Esto puede dañar física y emocionalmente a tu mascota de por vida, por favor, evítalo

Escrito por Dr. Karen Shaw Becker
osteoartritis

Historia en Breve -

  • En los Estados Unidos, uno de cada cuatro perros desarrolla osteoartritis; más del 90 % de los gatitos de 10 años o más padecen artritis en al menos una articulación
  • La inflamación es una fuente importante de dolor en los pacientes con artritis, y debe ser tratada adecuadamente para conservar la comodidad y movilidad de las mascotas
  • La mayoría de las mascotas con artritis también tienen sobrepeso y el exceso de grasa es un factor importante en la inflamación
  • Los alimentos procesados para mascotas son la principal causa de obesidad, por lo que especialmente los perros y gatos con artritis, deben recibir una alimentación antiinflamatoria
  • El enfoque multimodal para controlar de manera efectiva la artritis en perros y gatos debería incluir un protocolo personalizado de suplementos orales y terapias naturales como el ejercicio acuático y la acupuntura

Al igual que los humanos, las mascotas pueden desarrollar y padecer osteoartritis (OA), que también se conoce como una enfermedad articular degenerativa (DJD, por sus siglas en inglés).

Alrededor del 20 % de los perros y gatos de todas las edades sufren algún grado de OA, incluidos 1 de cada 4 perros en los Estados Unidos. Al igual que en los humanos, este riesgo aumenta con la edad. De hecho, un estudio demostró que más del 90 % de los gatitos mayores de 10 años padecen artritis en al menos una articulación.

La inflamación es una fuente importante de dolor en las mascotas con artritis

La OA es una enfermedad inflamatoria articular crónica que causa dolor, malestar, rigidez, inflamación y cojera en las mascotas. Una de las formas más importantes de ayudar a los perros y gatos con artritis es mantener su dolor bajo control. Como lo explica la Dra. Robin Downing especialista en dolor veterinario:

“…Dejar el dolor sin controlar (o un mal manejo del mismo) nos conduce a una situación grave en la que el dolor pasa de ser una molestia menor, a reducir la calidad de vida de la mascota y provocarle un sufrimiento insoportable; en última instancia podría resultar en una patología física que provoca la muerte. Es decir, no es una exageración afirmar que el dolor mata”.

La inflamación es uno de los factores causantes del dolor en las mascotas con artritis, por lo que disminuirla es de suma importancia para conservar la comodidad y movilidad de tu perro o gato.

Además, la inflamación aumenta el riesgo de desarrollar muchas otras enfermedades graves, tales como la resistencia a la insulina y diabetes tipo 2, hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y respiratorias, rotura del ligamento cruzado craneal (LCC), enfermedad renal y menor esperanza de vida.

Otra enfermedad que se relaciona con la inflamación es el cáncer. La inflamación mata las células del cuerpo. También rodea las células con subproductos tóxicos de la inflamación que inhiben el flujo de oxígeno, nutrientes y productos de desecho entre las células y la sangre. Esto crea un ambiente propicio para que proliferen las células anormales.

El exceso de grasa es un promotor importante de la inflamación

Por desgracia, la mayoría de las mascotas con artritis ya tienen, o adquieren sobrepeso, en parte porque ya no pueden moverse cómodamente.

"La grasa blanca que se acumula en los pacientes con obesidad y sobrepeso, secreta hormonas inflamatorias y proinflamatorias que pueden promover y amplificar la sensación de dolor crónico", escribe Downing. "Por ello, normalizar la composición corporal, que reduce tanto el peso de la mascota como el tamaño de su depósito de grasa, es un componente fundamental de cualquier estrategia multimodal para el control del dolor".

Downing señala que reducir la cantidad de comida que consume la mascota sencillamente no es suficiente, porque, aunque la masa corporal disminuirá, el tejido adiposo seguirá siendo el mismo (en proporción al tamaño de un cuerpo de menor tamaño). “Es decir, un malvavisco de gran tamaño simplemente se convertirá en un malvavisco más pequeño", explica, por lo que es necesario brindarle una alimentación que permita que el cuerpo sea capaz de quemar grasas de forma selectiva para obtener energía.

El veterinario Dr. Ernie Ward, fundador de la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas (APOP, por sus siglas en inglés), considera que el exceso de grasa es una "tormenta de adipoquina" dentro del cuerpo de tu perro o gato:

"Las adipoquinas son proteínas de señalización producidas por el tejido graso", dice Ward. "La leptina, adiponectina e interleucina-6 (IL-6) son algunos ejemplos. Sabemos que las adipoquinas causan o contribuyen a cientos de procesos inflamatorios dañinos en todo el cuerpo.

Considera cada célula adiposa como una pequeña fábrica que extrae cientos de compuestos potencialmente tóxicos. Multiplica eso por millones o miles de millones en una mascota con obesidad. El verdadero peligro del exceso de grasa no es la grasa; es la inflamación que provoca esa grasa".

Ward cree firmemente que la inflamación es la mayor amenaza que enfrentan las mascotas hoy en día. Cada vez son más las pruebas científicas sobre el daño que el exceso de inflamación causa en el cuerpo.

Estoy de acuerdo, y creo que la grasa tóxica en combinación con un entorno tóxico (químicos para el césped, retardantes de llama/PBDEs, vacunas y pesticidas antipulgas y garrapatas, por solo nombrar algunos) junto con una nutrición deficiente a causa de la industria de los alimentos procesados para mascotas, garantiza al 100 % que las mascotas sufrirán al menos una afección degenerativa como la artritis a lo largo de su vida.

Los alimentos procesados para mascotas son un factor importante en la obesidad de perros y gatos

La mayoría de los veterinarios integrales, incluyéndome, consideran que los alimentos procesados son el mayor contribuyente a la obesidad de las mascotas. La mayoría de los alimentos procesados son biológicamente inapropiados para las mascotas y contienen exactamente el tipo de ingredientes que promueven el aumento de peso e inflamación corporal.

También es cierto que los perros y gatos hoy en día reciben cantidades excesivas de alimento y no se ejercitan lo suficiente, sin embargo, lo primero que examino en un paciente con sobrepeso es el tipo de alimento que consume. Analizo aspectos como su proporción de omega-6 a omega-3 en la alimentación.

La comida rica en ácidos grasos esenciales omega-6 y baja en ácidos grasos omega-3 (que es el caso de la mayoría de los alimentos procesados para mascotas) se relaciona con afecciones inflamatorias.

El alimento comercial para mascotas también suele ser rico en carbohidratos proinflamatorios, incluidos los granos procesados y de alto índice glucémico y vegetales con almidón como las papas o legumbres que contienen lectinas. Que una mascota consuma cualquier alimento seco, es una señal de alerta debido a que todas las croquetas contienen algún tipo de almidón ya que no es posible producirlas sin almidón.

Las mascotas con artritis y todas las mascotas deben recibir una alimentación antiinflamatoria

Todos los perros y gatos, sobre todo aquellos con afecciones inflamatorias como la artritis, deben recibir una alimentación adecuada para su especie, rica en humedad que esté nutricionalmente balanceada y sea antiinflamatoria, a base de alimentos naturales, enteros y reales, de preferencia crudos, orgánicos y sin transgénicos. Debe incluir:

Proteínas de alta calidad, que incluyen carne del músculo, órganos y huesos (las proteínas de fuentes de origen animal deben conformar más del 80 % de la alimentación de un gato)

Niveles bajos a moderados de grasa de origen animal (según el nivel de actividad de la mascota)

Altos niveles de EPA y DHA (ácidos grasos esenciales omega-3)

Unos cuantos vegetales frescos y con fibra, preparados como puré

Sin granos ni almidones

Un suplemento de vitaminas/minerales de alimentos enteros que cumpla con las deficiencias adicionales de vitamina E, D, zinc, hierro, cobre y manganeso que a menudo se observan en los tipos de alimentación casera, O BIEN, una cantidad suficiente de los alimentos que contienen estos compuestos difíciles de obtener, en su versión entera, todos los días

Complementos beneficiosos como probióticos, enzimas digestivas y alimentos súper verdes

Junto con una alimentación nutricionalmente balanceada y adecuada para la especie, es importante controlar las porciones de sus comidas. En la mayoría de las mascotas, esto representa una comida matutina y nocturna cuidadosamente racionada. No olvides considerar las calorías de sus premios.

También necesitas saber exactamente cuántas calorías debe consumir tu perro o gato al día. Utiliza estas calculadoras de calorías para determinar cuántas calorías debe comer tu mascota con el fin de bajar de peso o mantener su peso actual.

Suplementos naturales para abordar la inflamación y el dolor de la artritis

Los agentes condroprotectores (CPAs, por sus siglas en inglés) protegen las articulaciones, desaceleran la degeneración del cartílago, e incluyen sulfato de glucosamina, colágeno, MSM, membrana de cascarón de huevo, perna (mejillón de labios verdes), Adequan y miristoleato de cetilo.

Las sustancias naturales que pueden reducir o eliminar la necesidad de analgésicos en las primeras etapas de la artritis incluyen suplementos de omega-3 de alta calidad (aceite de kril), ubiquinol, cúrcuma (curcumina), alimentos súper verdes (espirulina, astaxantina), fórmulas antiinflamatorias naturales (como enzimas proteolíticas y SOD), remedios homeopáticos (por ejemplo, rhus tox, Bryonia y Arnica) y Complejo de Ácidos Grasos Esterificados (EFAC, por sus siglas en inglés).

He descubierto que el aceite de CBD es una estrategia muy segura para el manejo del dolor crónico a largo plazo y también hay hierbas y nutracéuticos de la medicina china y ayurvédica que pueden ser muy beneficiosos, dependiendo de los síntomas específicos del animal.

Otros métodos beneficiosos para tratar a las mascotas con artritis

Terapia de láser

Tratamiento quiropráctico

Dispositivo assisi loop

Caminadoras subacuáticas

Masaje

Acupuntura

Estiramiento diario

Te recomiendo llevar a tu mascota que padece artritis con un veterinario integrador al menos dos veces al año con el fin de hacerle una revisión de bienestar y verificar su estado de salud, además de evaluar el rango de movimiento de sus articulaciones y la masa muscular que está ganando o perdiendo y con ello ajustar su protocolo de tratamiento conforme sea necesario para garantizarle una óptima calidad de vida.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario