Esta experta en felinos comparte qué hacer con gatos que padecen enfermedad renal

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
enfermedad renal en felinos

Historia en Breve -

  • En la actualidad, la enfermedad renal crónica (ERC) ocupa el primer lugar entre las enfermedades en los gatos. Podría estar vinculada a la vacuna triple felina (FVRCP, por sus siglas en inglés) y por lo mismo es de gran importancia no vacunarlos en exceso
  • La Dra. Lisa quiere aclarar que la proteína NO es un enemigo de los riñones de tu gato y que, en el caso de los gatos, una alimentación baja en proteínas NO es apropiada para su especie
  • Ella ha tenido un gran éxito al tratar gatos con ERC por medio de una alimentación casera sin carbohidratos, con un contenido de calorías de alrededor del 40 % de proteínas y 60 % de grasas, además de los suplementos apropiados, en especial el aceite de pescado
  • Si su gato tiene ERC, es importante que no lo obligues a consumir pastillas, líquidos u otros tratamientos. En su lugar, respeta sus deseos y no te enfoques en su enfermedad, sino en el tiempo que le queda

Mi invitada es la experta en salud felina, la Dra. Lisa Pierson, fundadora del fabuloso sitio web CatInfo.org. En 1984, la Dra. Lisa se graduó en la Escuela Veterinaria de la Universidad de California en Davis. Su misión es tratar de prevenir algunas de las enfermedades que vemos actualmente en los gatos (por ejemplo, diabetes y obstrucciones uretrales) por medio de una alimentación adecuada.

Es posible que la ERC en los gatos esté relacionada con una vacuna en específico

En la actualidad, el principal problema que los veterinarios ven en los gatos es la enfermedad renal, por lo que quise hablar con la Dra. Lisa sobre la mejor manera de alimentar a los gatos con esta enfermedad.

Estudié veterinaria hace 20 años y ahí me dijeron que 3 de cada 4 gatos morirían de una enfermedad renal. Pero no se nos dio ninguna explicación. Nos dijeron: “No hay nada que puedan hacer. Los gatos están predispuestos a morir por insuficiencia renal”. Nos enseñaron cómo identificar el problema, pero no qué lo causa. Le pregunté a la Dra. Lisa qué pensaba sobre qué hay detrás de la epidemia de enfermedad renal en los gatos.

Esa es una excelente pregunta para la cual me gustaría tener la respuesta”, respondió. “Sabemos que un investigador muy respetado, el Dr. Michael Lappin, de la Universidad Estatal de Colorado, ha establecido un posible vínculo entre la enfermedad renal felina y la vacuna triple (FVRCP) contra la rinotraquetis vírica felina, el calicivirus y la panleucopenia, las cuál se cultiva a partir de células renales felinas”.

Es importante que tengamos mucho cuidado en no vacunar en exceso a los gatos”, continuó la Dra. Pierson, “ya que es posible que creen un tipo de reacción autoinmune a sus propias células renales. Con eso en mente, aun así, mis propios gatos desarrollaron enfermedad renal”.

Aquí es importante hacer énfasis en que, como lo demuestra la situación de la Dra. Lisa, aún si hacemos todo bien, nuestros gatos pueden adquirir una enfermedad debilitante, incluyendo la enfermedad renal. Muchos dueños de gatos enfermos dicen: “No sé qué he hecho mal”. Muchas veces en realidad no han hecho nada malo. Incluso en ambientes óptimos, los gatos pueden enfermarse.

¿Cuántas vacunas requieren los gatos domésticos?

Por lo general, a las personas cuyos gatos domésticos no salen de casa, les recomiendo que se eviten todas las vacunas. Si sabes que tu gato nunca paseará afuera y no piensas traer ningún otro gato a tu casa, entonces casi no hay riesgo de exposición a las enfermedades contra las que vacunamos a nuestros gatos. Le pregunté a la Dra. Lisa qué pensaba sobre no ponerles ninguna vacuna en absoluto a los gatos que viven en espacios cerrados.

Aunque en definitiva estoy en contra de vacunar en exceso, siempre administro al menos una vacuna cuando el gatito tiene al menos 16 semanas de edad”, dice la Dra. Lisa. “He visto morir a suficientes gatos a causa de la panleucopenia como para sentirme cómoda con la idea de no ponerles ninguna vacuna.

Al final de cuentas, sí sacamos a nuestros gatos para ir a la clínica veterinaria y normalmente las personas usan zapatos en sus hogares por lo que sí hay cierto nivel de exposición. Yo los vacunaría por lo menos una vez. Difiero contigo sobre este tema. Me preocuparía dejarlos sin ninguna vacuna contra la panleucopenia.

Hace dos años tenía cinco gatos. En esos últimos dos años he perdido a cuatro de mis cinco gatos. Tenían entre 18 y 20 años. Cuando tenían al menos 16 semanas de edad recibieron su segunda y última vacuna de FVRCP. Es posible que un par de ellos hayan recibido otra vacuna de FVRCP un año después, pero después de eso no les administré ninguna más. Ninguno había sido vacunado desde que eran gatitos o, a lo mucho, cuando tenían un año de edad.

En su último día conmigo, les realicé pruebas de titulación en busca de panleucopenia para medir los niveles de anticuerpos en el torrente sanguíneo. Por supuesto, los anticuerpos no son lo único que combate a las enfermedades, pero a fin de cuantes, las pruebas de los gatos indicaron que estaban protegidos contra la panleucopenia.

El gato de mi mamá tiene 20 años. No creo que lo haya vacunado después de los 5 años. Le hice un par de pruebas de titulación en busca de panleucopenia cuando tenía 18 años y hace poco lo volví a hacer, y los resultados de las pruebas estaban a un nivel que los inmunólogos consideran como un nivel de defensa contra esta enfermedad.

Mis propios gatos viven 100 % al interior de mi hogar. Recibieron la vacuna FVRCP cuando eran gatitos, y su última vacuna fue como máximo a las 16 semanas de edad, es decir, para cuando los anticuerpos maternos deberían haber desaparecido. Después de eso no he vuelto a administrarles la vacuna FVRCP”.

Así que la Dra. Lisa vacuna a sus gatos 100 % domésticos, pero lo hace al mínimo. En su historial, mis gatos de espacios cerrados también recibieron una vacuna a las 16 semanas. Pero creo que si adopto otro gatito que viva estrictamente en el interior, es probable que no le dé esta vacuna en absoluto. Tal vez no le dé ninguna vacuna, ya que, en mi opinión, no tendría riesgo alguno de exposición.

'Las proteínas NO son un enemigo para los riñones de los gatos'

Le pregunté a la Dra. Lisa qué opinaba que deberían hacer los dueños de gatos en las primeras etapas de la vida de sus mascotas para tratar de prevenir la enfermedad renal.

Yo les ofrezco una alimentación rica en agua. Ofrezco una alimentación alta en proteínas, moderada en grasas y con cero carbohidratos que sea apropiada para su especie. Con respecto a cómo las proteínas afectan a los riñones, es importante entender que las proteínas no son el enemigo de los riñones de los gatos. Las proteínas no provocan una enfermedad renal. No agudizan la enfermedad renal. No son enemigas de los riñones.

Si pudiera transmitirles una importante moraleja, es: '¡Por favor, dejen de menospreciar a las proteínas!' Yo no le ofrecería a ningún gato que esté bajo mi cuidado ninguno de esos alimentos que restringen las proteínas a los que clasifican como “de prescripción”. Siempre hay mejores opciones”.

¿Qué cantidad de proteína es la correcta para la alimentación de un gato?

“Quiero compartir con tus lectores unas cantidades para reflexionar”, dijo la Dra. Lisa. “Si se fijan en la energía metabolizable, es decir, las calorías de las proteínas, grasas y carbohidratos, se tienen que sumar hasta llegar al 100 %. Hill's k/d, Purina NF, Royal Canin son alimentos de “prescripción” que restringen las proteínas a un nivel calórico de entre el 20 % y 27 %. La alimentación de un gato en la naturaleza contiene de 60 % a 70 %.

Cuando preparo recetas para mis gatos con enfermedad renal crónica (ERC), o cuando recomiendo alimentos comerciales, usando las proteínas, grasas, carbohidratos y fósforos que se indican en mi tabla de CatInfo.org, sugiero ofrecerles un agradable promedio de 40 % de calorías proteicas. No creo que los gatos realmente necesiten el 60 % o 70 % que encuentran en la naturaleza. Todo lo que estás haciendo es aumentar la carga de nitrógeno ureico en la sangre. No creo que sea necesario.

He tenido excelentes resultados en los últimos 15 años al ofrecerle a miles de gatos con ERC una alimentación con alrededor del 40 % de proteínas y menos del 10 % de carbohidratos. La alimentación casera que yo recomiendo tiene cero carbohidratos. Eso significa que contiene 60 % de grasa, para completar el 100 %”.

¿Por qué es tan importante complementar con aceite de pescado (omega-3)?

“No hay nada que me frustre más que ver cómo los dueños de gatos se van del consultorio de su veterinario con una bolsa de líquidos en una mano y una bolsa de comida seca en la otra. Se les ha dicho que les ofrezcan una alimentación libre de agua y que luego claven una aguja en la espalda de sus gatos para ponerles agua. Eso es bastante absurdo.

¿Cuál es la estrategia sensata? Paso uno, ofrecer una alimentación rica en agua. Paso dos, esta alimentación debe ser baja en fósforo. Paso tres, suplementar al gato con ácidos grasos omega-3, es decir: MUCHO ACEITE DE PESCADO. Cuando hacemos autopsias en estos gatos, encontramos que hay nefritis. 'Nefros' significa riñón, '-itis' significa inflamación.

Sabemos que el aceite de pescado y los ácidos grasos omega-3, en especial el ácido eicosapentaenoico (EPA) más el ácido docosahexaenoico (DHA), son antiinflamatorios. Hubo un estudio de meta análisis que revisó todos los estudios individuales de ERC que se habían hecho, y los investigadores descubrieron que los gatos que obtenían altas cantidades de aceite de pescado parecían vivir durante mucho más tiempo.

El aceite de pescado tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que es lógico que el aceite de pescado pueda disminuir la progresión de la enfermedad renal.

Mi meta es la siguiente: una cápsula al día para cada gato. Una cápsula de concentración normal debe tener aproximadamente 300 miligramos de EPA combinado con DHA. Se han realizado estudios sobre la seguridad para demostrar que 600 miligramos de EPA combinado con DHA al día son seguros para los gatos.

El aceite de pescado puede causar problemas de sangrado en algunos pacientes, por lo cual, si has tenido una cirugía en los últimos años, tal vez te hayan dicho que dejes de tomar aspirinas y también aceite de pescado porque tienen propiedades anticoagulantes. Sin embargo, para un gato es seguro consumir 300 miligramos de EPA combinado con DHA.

Una de las razones por las que no me gustan los alimentos de prescripción para la enfermedad renal es porque, en la etapa final, los gatos con ERC pueden desarrollar hipercaliemia, lo que significa que hay demasiado potasio en su sangre. Todos los alimentos diseñados para los riñones están fortificados con potasio, por lo que terminan agravando el problema de la hipercaliemia y son perjudiciales para el paciente”.

Cómo cambiar la alimentación de un gato adicto a los alimentos secos por una alimentación rica en humedad

“De verdad amo los alimentos hechos en casa”, dice la Dra. Lisa. “Soy una verdadera fanática. Las recetas que preparo emulan a los alimentos de prescripción, ya que incluyen muchas vitaminas B, antioxidantes y mucho aceite de pescado, pero puedo ajustar el potasio según sea necesario de acuerdo con los niveles sanguíneos del paciente.

Son alimentos bajos en fósforo. Contienen una cantidad moderada de proteínas de alta calidad en comparación con los alimentos de prescripción, los cuales tienen una mayor restricción de proteínas y, a menudo, tienen fuentes de proteínas de muy baja calidad, es decir, de valor biológico bajo (por ejemplo, levadura de cerveza.) Mis pacientes se desarrollan muy bien con estos alimentos hechos en casa”.

Por supuesto, yo también soy una gran partidaria de los alimentos caseros. Sin embargo, la queja número uno que recibo de mis clientes es que su gato no se los come.

“En primer lugar, no hay necesidad de ponerse en un plan de 'todo o nada' con respecto a la alimentación”, dijo la Dra. Lisa. “Muchos gatos no querrán comer alimentos 100 % caseros y necesitarán mezclarlos con un poco de comida enlatada para hacerlos más sabrosos. Está bien mezclar lo comercial con lo casero. Es mejor que coman un poco de alimentos caseros a que no los coman en lo absoluto.

Ahora bien, encuentro que las personas se rinden con demasiada facilidad cuando intentan cambiar la alimentación de sus gatos y no deberían desanimarse tan rápido. Tienen que poner manos a la obra, trabajar en ello y ser pacientes. Además, la clave está en modificar su alimentación antes de que el gato esté realmente enfermo. Ningún gato enfermo quiere probar algo nuevo.

Además, usa el hambre de tu gato a tu favor. No vayas a ofrecerle los alimentos nuevos solo para observar cómo se alejan de ellos y rendirte a ofrecerle su antigua comida. Déjalos 12 horas sin comer. Que aguanten 18 horas sin comer. Ponte más estricto”.

La diferencia entre el pescado y el aceite de pescado

Para aquellos que no saben por qué les recomendamos aceite de pescado, pero no el pescado, debo aclarar que nuestro problema con el pescado como fuente de proteína no es solamente que muchos tipos de pescado están contaminados, sino que también tienen un alto contenido de yodo, el cual puede causar hipertiroidismo.

Los suplementos de aceite de pescado de buena calidad no contienen yodo y se someten a pruebas de pureza y potencia, lo que significa que se analizan en busca de metales pesados y bifenilos policlorados (BPC).

El aceite de pescado tampoco causa sensibilidad a los alimentos, a diferencia del uso de pescados como fuente de proteínas. En pocas palabras, el aceite de pescado se encuentra en una categoría completamente diferente a la del pescado como fuente de proteínas. Tal como lo señala la Dra. Lisa: Es proteína versus grasa. El aceite de pescado es seguro y una buena fuente de ácidos grasos esenciales omega-3. Sin embargo, no se recomienda brindarle pescado a los gatos.

Si tu gato tiene una enfermedad renal, pregúntale a tu veterinario acerca del calcitriol

Le pregunté a la Dra. Lisa qué otra sugerencia tenía para los dueños de gatos con el fin de mejorar su calidad de vida, longevidad y función renal.

Sería bueno que le preguntes a tu veterinario sobre el calcitriol”, respondió. “El calcitriol es la forma activa de la vitamina D. Una de las funciones de los riñones es tomar la forma inactiva de la vitamina D y activarla. En otras palabras, produce calcitriol.

Hay algunos especialistas en felinos que son grandes partidarios del calcitriol para los gatos y, en lo personal, creo que es cuestión de que 'mientras no haga daño, puede que ayude'.

Me he dado cuenta de que la mayoría de mis clientes se desesperan y preguntan: '¿Qué puedo hacer? ¿qué puedo hacer? ¿qué puedo hacer?' La verdad es que no hay mucho por hacer. La enfermedad renal progresará conforme tenga que progresar.

 Así que, reitero, no lo vacunes en exceso. Ofrécele una alimentación rica en agua. Siéntate y relájate con tu gato. No te preocupes porque los riñones van a hacer lo que tengan que hacer en su momento. En verdad no hay nada que podamos hacer al respecto más allá de los aspectos básicos que acabo de compartir”.

Le agradezco mucho a la Dra. Lisa Pierson por dedicar este tiempo y compartir sus excelentes consejos, trucos, ideas, pensamientos e información con nosotros. Asegúrate de visitar su sitio web, CatInfo.org, en donde proporciona una gran cantidad de información extremadamente útil y práctica sobre la salud de tu gato.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario