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario