Advertencia: Por Favor No Ignores Este Cambio Sonido

paralisis por garrapatas

Historia en Breve -

  • La parálisis por garrapata, también llamada parálisis por moredura de garrapata, es una reacción posiblemente mortal que ocurre en algunas mascotas
  • Uno de los primeros síntomas de la parálisis por garrapata que muchos dueños de perros observan, es un cambio en el sonido del ladrido de su mascota
  • Si este padecimiento no es atendido, la toxina de la garrapata produce una parálisis generalizada; cuando el sistema respiratorio se ve involucrado, se convierte en una emergencia médica posiblemente fatal
  • Las mascotas que se enfermen de gravedad deben ser hospitalizadas para recibir cuidados paliativos intensivos, incluyendo oxígeno suplementario para tratar la parálisis de los músculos respiratorios
  • La mejor manera de prevenir este padecimiento es al revisar cuidadosamente al animal para comprobar la presencia de garrapatas, cada vez que haya tenido una posible exposición; todas las garrapatas encontradas deben ser eliminadas de inmediato para evitar que le transfieran las toxinas a tu mascota

Por la Dra. Becker

La parálisis por garrapata o para ser más exactos, parálisis por picadura de garrapata, es una reacción a una picadura de garrapata que ocurre en algunas, no en todas, las mascotas, y con mayor frecuencia en los perros. Aparentemente, los gatos de Norteamérica son resistentes a la toxina que provoca este padecimiento, o se realizan un aseo tan eficiente que las garrapatas no se quedan adheridas durante tiempo suficiente como para transmitirles la toxina.

Sin embargo, en Australia, donde esta enfermedad es más frecuente, afecta a los perros y gatos. De hecho, la parálisis por garrapatas es una de las causas prevenibles más comunes de muerte en perros y gatos a lo largo de la Costa Este de Australia, con una incidencia aproximada de 10 000 perros afectados cada año, la cual es fatal para el 5 %.

Este padecimiento es producido debido a una potente toxina presente en la saliva de varias especies de garrapatas femeninas. La toxina entra en el torrente sanguíneo conforme la garrapata se alimenta de su anfitrión y evita la liberación de acetilcolina, un neurotransmisor que se comunica con los músculos del cuerpo.

En Norteamérica, las garrapatas que se encuentran muy frecuentemente relacionadas con la enfermedad son la garrapata de la madera de las Montañas Rocosas y la garrapata del perro americano. En los Estados Unidos, la mayoría de los casos de parálisis por garrapata ocurre entre los meses de abril a junio.

Síntomas de la Parálisis Por Garrapata

Las garrapatas que portan la toxina deben adherirse durante alrededor de 4 días, y los síntomas de parálisis por picadura de garrapata comienzan a manifestarse de 5 a 7 días después de que la garrapata se haya fijado al cuerpo. En muchos casos se producen múltiples picaduras por garrapatas, pero la parálisis podría ocurrir debido a la picadura de una sola garrapata.

Uno de los primeros signos que muchos dueños de mascotas perciben es un cambio en el sonido del ladrido de su perro. También, podrían presentar regurgitación de los alimentos a medida que los músculos de la garganta y el esófago se debilitan. Conforme el nivel de la toxina aumenta en el torrente sanguíneo, ocasiona la pérdida de los movimientos voluntarios debido a que ataca a los nervios que conectan la médula espinal con los músculos.

Las patas traseras se vuelven débiles e inestables, y posteriormente, desarrollan una parálisis flexible o flacidez. Otros síntomas que podrían presentarse son:

Vómito

Pérdida del tono muscular

Inestabilidad

Dificultad para comer

Presión arterial alta

Babeo excesivo

Frecuencia cardiaca elevada

Pupilas dilatadas

Pérdida de los reflejos, lo cual evolucionaría hasta perderlos por completo

Megaesófago (esófago dilatado)

Si la parálisis no es controlada, se extenderá desde las patas traseras hacia todo el cuerpo, incluyendo a las extremidades delanteras y, finalmente, al sistema respiratorio. Si su sistema respiratorio llega a verse afectado cuando los músculos del pecho se paralizan, tu mascota podría morir en en unas cuantas horas.

Es obvio que es muy importante buscar ayuda, en el caso de una mascota que empieza a ponerse aletargada y con dificultad para moverse.

El Diagnóstico de la Parálisis Por Garrapata

Tu veterinario anotará el historial completo de la salud de tu mascota y tendrá que conocer los detalles de cualquier visita reciente que hayas realizado con tu perro a zonas boscosas u otros entornos posiblemente infestados por garrapatas.

Además, le realizará una revisión física completa, y lo más importante, verificará el cuerpo de tu mascota muy cuidadosa y a detalle para comprobar la presencia de garrapatas. En caso de encontrar una garrapata, esta será eliminada y enviada al laboratorio para determinar su especie, si es necesario.

Por lo general, se recomienda realizar un recuento sanguíneo completo, perfil bioquímico y análisis de orina; sin embargo, los resultados de estas pruebas suelen ser normales en mascotas que padecen una parálisis por garrapata. En los animales con síntomas respiratorios, se realizará una prueba de gases en la sangre para determinar la extensión del problema.

Si ocurre una parálisis en los músculos respiratorios, se presentará un bajo nivel de oxígeno, así como un alto nivel de dióxido de carbono en la sangre. Una radiografía del tórax podría mostrar un esófago dilatado, que es un síntoma secundario que se produce frecuentemente debido al esfuerzo adicional que el animal hace al respirar.

Opciones de Tratamiento

Las mascotas que padecen enfermedades graves tendrán que ser hospitalizadas. La parálisis de los músculos respiratorios es una emergencia médica que requiere una intervención veterinaria inmediata.

Lo primero que hará tu veterinario para evitar una mayor liberación de toxinas en el cuerpo de tu mascota es localizar y eliminar la garrapata. En algunos casos, este es el único tratamiento requerido para que tu perro comience a recuperarse.

Sin embargo, en el caso de los pacientes que tienen problemas respiratorios, será necesario hacer una suplementación de oxígeno o alguna otra forma de ventilación artificial para que los animales continúen respirando hasta que la toxina sea eliminada de su cuerpo.

Se le proporcionarán cuidados paliativos según sea necesario con el fin de tratar su deshidratación. Además, en los casos severos podría administrarse un suero antitoxina hiperinmunológico. Dado que la toxina por mordedura de garrapata es sensible a la temperatura, las mascotas que se recuperan de la parálisis deben ser alojadas en un ambiente tranquilo y fresco.

La mascota debe realizar un mínimo de actividad física para evitar un incremento en su temperatura corporal y circulación sanguínea. Para prevenir una neumonía por aspiración, no se le proporcionará comida ni agua a los animales que estén paralizados hasta que puedan moverse y no hayan vomitado en un plazo de 24 horas.

Recomendaciones Para la Prevención

La mejor manera de prevenir la parálisis por picadura de garrapata es revisar diariamente para comprobar la presencia de garrapatas. Y debes asegurarte de no omitir áreas corporales de tu mascota donde las garrapatas suelan ocultarse, como por ejemplo, entre los dedos, debajo de las patas, en los pliegues de las orejas, las axilas y alrededor de la base de la cola.

Hacer revisiones diarias para buscar garrapatas—o aún mejor si vives en una zona que tiene una alta incidencia de garrapatas—verificar la presencia de garrapatas cada vez que tu perro haya estado en el exterior y posiblemente expuesto, y eliminar las garrapatas de inmediato, son pasos muy importantes para disminuir el riesgo de tu perro.

Utiliza medidas disuasivas naturales para garrapatas. Existen docenas de opciones disponibles comercialmente, y aunque ninguna es 100 % eficaz la mayor parte del tiempo, hacen que tu perro sea menos atractivo para las garrapatas.

Concéntrate en mejorar la salud inmunológica general de tu perro. Las garrapatas y otros parásitos prefieren huéspedes que se encuentren debilitados. Ayudar a tu perro a desarrollar un sistema inmunológico fuerte y resistente al proporcionarle una alimentación equilibrada a base de alimentos frescos, realizar titulaciones, y disminuir al mínimo la exposición química, le volverá menos atractivo para las garrapatas.

Si encuentras una garrapata, retírala inmediatamente y de la manera correcta. No lo hagas solo con las manos. En cambio, utiliza pinzas o incluso mejor, un removedor de garrapatas o una herramienta para eliminar garrapatas. Sujeta la garrapata muy cerca de la piel de tu mascota, y jálala cuidadosamente para quitarla de su piel, mientras te aseguras de eliminar la cabeza.

Una vez que la hayas retirado, elimínala a través del inodoro. Enseguida, desinfecta la piel de tu perro con agua y jabón o iodopovidona diluida (Betadine). También, te recomiendo aplicar una gota de aceite de lavanda sobre el área de la picadura.

Además, muchos veterinarios homeopáticos utilizan Ledum en las mascotas que comienzan a manifestar síntomas extraños después de exponerse a garrapatas. Monitorea a tu mascota durante varios días después de la picadura. Si notas algún signo de parálisis por picadura de garrapata, comunícate con tu veterinario inmediatamente.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo