Enfermedades cardíacas en gatos

enfermedad cardiaca

Historia en Breve -

  • La miocardiopatía hipertrófica felina (HCM, por sus siglas en inglés) es una enfermedad del músculo cardíaco, en la cual las paredes se engrosan y el tamaño del corazón aumenta
  • La HCM es una enfermedad hereditaria que se manifiesta en muchos gatos de raza pura; sin embargo, el gato doméstico promedio es al que se le diagnostica más frecuentemente este padecimiento, generalmente a mediana edad
  • Esta enfermedad podría ser leve o grave. Los gatos que padecen su forma leve o moderada podrían ser asintomáticos; a menudo, los que manifiestan una forma más grave presentan signos de dificultad para respirar causada por insuficiencia cardíaca congestiva o parálisis de las piernas debido a un coágulo sanguíneo
  • No existen medicamentos que hayan demostrado ser consistentemente útiles para tratar la HCM en los gatitos; sin embargo, la Dra. Becker ha tenido mucho éxito con los pacientes de HCM en su práctica, al suministrarles una combinación de hierbas, preparaciones glandulares y suplementos apropiados
  • Es probable que la HCM adquirida sea el resultado de llevar una alimentación carente de proteínas a base de carne, por lo que es importante que le proporciones a tu gato una alimentación a base de carne de grado humano; y cuanto antes se diagnostique y trate esta enfermedad, mejores serán los resultados para tu gatito

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Hoy, hablaremos sobre la miocardiopatía felina. Esta es una palabra sumamente elegante para denominar este padecimiento, el cual puede dividirse en "cardio" (que significa corazón), "mio" (un término en latín para denominar músculo) y " patía " (que significa enfermedad). Entonces, lo que obtenemos es una enfermedad del músculo cardíaco.

Existen diferentes tipos de miocardiopatía, incluyendo la miocardiopatía hipertrófica, miocardiopatía dilatada, miocardiopatía restrictiva y miocardiopatía sin clasificación. La miocardiopatía hipertrófica, o HCM, es la enfermedad cardíaca adquirida más comúnmente por los gatos, y ese es el tema que abordare enseguida.

Miocardiopatía hipertrófica

La miocardiopatía hipertrófica es una enfermedad común en gatos, y rara vez se observa en perros. Los perros tienden a adquirir una miocardiopatía dilatada, que analizaré en un video más adelante.

La palabra "hipertrófica" significa engrosada, por lo que esta es una enfermedad en la que las paredes y ventrículos cardiacos se hacen muy gruesos o hipertrofiados. Hay otras enfermedades que también causan el engrosamiento de la pared ventricular izquierda, entre ellas la estenosis aórtica, hipertiroidismo e hipertensión sistémica (presión arterial alta). La HCM es diagnosticada una vez que se han descartado otras causas.

A menudo, es un padecimiento hereditario en los gatos. De hecho, actualmente, hay una prueba disponible para comprobar la presencia de una mutación genética específica en los gatos de raza Maine Coons y ragdolls. Los gatos de raza pura, como el persa, otras razas orientales y American shorthair también están predispuestos a desarrollar esta enfermedad.

Sin embargo, el gato doméstico común es el más comúnmente diagnosticado con HCM. Por lo general, los gatos desarrollan este padecimiento a mediana edad, lo que podría ocurrir a cualquier edad.

Cómo la HCM produce daño cardiaco

Cuando un músculo hace mucho esfuerzo aumenta de tamaño, y podríamos decir que eso es algo bueno, ¿no es así? Y lo es -- excepto en el caso del músculo cardíaco.

El engrosamiento ocurrido por esta enfermedad, que causa el crecimiento del músculo cardíaco, no es normal ni tampoco es algo deseable. En última instancia, la gravedad de este padecimiento depende del grosor de la pared muscular. Algunos gatitos solo desarrollan un engrosamiento mínimo; otros desarrollan un problema mucho más importante.

A medida que la HCM progresa, la estructura cardiaca real cambia y eso afecta a la función cardiaca. Las paredes musculares engrosadas se hacen menos flexibles, y el ventrículo izquierdo ya no puede relajarse o estirarse eficientemente para llenarse de sangre.

Estos cambios podrían producir un soplo cardíaco, ya que las válvulas del corazón no crecen conforme se agranda el músculo cardíaco; por lo que las válvulas se vuelven deficientes. Además, podría originarse una acumulación de sangre en la aurícula izquierda del corazón, lo que forzaría a los fluidos a regresar a los pulmones y la cavidad torácica, lo cual finalmente causaría una insuficiencia cardíaca congestiva.

En algunos gatos – por fortuna no en muchos -- el engrosamiento del corazón produce una arritmia que podría provocar muerte súbita. Y algunos gatitos desarrollan tromboembolismo aórtico felino, también llamado FATE, que es un coágulo sanguíneo que se forma en la aorta y bloquea el flujo de la sangre, que por lo general va hacia las patas traseras.

No hace falta decir que, esto causa una parálisis repentina, así como un considerable nivel de dolor en el gato e incluso la muerte.

Síntomas

Los síntomas de la miocardiopatía hipertrófica felina varían y, en cierta medida dependen de la gravedad de la enfermedad. Los gatos que padecen una forma leve no necesariamente manifiestan síntomas. No obstante, usualmente, un gatito con una forma importante de HCM, presentan signos obvios.

Como ya sabemos, los gatitos ocultan muy bien sus enfermedades. Por lo tanto, a menos que sea una enfermedad grave, incluso es posible que un gato con una forma importante no presente signos o manifieste síntomas muy leves que no parezcan ser indicativos de una enfermedad cardíaca.

Los gatos con síntomas obvios, podrían tener dificultad para respirar causada por una insuficiencia cardíaca congestiva o parálisis en las patas, debido a un coágulo sanguíneo.

Los gatos que padecen insuficiencia cardíaca congestiva no presentan tos como las personas o los perros. En cambio, son propensos a respirar con la boca abierta, e incluso podrían jadear un poco. Debes estar atento a las dificultades respiratorias que podrían manifestarse cuando hace algún esfuerzo.

Algunos gatitos con HCM e insuficiencia cardíaca congestiva tienen dificultad para caminar cualquier distancia sin antes detenerse a descansar y recuperarse.

Diagnosis de HCM

A menudo, los gatitos con miocardiopatía hipertrófica tienen un problema llamado movimiento sistólico anterior (SAM, por sus siglas en inglés) de la válvula mitral. Este movimiento anormal de la válvula obstruye el flujo sanguíneo y puede provocar un soplo que podría escucharse con un estetoscopio.

Algunas veces, los veterinarios pueden hacer un diagnóstico preliminar de HCM en las primeras fases de la enfermedad, simplemente al escuchar un murmullo.

Un gato con HCM que tiene problemas para respirar o pierde la función de las patas delanteras o traseras debe acudir inmediatamente con un veterinario para que pueda recibir el tratamiento necesario, tal como una terapia de oxígeno, anticoagulantes y/o analgésicos.

La mejor forma de diagnosticar la HCM es con un ultrasonido que no sea invasivo, también llamado ecocardiograma del corazón. Esto se realiza con la técnica de flujo de color y Doppler espectral, que consiste en una imagen tridimensional que le permite al veterinario visualizar la estructura y función cardiaca.

Un EKG o electrocardiograma y los rayos X pueden proporcionar información adicional, pero no deben utilizarse solos para diagnosticar este padecimiento.

Opciones de tratamiento para gatitos con HCM

En la actualidad, no hay cura para HCM. Los cambios que ocurren en el músculo cardíaco son permanentes. Pero, si el problema cardíaco de tu gatito se desarrolló como resultado de otro problema subyacente, el tratamiento de la enfermedad primaria podría solucionar de forma parcial o completamente la HCM.

Los diuréticos e inhibidores ACE se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva en los gatos. En caso de una acumulación severa de líquido en la cavidad torácica, es posible que el veterinario tenga que extraer el líquido con un catéter para ayudar a que el animal pueda respirar más fácilmente.

Algunas veces, en pacientes con HCM se utilizan medicamentos que afirman disminuir la probabilidad de coágulos sanguíneos, con el riesgo de que ocurra un tromboembolismo. Estos medicamentos deben controlarse cuidadosamente para prevenir una hemorragia, y no hay garantía de que no se formen coágulos sanguíneos inclusive con los medicamentos.

No es necesario decir que, en lugar de medicamentos anticoagulantes (y sus efectos secundarios), prefiero utilizar un suplemento natural llamado nattokinasa para disminuir el riesgo de coágulos sanguíneos.

No hay medicamentos que hayan demostrado ser consistentemente efectivos para mejorar la función cardíaca en pacientes con HCM. Y desafortunadamente, a menudo, los gatos que padecen esta enfermedad no son atendidos hasta que se desarrolla una insuficiencia cardíaca congestiva.

En mi consultorio, atiendo a muchos gatitos que padecen este trastorno, y he tenido un excelente éxito no solo en disminuir el progreso de la enfermedad, sino también en mejorar las mediciones de ultrasonido al utilizar una combinación de ubiquinol y ciertos aminoácidos, incluyendo taurina, L-arginina y acetil L-carnitina.

Además, utilizo hierbas y preparaciones glandulares para el corazón, incluyendo espino.

Desde mi punto de vista, esta enfermedad se origina por cuestiones nutrigenómicas. La nutrigenómica es el estudio de cómo los alimentos pueden regular ascendente o descendentemente la expresión génica.

Ya que la deficiencia de aminoácidos (una carencia alimenticia de proteínas a base de carne) podría promover este padecimiento, les recomiendo encarecidamente a todos mis pacientes que lleven una alimentación a base de carne de grado humano, y que eliminen todos los rellenos, como los granos y carbohidratos innecesarios que, en primer lugar, los gatos no requieren ni deberían consumir.

El pronóstico para los gatos con miocardiopatía hipertrófica es muy variable. Algunos gatitos desarrollan un leve engrosamiento de las paredes cardiacas y presentan apenas un ligero deterioro en la función, mientras que otros desarrollan una enfermedad realmente importante.

La HCM podría evolucionar rápidamente en algunos meses o muy lentamente a lo largo de varios años. Un caso leve podría permanecer sin cambios durante muchos años y luego progresar repentinamente y volverse grave.

El riesgo de insuficiencia cardíaca congestiva depende de la gravedad de la HCM. Los gatos con insuficiencia cardíaca tienen un mal pronóstico, por lo que mi recomendación sería comenzar un protocolo de apoyo tan pronto como sea posible.

Hacer un diagnóstico precoz junto con un protocolo de curación proactivo podría proporcionarles a los gatos la mejor oportunidad para ralentizar los cambios cardíacos progresivos y tener una excelente calidad de vida.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario