¡Deja de posponer esto! Date prisa por la seguridad y comodidad de tu mascota

sindrome de disfuncion cognitiva en mascotas

Historia en Breve -

  • Tal como les ocurre a las personas mayores, los perros y gatos de edad avanzada pueden experimentar un deterioro cognitivo, también conocido como síndrome de disfunción cognitiva (SDC)
  • El diagnóstico e intervención temprana son un paso vital para desacelerar el progreso de la enfermedad y mejorar la cognición y calidad de vida de las mascotas de mayor edad
  • El SDC es evidente en alrededor del 50 % de los perros mayores de 11 años, y casi el 70 % de los perros mayores de 15 años
  • El SDC felino se identifica con mayor frecuencia en gatos mayores de 11 años
  • Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu mascota a mantener su mente en buen estado a medida que envejece, lo que incluye ofrecerle la alimentación y suplementos adecuados, alentar el ejercicio regular, omitir vacunas y programar exámenes de salud dos veces al año con tu veterinario

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Cuando las mascotas de mayor edad comienzan a mostrar señales de deterioro mental, al cual se le conoce de forma técnica como síndrome de disfunción cognitiva (SDC) canina o felina, por desgracia, esto a menudo pasa desapercibido hasta que la enfermedad está muy avanzada y las opciones para frenar su progreso son limitadas.

Puede que incluso los veterinarios ignoren que hay un problema porque solo revisan a las mascotas una o dos veces al año y la mayoría de los perros y gatos se comportan de forma distinta cuando visitan al veterinario a como lo hacen en sus propios hogares.

Además, muchos veterinarios no se dan cuenta de qué tan común es el SDC. Necesitan que los dueños de mascotas les digan cuando un perro o gato mayor está experimentando cambios de comportamiento pero, muy a menudo, los dueños de mascotas asumen que los cambios son solo una parte natural del envejecimiento y no lo mencionan durante las visitas al veterinario.

A menudo, no se diagnostica el síndrome de disfunción cognitiva en las mascotas

En un estudio de 2011 sobre perros en Australia, los investigadores revelaron que alrededor del 14 % de los perros desarrollan el SDC, pero menos del 2 % de éstos son diagnosticados.1

El riesgo aumenta con la edad, ya que alrededor del 40 % de los perros de 15 años tienen al menos uno de los síntomas. Los investigadores estiman que la tasa de disfunción cognitiva en perros geriátricos es del 68 %.

En otro estudio de 2011 sobre SDC en gatos, los investigadores estimaron que un tercio de todos los gatos de entre 11 y 14 años de edad padecen de algún deterioro cognitivo relacionado con la edad. Ese número aumenta al 50 % en gatos de 15 años o más.2

¿Por qué es tan importante identificar el SDC tan pronto como sea posible?

El Dr. Jeff Nichol, especialista en comportamiento veterinario, quien fue coautor de un artículo sobre el síndrome de disfunción cognitiva, cuenta la historia de un perro macho de raza mixta de 14 años de edad que parecía estar cuerdo (en el sentido mental) en sus años dorados hasta que comenzó a experimentar una serie de factores estresantes en su vida.3

Para comenzar, el dueño del perro había sido hospitalizado, lo cual creó la necesidad de tener a alguien que cuidara de los perros. Luego murió otro perro de la casa. El perro a sus 14 años se volvió más empalagoso y comenzó a experimentar problemas sensoriales, incluyendo la sordera.

El Dr. Nichol tomó medidas rápidas para frenar el deterioro cognitivo del perro y se sintió agradecido por las situaciones estresantes que, aunque eran desafortunadas, pusieron a la luz sus problemas cognitivos.

Si bien no existe una cura para el SDC, hay formas de frenar la progresión de la enfermedad e incluso ver mejoras en la mascota. “Este perro ha mejorado de forma significativa, y hasta ahora ha pasado más de un año y sigue mejorando” dijo El Dr. Nichol para Veterinary Practice News. “Parece que su SDC no está avanzando”.4

El Dr. Nichol les pide a sus clientes que completen un breve cuestionario sobre la desorientación, sociabilidad, hábitos de sueño, memoria y nivel de actividad de sus mascotas. Él invita a los veterinarios a completar un cuestionario similar con todos los clientes con mascotas de 7 años o más para evaluar los casos de deterioro cognitivo lo antes posible.

Yo les pido a mis propios clientes que completen un formulario de “Seguimiento” cada seis meses en su examen de salud, el cual cubre cualquier comportamiento nuevo que pueda haberse desarrollado desde el último examen de su mascota.

Síndrome de disfunción cognitiva en perros: 5 síntomas comunes

Los signos del SDC ocurren en alrededor de la mitad de los perros mayores de 11 años. A la edad de 15 años, casi el 70 % de los perros tienen al menos un síntoma de deterioro cognitivo.

Debido a que los perros de razas grandes y gigantes envejecen con mayor rapidez en comparación con las razas más pequeñas, incluso los perros de 6 años pueden comenzar a experimentar un deterioro cognitivo.

Si tu perro tiene alrededor de la misma edad, es una raza grande o gigante y muestra uno o más síntomas de SDC, no descartes que haya algún problema relacionado con la edad.

Hay cinco síntomas típicos del deterioro cognitivo en los perros:

  1. Crecimiento en la cantidad total de horas de sueño durante un período de 24 horas
  2. Disminución en la atención a su entorno y desinterés o apatía
  3. Disminución de la actividad consiente
  4. Pérdida de los conocimientos adquiridos tiempo atrás, incluyendo el adiestramiento en el hogar
  5. La aparición de una ansiedad intermitente que se manifiesta por medio de inquietud, jadeos, gemidos o temblores

Otros síntomas incluyen la falta de respuesta a las órdenes (puede que se deba a una pérdida auditiva), incapacidad para reconocer a personas conocidas y dificultad para andar en el entorno. Las manifestaciones físicas adicionales del SDC pueden incluir un exceso de lamidas, falta de acicalamiento, incontinencia fecal y urinaria y pérdida de apetito.

Síntomas de disfunción cognitiva en los gatos

Hay cuatro cambios muy comunes en el comportamiento que los dueños de gatos con edad avanzada reportan a menudo:

  1. Vocalización excesiva, en especial por la noche
  2. Confusión en cuanto a dónde están y por qué (mirando hacia el espacio)
  3. Orinar fuera de la caja de arena
  4. Pérdida de interés en cuanto a interactuar con los miembros humanos de la familia

Por lo general, los gatos que desarrollan SDC tienen al menos 11 años o más. Muchos veterinarios y expertos en felinos utilizan el acrónimo DISH (por sus siglas en inglés) para medir la disfunción cognitiva en gatos:

D = desorientación: Los gatos con SDC pueden vagar sin rumbo, mirar las paredes y, a veces, parecer perdidos o confundidos. También pueden dejar de reconocer en periodos intermitentes a los miembros de la familia.

I = reducción en las interacciones sociales: Puede que un gato con SDC parezca confundido cuando su dueño llega a casa al final del día. También puede que muestre menos interés en ser acariciado o en sentarse en el regazo de su dueño.

S = cambios en los patrones del sueño: Un gato afectado con esta enfermedad puede dormir más durante el día, pero sufre de insomnio a la hora de acostarse, por lo que vaga por la casa y llora a menudo sin un motivo aparente.

H= suciedad/adiestramiento en el hogar: Con frecuencia, los gatos con SDC pierden sus habilidades de adiestramiento en el hogar. Esto sucede porque se olvidan de la ubicación de la caja de arena, o ya no están muy preocupados por su propia limpieza, o puede que un poco de ambos.

5 consejos importantes para ayudar a tu mascota a mantenerse en buen estado mental

Las investigaciones demuestran que el deterioro cognitivo en perros y gatos se puede mejorar al ofrecerles una alimentación enriquecida con antioxidantes junto con un programa de enriquecimiento ambiental y cognitivo, además de realizar ejercicio adicional.

Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu compañero en envejecimiento a mantener una buena salud cognitiva durante el mayor tiempo posible y retrasar el inicio y la progresión de la disfunción cognitiva. Aquí hay cinco de los pasos más importantes que puedes tomar:

1. Alimentación — Ofrece una alimentación nutricionalmente balanceada, rica en grasas saludables, que incluya ácidos grasos del tipo omega-3 como el aceite de kril. El aceite de kril y otras grasas saludables, incluyendo el aceite de MCT (triglicéridos de cadena media), son muy importantes para la salud cognitiva.

El combustible perfecto para un perro o gato en envejecimiento es una variedad de alimentos crudos y enteros adecuados para un carnívoro. Elimina todos los carbohidratos refinados, es decir azúcares innecesarios. Nada de cereales, patatas o legumbres.

Reemplaza esos carbohidratos innecesarios con más proteínas de alta calidad. Elimina los alimentos extruidos (croquetas) para evitar los subproductos tóxicos que surgen del proceso de fabricación.

La mayoría de los alimentos para mascotas se fabrican de una manera que crea subproductos que pueden afectar a la salud cognitiva, incluyendo las aminas heterocíclicas, las acrilamidas y los productos finales de glicación avanzada (o AGE por sus siglas en inglés). Los alimentos frescos y biológicamente apropiados proporcionan los nutrientes que requiere un cerebro en envejecimiento.

Con la alimentación adecuada también se mejorará el microbioma, el cual se ha relacionado con la mejora de la salud cognitiva en los seres humanos, y yo misma también he visto una mejora en las mascotas.

2. Suplementos — Los nutracéuticos pueden mejorar la memoria de manera significativa y sus efectos son duraderos. Los estudios sobre los triglicéridos de cadena media (MCT, por sus siglas en inglés) como el aceite de coco han demostrado que pueden mejorar la función cognitiva de manera significativa en mascotas de mayor edad.

Los MCT proporcionan una fuente de energía alternativa para el cerebro en forma de cuerpos de cetona a diferencia de la glucosa, los cuales pueden mejorar de manera drástica el metabolismo cerebral y la energía celular dentro del sistema nervioso central.

Ofrecer suplementos con MCT es una excelente manera de ofrecer una fuente de combustible instantánea para el cerebro de tu mascota. Los cuerpos cetónicos atraviesan la barrera hematoencefálica para nutrir de manera eficaz a los cerebros en envejecimiento.

Recomiendo agregar diario 1/4 cucharadita de aceite de coco a su comida por cada 4.5 kilogramos de peso corporal de tu mascota. El cerebro de tu mascota tiene un 60 % de grasa, y esa grasa debe alimentarse de forma adecuada a medida que envejece. También recomiendo añadir una fuente de SAMe (S-adenosilmetionina).

Otro suplemento que hay que tomar en cuenta es el resveratrol, que viene de la Fallopia japónica. Se ha comprobado que la Fallopia japónica ayuda a reducir el daño de los radicales libres y los depósitos de proteína beta-amiloide.

El ginkgo biloba puede mejorar el flujo de sangre al cerebro. La fosfatidilserina y el ubiquinol, que es la forma reducida de la enzima CoQ10, alimentan las mitocondrias de tu mascota y mejoran la energía de las células.

3. Vacunas — La vacunación en exceso es algo que los animales de edad avanzada no necesitan. Puedes reemplazar las vacunas por exámenes de titulación. Una prueba sobre los anticuerpos en la sangre que mide la inmunidad protectora. Lo más probable es que tu mascota esté muy bien protegida. Opta por las pruebas de titulación, para ayudar a reducir su carga tóxica.

4. Ejercicio — Mantén activos el cuerpo y la mente de tu mascota con el ejercicio regular adecuado para su edad y condición física, además de una estimulación mental (los rompecabezas y los juguetes de liberación de estrés pueden ser de gran ayuda). Ofréceles a tus perros oportunidades regulares para socializar con otras mascotas y personas. Los dueños de gatos deben reservar un momento cada día para jugar con su mascota y ejercitarla.

También mantén a tu compañero en una talla saludable. Las mascotas con sobrepeso tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad.

Muchas mascotas mayores obtienen beneficios de las terapias de rehabilitación, que incluyen ejercicios de fortalecimiento con una caminadora bajo el agua, los cuales ayudan a mantener una masa muscular magra a medida que envejecen.

Realizar ejercicio aeróbico a diario es esencial para las mascotas de mayor edad, ya que ayuda a mantener bajos los niveles de glucosa e insulina en la sangre, lo cual, según las investigaciones, es fundamental para la salud cognitiva a largo plazo.

5. Revisiones de salud para animales de edad avanzada — En general, recomiendo que las mascotas visiten a sus veterinarios por lo menos dos veces al año sin importar la edad que tengan, pero esto es aún más importante para los perros y gatos de mayor edad.

Mantenerte al tanto de los cambios físicos y mentales de tu compañero animal a medida que envejece es la mejor manera de detectar a tiempo cualquier avance de una enfermedad.

Pídele a tu veterinario que realice un análisis de sangre para verificar la salud de los órganos internos de tu mascota y asegurarte de identificar posibles problemas desde el principio.

Cuando tu mascota comienza a responder ante una terapia diseñada para mejorar la función cognitiva, si es necesario, puedes comenzar a entrenarla de nuevo usando las mismas técnicas que usaste cuando era un cachorro o gatito (un entrenamiento de refuerzo positivo que incluya muchos premios y elogios).

Por desgracia, estas recomendaciones no serán de gran utilidad para un animal que ya se encuentra en etapas avanzadas del deterioro cognitivo, por lo cual es de gran importancia diagnosticar y comenzar a tratar el problema lo antes posible.

La disfunción cognitiva es una enfermedad progresiva que no se puede curar, pero el diagnóstico e intervención tempranos pueden frenar el deterioro cognitivo y ofrecerle a tu mascota una buena calidad de vida.

Publique su comentario