Enfermedades genéticas: ¿Cuáles son las razas más predispuestas?

Análisis escrito por Dr. Karen Shaw Becker
razas mas saludables

Historia en Breve -

  • Numerosas personas, incluyendo algunos veterinarios, creen que los perros de "raza mixta" y "cruza" tienden a ser más saludables que los perros pura sangre
  • Otros veterinarios, junto con los resultados de un estudio universitario del 2013, sugieren que las razas mixtas no tienen necesariamente una ventaja cuando se trata de trastornos genéticos
  • Según dicho estudio, la frecuencia de los trastornos genéticos (13 de 24) fue aproximadamente la misma para las razas mixtas y para los pura sangre
  • El campo de la nutrigenómica estudia el efecto de la nutrición en el genoma y, en algún futuro, tendremos la habilidad de influir en la expresión génica a través de planes de nutrición personalizados
  • Puede ser importante para los padres de mascotas, aprender la predisposición de la raza y el bienestar de sus perros de raza mixta, así como trabajar con un veterinario integral para prevenir o controlar eficazmente las enfermedades hereditarias

¿Los perros de raza mixta son más sanos que los pura sangre? La respuesta depende de a quién le preguntes. Pero antes de continuar, definamos el término "pura sangre ". En Estados Unidos, se considera que un perro tiene pedigrí sí:

  • Cuenta con documentos que prueban que sus padres, al igual que todos sus ancestros son de la misma raza
  • Está registrado en el American Kennel Club (AKC, por sus siglas en inglés)

Los perros pura sangre son el resultado de la cría selectiva a manos de los seres humanos. Así como los perros híbridos o "cruzas" que, a pesar de sus precios muy elevados, no son considerados pura sangre. Inicialmente, los híbridos se crean a través de la cría de dos o más perros pura sangre. Por ejemplo, los Goldendoodles y los Labradoodles, dos híbridos muy populares, se crearon inicialmente criando Caniches con Golden o Labrador Retrievers.

Algunos criadores han pasado de criar pura sangre a híbridos (por ejemplo, un Golden Retriever a un Goldendoodle), así como híbridos a híbridos (como un Doodle a un Doodle), creando híbridos de segunda, tercera o cuarta generación. Esta práctica es muy controversial en el mundo canino, por numerosas razones.

Los perros de raza mixta, por el contrario, son la descendencia de perros de diferentes razas y mezclas de razas, y los humanos pueden, pero normalmente no han manipulado su creación. Usualmente, no se conoce su ascendencia, y las pruebas de ADN pueden revelar una amplia y, a menudo, improbable gama de razas en su linaje.

Simplemente tiene más sentido que los perros callejeros sean más saludables que los pura sangre. ¿Sera?

Ahora regresemos a la pregunta de si las razas mixtas son más saludables que los pura sangre. Una de las razones de esta creencia, es que cuando se combinan dos o más razas en un solo perro, se puede asumir que existe un menor riesgo de que se hereden enfermedades específicas de la raza.

La idea de que los perros callejeros son más saludables tiene sentido cuando se consideran las terribles prácticas de reproducción de las fábricas de cachorros, así como de muchos criadores asociados con el AKC.

Lamentablemente, en el mundo de los perritos con fines de lucro y los perros con pedigrí, normalmente existe un enfoque firme sobre la cría de animales para ciertas características físicas, incluso cuando dichas características causan sufrimiento de por vida , al igual que poca o ninguna atención al seleccionar la salud y longevidad.

Dicho esto, de acuerdo con la experiencia de numerosos veterinarios, así como los resultados de un estudio de 15 años sobre casos veterinarios en la Universidad de California ubicada en Davis, las razas mixtas no cuentan con una ventaja necesariamente cuando se trata de trastornos genéticos.

Ciertos trastornos genéticos se representan por igual en pura sangre y razas mixtas

Los investigadores de UC Davis analizaron los registros de más de 90 000 perros pura sangre y mestizos que habían sido pacientes en el hospital universitario de medicina veterinaria entre 1995 y 2010. Algunos perros cruzados fueron incluidos en el estudio, dado que se supone que el mestizaje reduce o elimina trastornos genéticos como hipotiroidismo, epilepsia, displacía de cadera y cáncer.

El equipo de investigación encontró más de 27 000 registros que involucraban a perros con al menos uno de los 24 trastornos genéticos, incluyendo varios tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, disfunción del sistema endocrino, afecciones ortopédicas, alergias, hinchazón, cataratas, problemas de lentes oculares, epilepsia y enfermedad hepática.

De acuerdo con los resultados de dicho estudio, la frecuencia de los trastornos genéticos (13 de los 24), fue aproximadamente igual para las razas pura sangre que para las razas mixtas. Algunos de esos trastornos fueron: displasia de cadera, hiper e hipoadrenocorticismo (Cushing y Addison, respectivamente), cáncer, luxación de lentes y luxación patelar (rótula flotante).

Se encontraron diez condiciones con mayor frecuencia entre los perros pura sangre, incluyendo cardiomiopatía dilatada, displasia de codo, cataratas e hipotiroidismo. Se encontró un trastorno más común en razas mixtas: enfermedad del ligamento cruzado craneal (LCC).

"En general, el estudio mostró que la frecuencia de estos trastornos genéticos, tanto en los perros pura sangre y en los de raza mixta, dependen de una condición específica”, mencionó la psicóloga animal, Anita Oberbauer, profesora y presidenta del Departamento de Ciencia Animal de la UC Davis y autora principal del estudio, en una rueda de prensa de la universidad.

Asimismo, los datos del estudio de la UC Davis sugieren que las razas que comparten un linaje similar son más propensas a ciertos trastornos hereditarios:

“...cuatro de las cinco razas principales afectadas con displasia de codo incluyen: perro de montaña Bernés, Terranova, Mastín y Rottweiler (todos provenientes del linaje parecido al mastín). Esto sugiere que estas razas comparten mutaciones genéticas para la displasia de codo porque son descendientes de un ancestro en común".

Por otro lado, los trastornos que ocurren tanto en razas mixtas como en pura sangre parecen originarse a partir de mutaciones genéticas bien establecidas que se han propagado por toda la población de perros. Estos trastornos incluyen: displasia de cadera, tipos de cáncer que causan tumores y miocardiopatía hipertrófica.

Nutrición y genética

Es muy importante tener presente que solo porque algunos trastornos puedan heredarse en ciertas razas, no significa que tu perro esté predestinado a adquirir dicha condición.

Cómo se mencionó anteriormente, existen pasos a seguir que pueden ayudar a prevenir que tu mascota adquiera enfermedades a las que pueda tener una predisposición, y existen algunas formas para tratar o manejar con éxito las condiciones genéticas ya existentes.

Por ejemplo, la nutrigenómica es un concepto científico emergente que sugiere que la nutrición que necesitamos como individuos (tanto humanos como animales) depende de nuestra composición genética. Nuestros genes y su expresión génica se encuentran controlados por nutrientes individuales, lo que significa que necesitamos una nutrición funcional personalizada.

Es importante entender cómo los nutrientes que proporcionamos a nuestras mascotas afectarán a sus genes y, por lo tanto, a su salud y longevidad. De hecho, si sabemos qué nutrientes son esenciales para nuestras mascotas (y para las personas), podemos crear un impacto en la longevidad, reducir el riesgo de enfermedades crónicas y curar enfermedades mucho más rápidamente.

La nutrigenómica estudia el efecto de la nutrición en el genoma. El genoma tiene todo que ver con el cuerpo: cómo funciona metabólicamente y genéticamente. Los genes conforman solo una pequeña parte del genoma, cerca del 2 por ciento. El otro 98 % no tiene nada que ver con los genes, sino en el control que tiene el cuerpo sobre las funciones de estos.

Cada individuo cuenta con una firma molecular alimenticia única que determina qué nutrientes debe de consumir para prosperar. Como veterinarios y padres de mascotas, podemos ejercer cierto control. Por ejemplo, si tu perro es de una raza genéticamente predispuesta a cierto problema de salud, podemos suprimir ciertos genes a través de la nutrición para que no puedan expresarse, o alentar a otros genes a hacer lo opuesto.

Para mayor información sobre este apasionante campo de investigación, recomiendo un libro co-escrito por el Dr. Jean Dodds, "Canine Nutrigenomics: The New Science of Feeding Your Dog for Optimum Health".

Si estás buscando mayor información sobre la raza de tu perro

Si te interesa aprender más sobre las enfermedades hereditarias en los perros, existen algunos recursos en línea muy útiles para ti:

Existen también kits de prueba de ADN disponibles que proporcionan no solo la identificación de la raza, sino también características genéticas y de salud. Uno pertenece a la identificación de ascendencia y raza de la marca Embark, el cual es el kit de prueba de ADN canino para la detección de particularidades y bienestar, y el otro es el kit de prueba de ADN canino para la identificación de bienestar y reproducción saludable de Wisdom Panel.

Si compras uno de estos kits, es recomendable revisar los resultados con tu veterinario, especialmente si te preocupa algo. Puede ser útil para los padres de mascotas conocer los trastornos comunes en la raza de su perro, ya que, en la medicina veterinaria integral en particular, existen pasos para prevenir o retrasar la progresión de una enfermedad.

Cuando un trastorno hereditario no puede prevenirse o aparece de manera repentina, si se sabe de antemano qué buscar y se busca atención veterinaria inmediatamente, el perro tiene un mejor resultado normalmente.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario