Deshazte de Estos 5 Peligros para Mascotas

peligros para gatos

Historia en Breve -

  • Si tienes un gato en casa, existen varios riesgos domésticos que debes tener en cuenta
  • Tanto los huesos cocidos como ciertos alimentos para humanos pueden ser peligrosos para tu gato, al igual que las plantas tóxicas, muchos medicamentos, cremas y aerosoles tópicos
  • Algunos artículos que pueden causarle a los mininos obstrucción intestinal son las ligas, lazos de bolsas, hilo dental y ligas para el cabello
  • Además, quizás debas reemplazar algunos de los utensilios que tu gato utiliza con frecuencia, como su caja de arena, tazones de plástico, además de juguetes viejos y sucios

Por la Dra. Karen Shaw Becker

En comparación con los perros, los gatos no suelen causar tantos problemas en casa, sobre todo porque los perros comen de forma indiscriminada, y los mininos son mucho más selectivos con lo que se llevan a la boca.

Sin embargo, esto no significa que en tu hogar no existan riesgos reales al acecho de tu gato, a continuación, se muestra una lista publicada por el sitio PetMd al respecto.1

10 Peligros Domésticos Comunes para Gatos

Ciertos Alimentos para Humanos

Algunos de estos son el chocolate, plantas que contienen allium (por ejemplo, cebollas, cebollines o una sobredosis de ajo y puerros), nueces de macadamia, uvas, pasas y alcohol.

Afortunadamente, no es probable que tu minino encuentre tentadores estos alimentos, sin embargo, siempre existe la posibilidad de que decida comer una pasa que quede entre los cojines del sofá o una uva que encuentre mientras inspecciona la barra de tu cocina.

Huesos Cocidos

Los huesos cocidos son peligrosos para los gatos (y los perros). Si tu gato intenta masticar o tragar un hueso cocido, es posible que sea necesario intervenirlo quirúrgicamente para extraer fragmentos, astillas y obstrucciones, además, también puede ser mortal. Nunca alimentes a tu mascota con huesos cocidos y deshecha de forma segura los huesos restantes de tu propia comida.

Ligas y Lazos para Bolsas

Para tu gato, estos artículos pueden parecer un juguete, sin embargo, si los traga pueden causar graves daños intestinales.

Plantas Tóxicas

Algunas de las plantas más comunes que presentan un riesgo de intoxicación para los gatos son el ricino, caladio, lirios, difenpaquia, regaliz americano, espuela de caballero, digitalis, narciso de otoño, palma de sagú, acacia, el tejo y la adelfa.

La base de datos ASPCA de plantas tóxicas y atóxicas, te permite buscar si la planta que consumió tu mascota amerita una visita de emergencia con el veterinario.

Popurrí Líquido

Seguramente, el maravilloso aroma del popurrí cálido atraerá la atención de tu minino, sin embargo, desafortunadamente, estos aceites calentados representan riesgos significativos para la salud. Tu gato puede quemarse o desarrollar una grave irritación cutánea por estas sustancias. Si entra en contacto con el popurrí líquido, lava bien su pelaje con el fin de eliminar todo rastro de residuos grasos.

El popurrí líquido contiene componentes llamados detergentes catiónicos, los cuales son sumamente peligrosos para los gatos. Si se consumen, estos detergentes pueden provocar quemaduras graves en el hocico, esófago y estómago.

Cables Eléctricos y Lámparas de Sal

Al parecer, a los gatos les gusta masticar los cables eléctricos, en especial a los mininos. Sin embargo, pueden electrocutarse si mastican la capa protectora externa mientras el cable está enchufado a la pared. Cubre los cables de alimentación o guarda aquellos que estén sueltos con un sujetador de cables, de esta manera serán menos tentadores para tu gato.

Las lámparas de sal son sanas y estéticas, sin embargo, pueden volverse letales si tu minino lame reiteradamente una. Si notas que la lámpara de sal es una tentación para tu felino, retírala de su espacio con el fin de evitar una sobredosis de esta sustancia.

Hilo Dental y Ligas para el Cabello

Tal y como pasa con las ligas de goma y los lazos para bolsas, el hilo dental y las ligas para el cabello pueden ser una tentación para tu gato, además, también le pueden causar una obstrucción intestinal que puede ser mortal.

Medicamentos Domésticos

Los gatos tienen una fisiología muy particular que los hace excepcionalmente susceptibles a varias sustancias que no les causan problemas a otros animales. Esto se debe a que, en comparación con otros animales, el metabolismo hepático de los felinos tiene una notable diferencia.

Esta diferencia es la razón por la que las sustancias químicas extrañas que son (relativamente) seguras en otras especies, son mortales en los gatos y, por lo general, en dosis mucho más bajas. Algunas de las 4 sustancias tóxicas más comunes que debes vigilar si tienes un minino son el paracetamol, compuestos de enema de fosfato, Kaopectate (un antidiarreico) y antidepresivos.

Cremas y Aerosoles

Algunos gatos disfrutan lamer cremas y otros productos tópicos de la piel de los humanos, lo cual puede ser de gran inquietud dependiendo de los ingredientes. Muchos productos de cuidado personal contienen productos químicos potencialmente tóxicos. Y, por si fuera poco, existen cremas que contienen hidrocortisona, antibióticos o antifúngicos.

Al igual que las pomadas musculares, los productos que contienen óxido de zinc pueden ser tóxicos para tu gato. Los productos prescritos de uso tópico que tu minino no debe comer son las cremas a base de esteroides, cremas con hormonas, analgésicos antiinflamatorios y compuestos de vitamina A.

Productos de Limpieza

Si utilizas agentes químicos de limpieza en tu hogar, no los utilices cerca de tu gato. Los productos concentrados como los limpiadores de desagües o inodoros pueden causar quemaduras químicas. Lo ideal es que sitúes a tu minino en otra habitación mientras limpias, asimismo, cerciórate que todas las superficies estén secas antes de dejarlo suelto por la casa.

De igual forma, considera la posibilidad de optar por productos de limpieza domésticos seguros y que no sean tóxicos, los cuales son más saludables para ti y tu gato. Las investigaciones demuestran que casi todos los productos de limpieza químicos que utilizas en tu hogar terminan dentro de tu gato, por lo tanto, elige los productos con sensatez.

5 Artículos Comunes para Gatos que Debes Sacudir y Reemplazar

1. Deshazte de esto: Caja de Arena Desgastada por el uso

Si eres como la mayoría de las personas, la caja de arena de tu gato es de plástico. Las cajas de arena de plástico se pueden comprar en prácticamente cualquier lugar, son económicas, livianas y fáciles de limpiar. Sin embargo, el plástico también conlleva muchas desventajas, por ejemplo, se raya.

Cuando tú minino excava a través de la caja de arena para cubrir sus "heces", sus afiladas garras raspan el fondo y los lados de la caja. Después de un tiempo, estos rasguños y marcas captan gérmenes y es posible que el olor persista incluso después de desinfectar la caja.

Después de las limpiezas, es recomendable verificar si su caja de arena está rayada o desgastada. Es igual de recomendable presupuestar cada año una nueva caja de arena.

Reemplaza este Artículo con: Una Nueva Caja de Arena

2. Deshazte de esto: Tazón de Plástico para Agua y Comida

Los tazones de plástico para comida y agua son baratos y prácticos. Desafortunadamente, es imposible desinfectarlos a fondo y conforme el plástico comience a romperse, puede filtrarse en los alimentos y agua de tu gato.

Además, las bacterias y aceites pueden quedar atrapados en el plástico desgastado, lo que puede causar irritación cutánea o algo incluso peor. Los mininos pueden desarrollar acné felino, o acné de barbilla, y los tazones de plástico se han relacionado con dicha afección.

Asimismo, algunos gatos pueden desarrollar una alergia a los materiales y los colorantes de los recipientes de plástico, de igual forma, se les han relacionado con las manchas de lágrimas.

Reemplaza este artículo con: Acero Inoxidable, Porcelana sin Plomo o Recipientes de Vidrio para Agua y Comida

3. Deshazte de esto: Juguetes Sucios o Dañados, y Juguetes Cubiertos con Pelo

Los juguetes viejos y sucios pueden albergar bacterias, y los juguetes rotos o dañados pueden representar un riesgo de asfixia para tu gato. Este es el caso de aquellos pequeños ratones peludos que a muchos gatos les encantan.

Desafortunadamente, estos pueden representar un importante peligro para la salud de tu minino.

De acuerdo con dvm360:

"Los gatos están motivados por sus fuertes instintos de caza para perseguir y cazar el juguete, y es muy fácil que se coma el juguete si está cubierto de pelo real de conejo o ratón.

Muchos gatos han tenido que ser intervenidos quirúrgicamente por estos falsos e 'inofensivos' ratones."2

Reemplaza este artículo con: Juguetes Nuevos o Caseros (exceptuando cualquier cosa pequeña y que esté cubierta de pelo)

4. Deshazte de esto: Cortaúñas Desgastado

No podemos decir que el momento predilecto de un gato sea cuando le cortan sus uñas, sin embargo, algo que puede empeorar una situación así de complicada es utilizar un cortaúñas desgastado. Si la superficie de corte no está afilada, el cortaúñas quebrantará y partirá la uña en lugar de recortarla rápida y perfectamente.

Esto es incómodo o incluso doloroso para tu minino y también suele hacer que tú – el humano al otro lado del cortaúñas – se tense. A su vez, tu gato capta tu estrés, lo que aumenta el de él.

En el peor de los casos, cortar las uñas de tu gato con un cortaúñas desgastado puede hacer que tu gato se esconda debajo de la cama cada vez que saques este utensilio. Y eventualmente tu amigo felino tendrá garras en lugar de uñas.

Reemplaza este artículo con: Cortaúñas Recién Afilados o Nuevos, o bien, un Utensilio Giratorio que Funcione con Baterías (por ejemplo, un Dremel)

5. Deshazte de esto: Medicamentos Vencidos o Inadecuados

Con suerte, tu gato no necesita ni necesitará medicamentos veterinarios, sin embargo, en caso de que los necesite, es importante no conservar medicamentos vencidos o inadecuados.

Cuando tu veterinario prescribe un medicamento para tu minino, es solo para él y para la condición específica que en ese momento se busca abordar. No es recomendable que le suministres a tu gato otro medicamento que fue destinado a otro gato, de igual forma, es riesgoso que conserves una prescripción anterior solo "por si las dudas", con el fin de tenerla a mano.

Además, muchas sustancias que son seguras para los seres humanos y los perros son sumamente tóxicas para los gatos, por lo que nunca debes suministrarle a tu gato un medicamento destinado para tu perro o para ti. Si tienes alguna duda, consulta a tu veterinario.

Reemplaza este Artículo con: Prescripciones Recientes Cuando sea Necesario

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario