Dos Razas Incorporadas a la Lista de Riesgo de Enfermedades Cardíacas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 24, 2018 | 2,272 vistas

Historia en Breve

  • Tanto los Doberman Pinscher como los Bóxer están predispuestos a enfermedades cardíacas, debido a una mutación genética
  • Existen pruebas genéticas disponibles para ambas razas, pero ni los veterinarios ni los dueños de perros están muy bien informados acerca de ellas
  • El cardiólogo veterinario que descubrió las mutaciones genéticas recomienda hacer pruebas veterinarias en cada Doberman Pinscher y Bóxer que atiende, de preferencia cuando aún sean cachorros
  • Es importante mantenerse alerta ante las probables señales de un posible problema cardíaco en tu perro, especialmente si es una raza de alto riesgo
  • También, es importante tomar medidas para ayudarle a tu perro a prevenir enfermedades cardíacas, siempre que sea posible

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Los biomarcadores se utilizan más frecuentemente en la medicina veterinaria, y con base en su trabajo en esta area, la Dra. Kathryn Meurs, cardióloga veterinaria de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, invita a sus colegas a realizar pruebas genéticas como parte de sus servicios regulares.

Algunos Doberman Pinscher y Bóxer Tienen Predisposición a Enfermedades Cardíacas

Los biomarcadores son moléculas que indican los procesos normales o anormales que se suscitan en el cuerpo, y podrían ser la señal de un padecimiento o enfermedad subyacente. Varios tipos de moléculas, tales como el ADN (genes), proteínas u hormonas, pueden servir como biomarcadores.

Asimismo, se pueden encontrar biomarcadores en la sangre, heces, orina, tejidos tumorales u otros tejidos o fluidos corporales. Existen biomarcadores para las enfermedades cardíacas y muchos otros padecimientos, incluyendo al cáncer.1

En 2011, Meurs descubrió mutaciones genéticas en los Doberman Pinscher y Bóxer, las cuales causaban enfermedades cardiacas.

En el caso de los Doberman Pinscher, la mutación desencadena miocardiopatía dilatada, una enfermedad del músculo cardíaco que aparece en la etapa adulta, y que podría ocasionar muerte súbita o insuficiencia cardíaca congestiva. El año pasado, se identificó una segunda mutación genética en el mismo padecimiento.

En el caso de la raza Bóxer, la mutación genética que Meurs descubrió, produce Miocardiopatía Arritmógena de Ventrículo Derecho, que también se manifiesta principalmente en perros adultos y tiene posibles resultados similares.

Los Veterinarios Deberían Hacerle Pruebas Genéticas a Cada Doberman Pinscher y Bóxer Que Llega a sus Consultorios

Además, Meurs participó en el desarrollo de nuevas pruebas para comprobar la predisposición a enfermedades cardiacas de estas dos razas, y recomienda que los veterinarios realicen las pruebas en todos los Doberman Pinscher y Bóxer de raza pura que atiendan, de preferencia cuando son cachorros.

"Si bien, es posible que las pruebas no sean preventivas,” indica Meurs para Veterinary Practice News, "Si sabemos la predisposición genética de un perro cuando este es cachorro, los veterinarios podrían comenzar a utilizar esa información para cambiar la forma en que se atiende a dicho perro. Esto te permitirá hacer cambios y prepararte para el transcurso de sus vidas.”2

Las pruebas se encuentran fácilmente disponibles, pero ningún veterinario ni dueño de mascota está muy bien informado acerca de ellas. Existen dos pruebas para los Doberman Pinscher (DCM1 y DCM2), y una prueba separada para los Bóxer (ARVC).

Si la prueba arroja un resultado positivo, se considera que el perro está en riesgo, y Meurs sugiere que los veterinarios deberían consultar con un cardiólogo veterinario sobre los cambios apropiados que se deben aplicar en su alimentación y estilo de vida; y en algunos casos, ajustes en los medicamentos.

"En particular, es importante establecer límites en el ejercicio para los Bóxer que están genéticamente predispuestos a enfermedades cardiacas,” dijo Meurs.

Señales que Podrían Indicar un Problema Cardíaco en Tu Perro

Tos. Una tos reciente y persistente que empeora por la noche, o cuando tu mascota ha estado acostado o se ha puesto de pie después de estar sentado o reclinado, es una de las señales más obvias de un posible problema cardiaco.

Intolerancia al ejercicio. Si al parecer tu mascota no se mueve tanto y es reacio a jugar o hacer ejercicio, esa es una señal de alerta. Es posible que comience a cansarse después de una sesión de ejercicio breve, y podrías percatarte de que su respiración es más pesada después de hacer el esfuerzo. Otra señal es que las encías tengan un tono purpúreo o pálido.

Dificultad respiratoria. A menudo, los perros con problemas cardíacos tienen una mayor frecuencia respiratoria al dormir.

Una frecuencia respiratoria normal podría situarse entre 10 y 35 respiraciones por minuto, y podrías verificar su frecuencia al contar las veces que se ha inflado y desinflado su pecho durante un minuto. Si hace más de 35 respiraciones por minuto o si notas que realiza un esfuerzo abdominal para respirar, esto podría indicar un problema cardíaco.

Cambios en el comportamiento. Observa si manifiesta una inquietud mayor o generalizada, especialmente por la noche; por ejemplo, como si no pudiera decidir dónde recostarse.

Desmayo o colapso. Si la enfermedad cardíaca es grave o avanzada, tu perro podría desmayarse o colapsar. Esta es una señal evidente de una emergencia médica grave, y tu mascota podría necesitar acudir con un veterinario de inmediato.

Fluctuaciones en el peso. Por lo general, las mascotas que tienen una enfermedad cardíaca a largo plazo experimentan pérdida de peso, pero también es posible que haya un aumento de peso como resultado de la acumulación de líquido en el abdomen. Debes verificar si tiene un vientre prominente o inflamado.

La detección temprana de un posible padecimiento cardíaco podría marcar una diferencia significativa en qué tan bien y cuánto tiempo podría vivir tu mascota después de ser diagnósticado, por lo que, si has notado alguna señal de un problema cardíaco, especialmente si tu perro es de alto riesgo, debes programar una cita con tu veterinario.

5 Recomendaciones para Ayudarle a Tu Perro a Prevenir Enfermedades Cardíacas

Podrías disminuir la posibilidad de que tu perro desarrolle problemas cardíacos al aplicar las siguientes medidas:

1. Proporciónale una alimentación nutricionalmente balanceada y apropiada para su especie, que cumpla con sus requerimientos nutricionales de niveles óptimos de proteínas, grasas saludables, y coenzima Q10.

Considero que la gran cantidad de carbohidratos que se encuentran en la mayoría de los alimentos procesados neutraliza la cantidad de proteínas que los perros necesitan, lo cual hace que los carbohidratos sean un importante factor nutricional que contribuye a las enfermedades cardíacas caninas.

Además, las altas temperaturas a las que se procesan estos alimentos inactivan los delicados ácidos grasos, por lo que, a pesar de que las etiquetas indican que contienen las cantidades adecuadas de ácidos grasos esenciales para mantener una excelente salud cardiovascular, estos fueron inactivados durante el proceso de fabricación.

La cantidad de taurina, carnitina, aminoácidos esenciales y CoQ10 que se encuentran de forma natural en la carne sin procesar es extremadamente importante para la salud cardiaca de tu perro.

Estos nutrientes vitales no se encuentran en cantidades apropiadas en la mayoría de las croquetas, y su procesamiento disminuye aún más su biodisponibilidad. Esta es otra razón por la que recomiendo alimentos sin almidón (sin granos ni papa).

Si le proporcionas croquetas o un alimento enlatado, te recomiendo que lo suplementes con la coenzima Q10 en forma de ubiquinol, que es la forma de CoQ10 más beneficiosa para la salud cardiaca, y la única forma que he encontrado eficaz para frenar la progresión y prevenir la expresión de predisposición en las mascotas.

Si tu mascota da positivo en los biomarcadores de enfermedades cardiacas, te recomiendo suministrarle 10 mg de ubiquinol por libra de peso corporal una vez al día, y si manifiesta síntomas, debe ser dos veces al día.

De igual manera, te recomiendo complementar con ácidos grasos omega-3 (aceite de kril) de fuentes marinas, especialmente si tienes un perro que podría estar predispuesto a enfermedades cardiovasculares.

Proveerle CoQ10 adicional (en su forma reducida) a tu mascota, podría asegurar que obtenga la cantidad que el cuerpo necesita para mantener su músculo cardíaco saludable.

2. Ayuda a tu perro a mantener un cuerpo delgado y en forma con ejercicios diarios apropiados para su edad, salud y condición física.

3. Cuida adecuadamente su salud dental. Las bacterias de las bocas sucias de los perros (y humanos) se han relacionado con infecciones en las válvulas cardíacas.

4. Consulta con tu veterinario holístico o integrativo acerca de los suplementos de apoyo cardiovascular, tales como el ubiquinol, aminoácidos (taurina, L-arginina y acetil L-carnitina), bayas de espino, d-ribosa, TMG de glándulas cardiacas, y fórmulas homeopáticas y de Medicina Tradicional China, que se adapten específicamente a los síntomas de tu mascota.

5. Finalmente, solicita a tu veterinario un análisis proBNP, que es un examen sanguíneo sencillo que detecta los primeros signos de enfermedades cardíacas. Si tienes un Doberman Pinscher o Bóxer, también debes solicitar una prueba DCM para Doberman Pinscher o la prueba ARVC para Bóxer.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 MyCancer.com
  • 2 Veterinary Practice News, November 9, 2017