¿Qué pasa cuando dejas a tu perro solo en casa?

Escrito por Dr. Karen Shaw Becker
perro solo en casa

Historia en Breve -

  • Hoy en día, muchos dueños de mascotas lidian con sentimientos de preocupación y culpa cuando dejan a sus perros solos en casa
  • No existe un plazo específico para la cantidad máxima de tiempo en la que un perro puede quedarse solo, pero se considera que entre 10 y 12 horas es demasiado. Tampoco deben pasar más de 4 o 6 horas sin ir al baño
  • Cuando dejas a tu perro solo en casa, es importante que su entorno sea seguro, así como dejarle juguetes para que se entretenga y proporcionarle su propia jaula para que descanse conforme le plazca
  • Hay muchas opciones para que tu perro no se quede solo en casa todo el día mientras trabajas, tales como almorzar en casa, encontrar un cuidador de mascotas o paseador de perros, o inscribirlo en una guardería para perros

Muchos dueños de mascotas se preocupan al dejar a sus perros solos en casa. Les preocupa que sus mascotas puedan poner en peligro su salud, se atraganten con un juguete o premio, o destruyan algún objeto de valor. También se preocupan de que el perro pueda ladrar, llorar o sentirse abandonado y solo mientras no están.

Hace algunos años, había varios dueños de perros que no dudaban en dejar a su perro en casa por un par de días con la ayuda de una puerta para perro, un suministro de croquetas y suficiente agua para beber. A estos dueños de mascotas no les cruzaba por la mente cómo se sentía su perro cuando se quedaba solo, ya fuera dentro o fuera de la casa.

Pero cuanto más integramos a nuestros compañeros animales como si fueran nuestros hijos y queridos miembros de la familia, más nos preocupamos por su seguridad física y estado emocional al no estar con ellos.

¿Tu perro pasa demasiado tiempo solo en la casa?

Hoy en día, es bastante común que los perros se queden en casa durante 8, 10 o 12 horas y, en algunos casos, durante cinco o seis días a la semana. Dependiendo de su estilo de vida, el dueño podría llegar a casa después de 10 horas y darle a su perro un paseo y una cena rápida para luego volver a salir por la noche.

“Verán”, escribe Nancy Tucker, entrenadora canina profesional, para Whole Dog Journal, “siendo brutalmente honesta: Entre 10 y 12 horas es un periodo demasiado largo para dejar solo a un perro”.1

Por supuesto, como ella lo comenta, hay muchas personas que argumentan que siempre han dejado a sus perros y no han tenido ningún problema. Con respecto a eso, Tucker dice que:

“Eso solo significa que los perros que parecen estar bien han aprendido a lidiar con algo que está completamente fuera de su control. Lo más seguro es que quedarse solos durante largos períodos de tiempo no es algo que decidirían si dependiera de ellos. Se han adaptado a nuestras rutinas, pero no es una situación ideal para ellos”.

En definitiva estoy de acuerdo con esto. Los perros son criaturas sociales que necesitan oportunidades para interactuar con las personas varias veces al día y muchos de ellos también se benefician de la interacción con otros perros. Además, si bien no existe un plazo específico para la cantidad máxima de tiempo en la que un perro puede quedarse solo, es evidente que es necesario hacer pausas para dejarlo salir al baño.

Al igual que los humanos, la mayoría de los perros adultos en buen estado de salud necesitan un mínimo de 3 a 5 oportunidades al día para evacuar. Tanto los perros de edad avanzada como aquellos con ciertas afecciones, como la incontinencia urinaria, deben salir más a menudo.

En términos generales, los perros no deben pasar más de 4 o 6 horas sin ir al baño. Por favor, toma en cuenta que estoy hablando de perros adultos, ya que no hace falta decir que los cachorros, por muchas razones, no deberían estar solos.

Es importante considerar que, aún si tu perro puede “aguantarse” durante períodos más prolongados, en realidad no debería hacerlo. Pasar más de 4 horas sin un descanso para ir al baño y, peor aún, más allá de las 6, le provoca incomodidad a la mayoría de los perros que se quedan solos en casa.

Consejos para la seguridad de tu perro cuando se queda solo

Mantén un entorno seguro y a prueba de perros — Tener un perro es un gran incentivo para mantener una casa limpia y ordenada, en especial si vas a dejarlo solo con frecuencia. El viejo dicho “un lugar para todo, y todo en su lugar” es una excelente regla para que tu hogar sea un lugar seguro para tu perro.

Si ves que hay algo tirado en el suelo fuera de su lugar, recógelo de inmediato. La ropa sucia va en su cesto y la ropa limpia en su cajón. Los zapatos van en el armario. Las bolsas, mochilas y maletines se deben colocar fuera del alcance de tu perro.

Al mantener tu entorno limpio y ordenado evitas salir apresurado de tu hogar. También te da la tranquilidad de que tu perro no encontrará alguna peligrosa tentación al rondar por tu casa.

Uno de los problemas más comunes con los perros que se quedan solos es su tendencia a meterse en los botes de basura o subirse al mostrador de la cocina. Es por eso que, antes de salir de casa, debes incluir en tu rutina acciones como revisar todos los botes de basura y asegurarte de que no haya nada en los mostradores de tu cocina que pueda atraer a tu perro.

Puedes comprar botes de basura con tapas o colocarlos fuera de su alcance. Otra buena idea es comprar fundas para tus cables eléctricos o bloquear el acceso de tu perro a ellos de alguna otra manera. Masticar cables eléctricos cuando nadie está mirando es uno de los pasatiempos favoritos de algunos perros.

Si tu mascota tiende a destrozar los juguetes de peluche, camas, o colchones, entonces déjalos fuera de su alcance para evitar que se trague el relleno durante tu ausencia. Si tu perro es capaz de abrir las puertas de los armarios o los cajones, será mejor que los refuerces con pestillos o cerrojos con seguro para niños.

Asegúrate de poner todos los productos químicos que podrían ser tóxicos fuera del alcance de tu perro, incluyendo los productos para la limpieza del hogar.

Dale cosas que hacer mientras estás fuera — Una vez que estés seguro de que no hay nada en tu casa a lo que tu perro no debería acceder, es hora de pensar en las cosas que puede usar para entretenerse durante tu ausencia.

Los rompecabezas para comida y juguetes dispensadores de premios pueden proporcionarle estimulación mental y deliciosos snacks mientras estás ausente. También hay juguetes que se pueden llenar con alimentos húmedos y, conforme tu perro mastica, éstos se liberan poco a poco. Intenta rellenar uno de estos juguetes y congelarlo para que le represente un reto.

También hay docenas de juguetes interactivos que cuentan con cámaras y pueden ser controlados a distancia, lo cual te permite revisar a tu mascota, ofrecerle premios e incluso hablarle, todo a través de la comunicación entre tu teléfono celular y el dispositivo.

También puedes poner música de fondo diseñada para acompañar a tu perro durante tu ausencia, así como abrir las cortinas o persianas para permitir la entrada de luz natural y ofrecerle una vista mientras no estás.

Entrénalo para que use su jaula — El propósito del entrenamiento con jaula no es limitar a tu perro mientras estás fuera, sino proporcionarle acceso para que pase ahí su tiempo si desea descansar, jugar o sentirse seguro.

“Una jaula no es un lugar adecuado para dejar a un perro solo todo el día”, dice Tucker. “En caso de ser necesario, el encierro en un espacio pequeño debe ser temporal y por períodos cortos de tiempo, por ejemplo, un par de horas como máximo”.

Soy una gran partidaria del entrenamiento con jaula, sin embargo, al igual que Tucker, no estoy de acuerdo en usarlas para dejar a un perro encerrado por largos períodos de tiempo. Pero proporcionarle a tu perro su propio y acogedor espacio, y convertirlo en un lugar agradable, ofrece varias ventajas tanto para él como para ti.

Las jaulas no solo sirven para entrenar a tu perro, sino también para que viajen en automóvil o avión, y para poder llevar a tu perro cuando duermes en casa de amigos y familiares o en un hotel que admita mascotas.

Opciones para dejar a tu perro en casa mientras sales a trabajar

Si tienes un trabajo de tiempo completo fuera de tu hogar, las alternativas para dejar a tu perro solo en casa dependerán de tu presupuesto, tu libertad para administrar tu tiempo, tu familia y el apoyo de tu círculo social, así como de otros factores.

Pregúntale a tu jefe si puedes trabajar desde casa, ya sea durante ratos o todo el día — Dependiendo del tipo de trabajo que realices, es posible que puedas desempeñarlo de manera efectiva desde tu hogar. Si es así, pregúntale a tu jefe si estaría de acuerdo. ¡Nunca sabrás si no preguntas!

Pregunta si puedes llevar a tu perro al trabajo — Una vez más, esto depende del tipo de trabajo que realices, para quién trabajas y si tu jefe estaría dispuesto a tener perros en la oficina. A menos que seas tu propio jefe, pues en ese caso ¡puedes darte permiso!

Procura regresar a tu casa para el almuerzo — Si vives cerca de tu trabajo, puedes regresar a tu casa a la hora del almuerzo para pasear a tu perro e interactuar con él aunque sea durante un rato.

Si tienes algún un miembro de tu familia o amigo que pase su tiempo en casa, pídele que cuide a tu perro — ¿Hay alguien en tu familia o círculo de amigos a quien le gusten los perros (incluyendo el tuyo), que pasa mucho tiempo en casa y estaría dispuesto a cuidar a tu perro un par de días por semana? Quizás puedas ofrecerle otro favor a cambio, como ayudarle a cuidar sus propias mascotas, o a sus hijos, en otro momento.

Encuentra a alguien que pueda pasar por tu perro para llevarlo de paseo — Podría tratarse de un vecino amigable, o cualquier persona en quien confíes, a quien le gusten los perros y estaría dispuesto a prestarle atención un par de días por semana. También puedes pagarle al hijo de algún vecino de confianza para que te ayude con eso.

Contrata a un paseador de perros — Hoy en día, existen muchos servicios para pasear perros, dependiendo de dónde vivas. Si decides ir por esta alternativa, asegúrate de hacer tu tarea y encontrar una opción que tenga una buena reputación.

Inscribe a tu mascota en una guardería para perros — Si tu perro disfruta de interactuar y jugar con otros miembros de su especie, entonces llevarlo a una guardería para perros una o dos veces por semana puede ser maravilloso para él. Tucker aconseja lo siguiente: “Busca lugares limpios y bien diseñados con un personal calificado que maneje las interacciones entre los perros y proporcione los períodos de descanso necesarios”.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario