Una actividad causante de ansiedad en tu mascota

Escrito por Dr. Karen Shaw Becker
viajar con mascotas

Historia en Breve -

  • Muchas personas ya esperan la llegada de un clima más cálido y las vacaciones de verano
  • Si planeas llevar a tu perro de vacaciones, hay muchas cuestiones que debes considerar, incluyendo si se sentirá cómodo y feliz al viajar lejos de casa
  • Para viajar en automóvil con tu perro, lo primero que debes considerar es su seguridad, para lo cual debe incluir un arnés, transportadora o jaula apropiada
  • Por otro lado, viajar en avión con un perro requiere de una planificación extensa, con el entendido de que los viajes aéreos son inherentemente estresantes para la gran mayoría de los perros

Esta es la época del año en que muchas personas, cansadas del invierno, comienzan a esperar la llegada de los cálidos meses que se avecinan, así como las vacaciones de verano. Si eres dueño de un perro, es probable que también hayas tenido la duda de si llevar a tu mascota de viaje o dejarla en casa este año.

Hoy en día, viajar con perros es algo muy común, pero el hecho es que, aunque estemos muy unidos a nuestros peludos compañeros, estamos mucho mejor capacitados para sobrellevar los cambios en la rutina que los animales. Por más que a nuestros perros les encante estar con nosotros, se desarrollan mejor en un entorno familiar con una rutina diaria bien estructurada.

Sacar a tu perro de la casa y de su horario cotidiano durante varios días o semanas puede generarle un nivel de ansiedad que incluso tu presencia constante no podría superar. Eso no quiere decir que no debas llevarlo contigo o que no se divertirá, pero deberás considerar que su experiencia de viaje podría ser muy diferente a la tuya.

Si tienes la intención de llevar a tu perro contigo de vacaciones este año, debes hacer planes con anticipación y darle prioridad a la seguridad de tu mascota.

Cómo viajar en automóvil con tu perro de forma segura

Poner a tu perro en una jaula, transportadora o arnés adecuado es por la seguridad de ambos. Un perro o gato que no es controlado podría ser una fuente de distracción mientras conduces y puede convertirse en un proyectil en el caso de un accidente, lo que podría poner en riesgo la vida tanto de tu mascota como la de otros pasajeros.

Debes elegir una jaula o transportadora a la que tu perro se ajuste cómodamente, con suficiente espacio para estar cómodo, pero sin espacio adicional (lo que puede representar un riesgo en caso de un accidente). La jaula o transportadora debe asegurarse en el asiento trasero o área de carga del vehículo, no en el asiento delantero del pasajero.

Si bien, puedes sujetar casi cualquier jaula o transportadora en tu vehículo con cuerdas elásticas o de goma, es posible que este método no sea lo suficientemente seguro al momento de un accidente, lo que podría poner a tu mascota en riesgo de lesiones.

Además, muchos fabricantes de sistemas para el control de mascotas afirman que sus productos están probados para choques, y son seguros para su uso en vehículos, pero no hay protocolos de prueba establecidos o estándares requeridos para sustentar tales afirmaciones.

Por fortuna, el Centro para la Seguridad de las Mascotas (CPS, por sus siglas en inglés) y Subaru han colaborado para realizar pruebas de choques con una amplia variedad de arneses, transportadoras y jaulas disponibles comercialmente. De hecho, el CPS proporciona una lista de sistemas para el control de mascotas certificados con pruebas de choques (hasta noviembre de 2018).

El CPS y Subaru también han hecho pruebas de choques en los asientos de viaje para mascotas. Estos son asientos elevadores portátiles para perros pequeños, que se colocan en la guantera o asiento del pasajero para elevar a los perros pequeños y puedan ver por las ventanas. Ninguno de los cuatro asientos comprobados mantuvo controlados de forma segura a los perros (de peluche) en las pruebas de choques; por lo que, si bien podrían ser divertidos para los perros, no deben considerarse como medidas de control y seguridad efectivas.

Perros y viajes en avión

Si tus planes de vacaciones incluyen viajes en avión; por desgracia, el nivel de dificultad para llevar a tu perro aumentará dramáticamente. Aún en circunstancias ideales, viajar en avión es muy estresante para los perros. Los aeropuertos y aviones son lugares extraños y, con frecuencia, resultan aterradores, llenos de imágenes, sonidos, olores y humanos desconocidos.

Los viajes en avión pueden ocasionar que la mayoría de los humanos sientan un poco de ansiedad, por lo que es fácil imaginar lo difícil que podría ser para un perro que no tiene otra opción, ni idea de lo que pasará. Por ejemplo, los pasajeros humanos pueden anticipar los cambios de presión y sensación por no tener los pies en el suelo.

Tu perro no puede, por lo que su experiencia es emocional y fisiológicamente estresante, y no hace falta decir que el estrés podría aumentar exponencialmente para los perros que vuelan en el área de "carga" del avión.

Dado que viajar en avión con un perro puede conllevar riesgos y factores de estrés inherentes, si es posible, te recomiendo dejar a tu compañero canino en casa con un cuidador de confianza. En mi opinión, a menos que sea un viajero aéreo experimentado, transportar a tu perro en un avión, especialmente en el área de carga, debería ser tu última opción.

7 recomendaciones para viajar en avión con tu perro

Dicho lo anterior, si decides llevar a tu mascota en un vuelo, enseguida encontrarás algunas recomendaciones para ayudar a mantenerlo seguro y relativamente cómodo:

1. Asegúrate de que tu perro esté en condiciones de viajar en avión — Desde mi punto de vista, los animales muy jóvenes, adultos mayores, mascotas enfermas, con alguna enfermedad crónica, animales preñados y razas braquicefálicas, son algunos de los tipos de mascotas para quienes los viajes aéreos son un riesgo inaceptable. De hecho, en los últimos años, muchas aerolíneas comerciales han prohibido las mascotas de cara plana en sus aviones debido a los importantes riesgos para su salud.

Consulta con tu veterinario integrativo para saber si tu perro es un buen candidato para viajar en avión. También, deberás obtener las certificaciones de salud requeridas; por ejemplo, las mascotas que viajan en avión a otro estado deberán haber recibido una vacuna contra la rabia y una certificación de inspección veterinaria en los 10 días previos al viaje.

2. Asegúrate de que tu perro esté muy cómodo en su transportadora antes de dirigirte al aeropuerto — Mucho antes de tu vuelo programado, tu perro debe percibir a su transportadora como un lugar seguro. Cómprala con anticipación y acostúmbralo a pasar tiempo en su interior en casa.

3. Asegúrate de que tu perro porte un collar seguro y placa de identificación actualizada — También, mantén una foto de tu mascota contigo para ayudar a identificarlo en caso de que se pierda.

4. Si es posible, transporta contigo a tu perro en la cabina principal de pasajeros — Si tu mascota puede volar en la cabina de pasajeros o no, dependerá de su tamaño y la aerolínea que utilices. La mayoría, si no todas, solo permiten perros en las cabinas de pasajeros que quepan en una transportadora lo suficientemente pequeña para poder deslizarla debajo del asiento.

Transportar a tu perro contigo, en una cabina climatizada, tiene beneficios obvios y, por mucho, es la mejor manera de viajar en avión con una mascota. Reserva tus vuelos lo antes posible, ya que las aerolíneas solo permiten que cierto número de mascotas viajen en la cabina de pasajeros.

No podrás sacar a tu perro de su transportadora durante el vuelo, así que asegúrate de que no viaje con el estómago lleno y tenga la oportunidad de hacer sus evacuaciones poco antes de abordar el avión.

5. Evita volar con un clima muy frío o caliente, y de ser posible, reserva vuelos sin escalas — En los meses más cálidos, reserva vuelos por la mañana o en la noche para que viaje durante la hora más fresca del día. Cuando el clima es frío, trata de volar durante la hora más cálida del día.

Los vuelos sin escalas son más preferibles que los vuelos con conexiones, especialmente si tu perro vuela en el compartimiento de equipaje o área de carga. Si tu mascota tiene que viajar en el compartimiento de equipaje o área de carga, recupéralo lo más rápido posible, en cuanto aterrices en tu destino.

6. Si tu mascota tiene que viajar en el compartimiento de equipaje o área de carga, invierte en una transportadora de buena calidad — Las transportadoras defectuosas o inapropiadas son una de las principales causas de la mayoría de los problemas con las mascotas que resultan heridas o escapan durante un vuelo en avión.

Una transportadora adecuada deberá estar aprobada por TSA, tener una estructura segura (por ejemplo, tornillos de fijación), puertas de metal (no de plástico), varillas de metal que sujeten la puerta al contenedor, un mecanismo de bloqueo fuerte y efectivo, y sin ruedas.

7. Disminuye la sensación de ansiedad de tu mascota con remedios naturales — No soy partidaria de suministrarles sedantes a las mascotas para viajar, excepto en las circunstancias más extremas y solo al consultarlo con un veterinario. Si tu perro se encuentra tan ansioso que necesita ser tranquilizado para poder volar, no debería tener que pasar por esta experiencia si pudiera evitarse.

Si tu perro debe ser sedado para poder viajar (por lo general debido a la hiperactividad), debe estar en la cabina contigo para que puedas vigilarlo durante todo el vuelo. Nunca, bajo ninguna circunstancia, le suministres un sedante a una mascota que no pueda ser supervisada. Los agentes relajantes naturales que pueden ser beneficiosos incluyen a la ashwagandha, albaca sagrada y rhodiola.

Para ayudar a disminuir la ansiedad de tu perro durante un viaje, considera proporcionarle esencias florales como Jackson Galaxy Solutions por vía oral, antes, durante y después del viaje, y rocía su transportadora con aceites esenciales especialmente para mascotas, como los de la línea Earth Heart.

También, recomiendo el aconitum homeopático para tratar el miedo extremo, en caso de ser necesario. El aceite de CBD también podría ser muy eficaz para disminuir el estrés. Prueba este protocolo antes de viajar, para asegurarte de estar satisfecho con los resultados.

Si tu perro nunca ha volado, puedes evaluar su posible respuesta a un viaje en avión por la forma en que viaja por otros medios. Si se relaja cómodamente en su jaula durante los viajes en automóvil, es probable que maneje los vuelos en avión de forma razonable y adecuada.

La mayoría, si no es que todas, las principales aerolíneas proporcionan información en sus sitios web sobre cómo viajar con mascotas. Si consideras viajar en avión con tu perro, como primer paso, debes contactar a la compañía aérea. Averigüe cuales son las restricciones que aplican en las mascotas, dimensiones de la transportadora/jaula aprobadas por la aerolínea y otra información esencial que podrías requerir para fines de planificación.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario