Esta Cirugía Podría Cambiarle la Vida a Tu Mascota

cataratas en mascotas

Historia en Breve -

  • Las cataratas son más comunes en perros que en gatos, asimismo, pueden progresar muy lentamente o aparecer súbitamente y producir ceguera en poco tiempo
  • Las cataratas felinas son poco frecuentes y por lo general, son consecuencia de una infección o lesión ocular; las cataratas caninas son más comunes y clínicamente más importantes
  • Las cataratas en perros son producto de diversos motivos, y la causa principal es la diabetes. Alrededor del 75 % de los perros diabéticos quedan ciegos un año después de haber desarrollado cataratas
  • La cirugía de cataratas debe realizarse lo antes posible y para muchas mascotas resulta una cura significativa
  • Existen diversas maneras de prevenir las cataratas en tu mascota, las cuales implican una alimentación equilibrada, cuidar su peso, evitar tanto vacunas como medicamentos innecesarios y proporcionar suplementos adecuados

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Tanto los perros como los gatos pueden desarrollar cataratas, sin embargo, son mucho más comunes en los perros. Las cataratas en las mascotas pueden progresar muy lentamente a lo largo del tiempo o pueden aparecer de manera súbita, cuestión que puede producir ceguera en pocos días o semanas.

Tipos De Cataratas

El cristalino del ojo está dentro de una cápsula transparente, y las cataratas aparecen como una nubosidad en el interior de la cápsula. Por lo cual, técnicamente una catarata en el ojo de tu mascota, es una alteración dentro de la cápsula transparente donde se encuentra el cristalino, y no una película sobre el ojo en sí.

  • En una catarata incipiente, la opacidad del cristalino sigue siendo leve y puede que ni siquiera interfiera con la visión de tu mascota.
  • Una catarata inmadura significa que una mayor parte del cristalino está nublada y probablemente la visión será un tanto borrosa.
  • Las cataratas se consideran maduras cuando el cristalino se encuentra completamente nublado y cuando tu mascota ha perdido su visión en su totalidad o gran parte de ella.
  • De igual forma existen cataratas híper maduras. Estas se desarrollan a lo largo del tiempo y hacen que la cápsula del cristalino se arrugue y que el cristalino en su interior se seque. Algunas cataratas híper maduras están completamente nubladas. Otras tienen áreas despejadas las cuales, en caso de que el resto del ojo sigua siendo funcional, posibilitan cierto parámetro de visión.

Aún y cuanto tu mascota tenga cataratas progresivas, es posible que todavía pueda ver algunas cosas. Sin embargo, a medida que progresan, la pupila, que es el punto negro en el centro del ojo de tu mascota, puede ir de negro a un color azulado, e incluso a blanco.

Las Cataratas Felinas

Afortunadamente, las cataratas son raras en los mininos y por lo general son producto de una infección o lesión ocular. La uveítis es una afección ocular inflamatoria común que, con frecuencia, es una de las supuestas causas subyacentes de la formación de cataratas en los gatos. La uveítis es una dolorosa afección que hace que los mininos entrecierren sus ojos, que sean llorosos, sensibles a la luz e incluso puede causar espasmos en sus párpados.

Con frecuencia, la uveítis crónica se deriva de importantes enfermedades infecciosas como el virus de la leucemia felina (ViLeF), el virus de inmunodeficiencia felina (VIF), la peritonitis infecciosa felina (PIF) y la toxoplasmosis.

Las cataratas felinas hereditarias no son frecuentes. Los gatos pueden desarrollar cataratas diabéticas, sin embargo, dichos casos son muy raros.

Las Cataratas Caninas

En comparación con los gatos, las cataratas en perros son mucho más comunes y clínicamente más importantes. Muchos perros tienen una predisposición genética a las cataratas y pueden desarrollarlas a cualquier edad.

La condición es más frecuente en ciertas razas, como en la Cocker Spaniel, Poodle, Siberian Husky, Schnauzer, Old English Sheepdog, Samoyedo, Golden y Labrador Retriever, Maltés, Boston Terrier y Yorkshire Terrier.

La diabetes es la principal causa de cataratas en perros. Definitivamente, en mi experiencia, la mayoría de las cataratas que he visto son producto de la diabetes. Se estima que el 75 % de los perros diabéticos desarrollarán ceguera como consecuencia de las cataratas un año después de haber sido diagnosticados, por esta razón, cuando tu perro sea diagnosticado con diabetes, préstale mucha atención.

Las cataratas diabéticas pueden aparecer súbitamente — en ocasiones, literalmente de la noche a la mañana. Tu perro puede irse a la cama con sus ojos normales y despertar con sus pupilas blancas, esto puede ser aterrador. Si este cambio en los ojos de tu mascota ocurre de manera repentina, acude a tu veterinario de inmediato y solicita un estudio diagnóstico de diabetes.

Si tanto la diabetes como la inflamación producto de la catarata se encuentran bajo control, estos perros pueden ser buenos candidatos para la cirugía de cataratas, cuestión que expondré más tarde.

Asimismo, las cataratas en los perros se pueden derivar de otra afección ocular subyacente, como la atrofia progresiva de la retina, la uveítis o el glaucoma. Si a tu perro le diagnostican cataratas, es vital que tu veterinario descarte otro desorden ocular subyacente. Otra causa común de cataratas en perros es la toxicidad de medicamentos como las vacunas, los tratamientos preventivos contra la dirofilariasis y los medicamentos anti pulgas o anti garrapatas.

En los perros, el trauma ocular puede hacer que la cápsula del cristalino se rompa. En dicha ruptura, el líquido del cristalino se filtrará. Esto puede conducir a una forma grave de uveítis, que más tarde puede derivarse en cataratas secundarias. Si tu perro sufre algún tipo de lesión en el ojo, es importante que acuda al veterinario lo antes posible.

En ocasiones, no se puede saber de inmediato si hay daño en la cápsula del cristalino y, cuando se nota, puede ser demasiado tarde para salvaguardar la visión de tu mascota.

Los cachorros que son alimentados con un sustituto lácteo desequilibrado desde un punto de vista nutricional, pueden desarrollar cataratas propias de una deficiencia nutricional. Afortunadamente, este tipo de cataratas suelen aliviarse a medida que el cachorro crece.

Debido al proceso de envejecimiento, los perros mayores pueden desarrollar cataratas, sin embargo, suelen ser pequeñas, progresan lentamente y no causan problemas de visión serios.

Te reitero, en cuanto notes algún cambio en los ojos de tu perro mayor, establece un protocolo tanto proactivo como preventivo con el fin de desacelerar la progresión del trastorno.

Cómo Diagnosticar las Cataratas

Si sospechas que tu mascota tiene una catarata porque su ojo esta nublado o tiene problemas de visión, acude a tu veterinario, o mejor aún, acude a un oftalmólogo veterinario con el fin de realizar un examen ocular completo.

Tras el diagnóstico, las cataratas que no sean de gravedad se verificarán periódicamente con el fin de monitorear su avance. En ocasiones se recetan gotas antiinflamatorias para los ojos, de igual forma, en lo particular, prescribo antioxidantes que pueden traspasar la barrera hematoencefálica con el fin de mejorar tanto la salud como la función ocular.

Si tu mascota no tiene una visión óptima, su calidad de vida estará en riesgo. En caso de que las cataratas progresen rápidamente, la cirugía puede ser recomendable con el fin de restaurar su visión.

La Cirugía Veterinaria de Cataratas

Si un oftalmólogo veterinario cree conveniente someter a tu mascota a la cirugía de cataratas, el resultado será mejor si la intervención se realiza lo antes posible, de preferencia antes de que la catarata madure. Durante la cirugía, las cataratas maduras son mucho más difíciles de tratar en comparación con las cataratas menos avanzadas.

El procedimiento para eliminar las cataratas se realiza bajo anestesia general. Se hace una incisión muy pequeña en el ojo y, en la mayoría de las ocasiones, se realiza un procedimiento llamado facoemulsificación, esta técnica es igual a la que se utiliza en las cataratas humanas, con el fin de desintegrar la catarata y eliminar el cristalino opaco.

Una vez que se extrae el cristalino de la cápsula, la mayoría de las mascotas reciben un implante de reemplazo. El implante es permanente, como lo es en los humanos, y prácticamente puede restaurar la visión de tu mascota. En algunos casos, la visión vuelve a la normalidad por completo.

En el caso de las mascotas que han sufrido de una pérdida en la visión, una cirugía de catarata exitosa da como resultado una cura inmediata y significativa. Al despertar de la anestesia, el mundo les resulta completamente nuevo. Aunque la cirugía puede ser muy costosa, restaura la visión de tu mascota y es así, increíblemente gratificante.

Sin embargo, a veces la cápsula del cristalino esta holgada o no se puede fragmentar por completo mediante la emulsificación. Cuando esto sucede, tanto el cristalino como la cápsula se retiran, y evidentemente en este caso es imposible reemplazar el cristalino. Las mascotas con este problema podrán ver después de la cirugía — simplemente no verán tan bien como los animales que recibieron un cristalino.

Cuando el cristalino se retira en su totalidad, las mascotas en cuestión serán hipermétropes, esto significa que verán borrosos los objetos cercanos. Pero esto no es motivo de preocupación, ya que estas mascotas se adaptan sin inconveniente y por lo general su visión regresa a la normalidad con el tiempo.

Cómo Prevenir una Enfermedad Ocular Degenerativa en Tu Mascota

Existen diversas maneras de disminuir o prevenir las cataratas en tu mascota, dos de las más importantes es que tenga un peso normal y que su alimentación sea apropiada de acuerdo a su especie, de esta manera, no desarrollará diabetes. Esto es propio del sentido común, sin embargo, en ocasiones las personas no se dan cuenta de su importancia hasta que ya es demasiado tarde.

Los perros que no tienen contralada su diabetes, desarrollarán cataratas.

Esta afección actúa rápidamente y tu perro quedará ciego en poco tiempo. La cirugía es la única opción para restaurar su visión y con frecuencia, el éxito de la misma dependerá en cómo controles su diabetes.

Una opción mucho más sencilla y desde luego, mucho más amable y asequible, es que tu perro tenga una excelente condición física. Proporciónale alimento biológicamente apropiado, es decir, con un bajo índice glucémico, sin granos, sin carbohidratos y bajo contenido de almidón. De igual forma, procura que el peso de tu mascota sea saludable.

Asimismo, es altamente recomendable evitar vacunar a tu mascota en exceso. En la mayoría de los casos, no es necesario que la vacunes año con año. Además, muchos de los medicamentos que los veterinarios suelen recetar son imprescindibles. Reduce al mínimo todos los químicos que entran en contacto con tu mascota. Sabemos que algunas cataratas se desarrollan como resultado de la toxicosis sistémica propia de los medicamentos.

Para los perros de mediana edad (entre los 5 y 7 años de edad), es conveniente añadir algunos antioxidantes y hierbas que puedan prevenir la formación de cataratas, en especial si se trata de una raza con predisposición genética. Las personas que constantemente consultan Mercola Healthy Pets saben que, en lo que a mí respecta, la mejor fuente de antioxidantes es la comida real.

Esto significa proporcionarle a tu mascota una alimentación balanceada y fresca desde un punto de vista nutricional. Los antioxidantes eliminan los radicales libres y pueden ralentizar los cambios degenerativos en los ojos de tu mascota. Específicamente, la vitamina C y E son antioxidantes que, al parecer, ralentizan el desarrollo y la progresión de las cataratas.

Los arándanos son un excelente complemento para la comida de tu mascota, y puedes añadirlos en pastillas o como comida cruda (incluso como premios). Los arándanos son una fuente rica de flavonoides y tienen grandes propiedades antioxidantes. Se sabe que al consumirse con vitamina E, protegen el tejido ocular de los humanos y se ha demostrado que detienen la opacidad del cristalino en casi todas las personas con cataratas iniciales.

En lo particular he visto que esto es igual en las mascotas con un diagnóstico de cataratas oportuno.

Asimismo, puedes consultar a tu veterinario holístico con el fin de complementar la alimentación de tu perro con betacaroteno o astaxantina. Prefiero la astaxantina para los ojos ya que esta atraviesa la barrera hematoencefálica y elimina con eficacia los radicales libres en los ojos.

De forma paralela, los perros se benefician del suplemento de glutatión y ácido alfalipoico, los cuales son antioxidantes que han demostrado reducir drásticamente el riesgo de desarrollar cataratas y otros trastornos oculares.

También existen gotas nutracéuticas para los ojos y hierbas chinas que han demostrado ser exitosas para ralentizar la degeneración del cristalino en las mascotas. Tu veterinario holístico puede prescribir dichos productos en función a los cambios oculares específicos de tu mascota.

Lo más importante es que si observas algún cambio en los ojos de tu mascota, acude a tu veterinario para que evalúe a tu perro o gato y haz todo lo posible para evitar una mayor degeneración y para frenar o incluso detener la progresión de una afección existente como las cataratas.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo