Mascotas consideran irresistibles estos riesgos, asegúrate de que tu casa no los tenga

prevencion de envenenamiento

Historia en Breve -

  • Del 18 al 24 de marzo se celebra la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos y es el momento perfecto para recordarle a los dueños de mascotas que deben acondicionar sus hogares para protegerlas de los envenenamientos
  • Comienza con las salas y dormitorios principales, y elimina o pon en un sitio seguro todas las tentaciones que podrían envenenar a una mascota curiosa
  • Continúa con la cocina y busca si hay alimentos tóxicos para las mascotas, luego ve al baño para poner en un sitio seguro todos los medicamentos, cremas tópicas, ungüentos y productos de limpieza
  • Finalmente inspecciona el cuarto de lavado y la cochera, donde la mayoría de las personas almacenan una gran variedad de productos que son potencialmente venenosos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Todos los años durante la tercera semana de marzo se celebra la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos, y la Línea de Ayuda para Envenenamiento de Mascotas también utiliza esta semana para ayudar a crear conciencia sobre los peligros domésticos para las mascotas:1

"Aunque gran parte las iniciativas reconocidas a nivel nacional han ido encaminadas a crear conciencia en los padres de niños pequeños, los veterinarios de la Línea de Ayuda para Envenenamiento de Mascotas nos recuerdan que las mascotas también son vulnerables y susceptibles al consumo accidental de elementos comunes y potencialmente mortales en el hogar.”

La Dra. Ahna Brutlag, subdirectora de la línea de ayuda señala lo siguiente al respecto desde su perspectiva como veterinaria:

"Las mascotas son curiosas y con frecuencia no pueden evitar oler, probar y, a veces, tragar alimentos, plantas y otros artículos en nuestro hogar que les llaman la atención. Por lo cual es fundamental que acondiciones tu casa para protegerlas de los envenenamientos.

Tomar simples medidas como asegurarse de que las plantas interiores no sean tóxicas y almacenar medicamentos en áreas seguras, reducirá significativamente las posibilidades de que tu perro o gato entre en contacto con una sustancia tóxica.”

Cómo a acondicionar cada una de las habitaciones de tu casa para que sea a prueba de envenenamientos

Los veterinarios de la línea de ayuda sugieren que protejas a tus mascotas al acondicionar cada una de las habitaciones de tu hogar con el fin de que sea a prueba de envenenamientos:

Sala de estar, sala de tv, dormitorios, pasillos, entrada

Comprueba minuciosamente que tus plantas interiores sean inocuas para tus mascotas. Las 5 principales plantas que envenenan a las mascotas con más frecuencia son:

1. Plantas de la familia Araceae, como el filodendro, pothos, espatifilio, alcatraz, difenbaquia, singonio, sansevieria, filodendro trepador, potus, cheflera y colocasia

2. Trébol inglés, ruibarbo (hojas) y la fruta carambola

3. Kalanchoe

4. Planta del maíz/drago

5. Flores de primavera, en las cuales se incluyen ciertos bulbos de primavera como narcisos, jacintos y tulipanes

Ciertos productos de fragancias para el hogar, como el popurrí líquido en ollas para hervir a fuego lento, pueden causar quemaduras químicas si tu perro o gato los consume. Asimismo, debes ser sumamente precavido al utilizar cualquier tipo de aerosol cerca de los gatos, y, sobre todo, de las aves.

Mi recomendación para los hogares con mascotas (ya sean peludas, con plumas, aletas o escamas) es evitar utilizar todos los productos aromatizantes, como ambientadores en aerosol, atomizadores de tapicería, aromatizantes eléctricos, geles, velas e incienso.

Estos productos producen peligrosos contaminantes interiores que afectan drásticamente a nuestras mascotas. En la última década, las investigaciones científicas han demostrado que muchos ambientadores domésticos contienen sustancias químicas que pueden ser dañinas.

Mantén fuera del alcance de tus mascotas todos los productos para fumar al igual que los artículos relacionados, por ejemplo, colillas de cigarrillos, ceniceros, chicles y parches de nicotina.

Asimismo, ten sumo cuidado con los cigarrillos electrónicos, ya que pueden suponer un peligro aún mayor para los miembros peludos de la familia que el humo de tabaco de segunda o tercera mano.

De igual forma debes tener cuidado con las baterías. Algunos perros disfrutan masticar estos productos y los dispositivos que las contengan, como controles remotos y celulares.

Al consumirse, pueden causar graves problemas. Las pilas alcalinas contienen materiales que pueden causar daños cuando entran en contacto con tejidos vivos en un proceso llamado necrosis por licuefacción.

Los tejidos se ablandan, lo que permite que el álcali penetre profundamente. Cuando un perro mastica y perfora una batería, el material alcalino puede filtrarse y causar daño a los tejidos dentro y alrededor del hocico, ocasionalmente en el esófago y pueden bajar hasta el tracto gastrointestinal.

Si un perro se traga una batería, puede causarle una obstrucción, y si se queda en su estómago el tiempo suficiente para que la carcasa se disuelva, los metales pesados ​​ (generalmente zinc o plomo) pueden liberarse en su sistema, lo que dará pie a una toxicosis.

Cuelga tu bolsa o mochila en cuanto llegues a casa. A las mascotas les encanta meter sus narices en bolsas y mochilas que pueden contener posibles venenos, por ejemplo, medicamentos (como inhaladores para el asma), chicles o dulces con xilitol, productos para fumar o desinfectante para manos.

Cocina

Mantén fuera de su alcance los alimentos humanos que son venenosos para perros y gatos.

Los siguientes 6 alimentos han estado involucrados constantemente en los casos reportados de toxicidad en mascotas en todo el mundo:

1. Chocolate y productos a base de chocolate

2. Plantas con allium, como cebollas, ajo, puerros y cebollines; sin embargo, los perros no corren riesgo si consumen ¼ de cucharadita de ajo recién picado por cada 15 libras de peso corporal y pueden obtener grandes beneficios – simplemente no te excedas.

3. Nueces de macadamia

4. Frutos de la vid, como uvas, pasas, sultanas y grosellas

5. Alimentos y productos que contengan el endulzante xilitol

6. Etanol en las bebidas alcohólicas

Mantén los botes de basura detrás de puertas cerradas, o asegúrate de que la tapa esté asegurada y siempre en su lugar. Los contenedores de basura y composta pueden contener diversas toxinas que son dañinas para las mascotas, como colillas de cigarrillos, granos de café, alimentos con moho y huesos.

Baños

Mantén fuera del alcance de tus mascotas todos los medicamentos y suplementos para humanos y guárdalos de manera segura en gabinetes o armarios cerrados. No dejes botellas abiertas o pastillas sueltas en encimeras, mesas o bolsas de plástico que tu perro o gato pueda morder.

De igual forma mantén fuera del alcance todas las cremas tópicas y ungüentos, asimismo, no dejes que tu gato o perro lama tu piel después de haberte aplicado estos productos.

Lo mejor es almacenar por separado los medicamentos humanos de aquellos que son para mascotas. La Línea de Ayuda para Envenenamiento de Mascotas recibe muchas llamadas de personas que accidentalmente le dieron su propio medicamento a una mascota.

Gurda en un lugar seguro los productos de limpieza y mantén a las mascotas fuera de la habitación mientras utilizas limpiadores para baño o cualquier otro producto de este tipo. Baja las tapas del inodoro, sobre todo si utilizas limpiadores líquidos o dispositivos automáticos para desinfectar el inodoro. Lo ideal es que reemplaces todos los productos químicos de limpieza con alternativas inocuas y atóxicas.

Cuarto de lavado y cochera

Mantén alejados de las mascotas los rodenticidas (veneno para ratas y ratones) y recuerda que los roedores pueden mover estos venenos a lugares accesibles para las mascotas.

Si tienes roedores en casa, te recomiendo una trampa llamada Havahart®, que es una trampa humana para ratones, ratas u otros roedores que te ayuda a sacarlos de casa sin usar toxinas ni envenenar tu medioambiente.

Si no tienes otra opción más que utilizar una trampa con carnada y un agente letal, elije un producto que contenga un ingrediente activo que no sea la brometalina.

La diafacinona y clorofacinona son anticoagulantes de acción corta, y la mayoría de los veterinarios conocen los métodos estándar de diagnóstico y tratamiento. Sin embargo, te reitero, no recomiendo utilizar estos productos si cabe la menor posibilidad de una alternativa.

En la medida de lo posible, evita utilizar pesticidas e insecticidas químicos en tu hogar o en tus mascotas, y nunca utilices productos anti pulgas/garrapatas para perros en tu gato.

Mantén fuera del alcance los pegamentos. Algunos de estos productos, como el Gorilla Glue®, se expanden significativamente una vez que se consumen y requieren ser extirpados quirúrgicamente. Aunque sea difícil de creer, de acuerdo con la Línea de Ayuda para Envenenamiento de Mascotas, tan solo 28 gramos de pegamento pueden expandirse al tamaño de una pelota de baloncesto.

Los productos con etilenglicol (anticongelantes) son extremadamente tóxicos y tienen un sabor dulce que puede ser tentador para las mascotas, sobre todo para los perros. El anticongelante a base de propilenglicol es una alternativa más segura si tienes un perro, sin embargo, no es seguro utilizarlo cerca de los gatos. Si derramas anticongelante, límpialo inmediatamente o dilúyelo con abundante agua.

Guarda cuidadosamente en un sitio alejado de las macotas todos los productos automotrices, como limpiadores líquidos de parabrisas o el líquido de frenos.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario